El Gobierno de España

En lo que llevamos de legislatura se han aprobado un total de ocho reales-decretos en el parlamento. Todos han sido aprobado gracias a los votos de PP, PSOE y CS. Y todos tienen en común que no se han podido debatir como leyes, es decir, con posibilidad de ser modificados por el resto de grupos políticos. Estos tres partidos votaron en contra de esa opción, que habíamos pedido todos los demás. En suma, se aprueban productos prefabricados fuera del parlamento por las cúpulas de PP-PSOE-CS. 

La ventaja de los decretos es que tienen una vigencia inmediata, que es algo que no ocurre con otras iniciativas parlamentarias, sobre las que PP y PSOE fingen discrepar, y que el Gobierno puede ignorar y no aplicar. Por todo esto y transcurridos casi cinco meses parece evidente que en España hay un Gobierno estable. Y que no es sólo del PP. Es el Gobierno del PP, PSOE y CS. Fingen pelearse entre ellos, pero co-gobiernan.

COMPARTIR: Facebook Twitter Pinterest Google Plus StumbleUpon Reddit Email

Comentarios

  1. Mucho ánimo, hay muchas cosas por hacer para conseguir un mundo justo y donde haya plena igualdad entre todos los ciudadanos.

  2. Ángel Ron hundió el Banco Popular.
    En 2007 el Banco Popular valía 20.000 millones de euros. Cuando Ángel Ron tuvo que salir del banco, su capitalización era de 3.000 millones de euros. Y ya no vale nada, sólo el Euro simbólico que ha pagado el Santander por él. Los accionistas lo han perdido todo, ahorradores que aportaran 2.500 millones en 2012, y otros 2.500 en 2016 para comprar acciones nuevas que hoy son papel mojado.
    Ángel Ron ha sido un verdadero incompetente para dirigir el banco. Engañó descaradamente a los accionistas, al asegurar que la entidad estaba bien saneada, para hacer esas ampliaciones de capital… que le permitían “salvar los muebles” de su penosa gestión. En 2006, tras la muerte de Javier Valls, se convirtió en presidente único. Y Ron, que es abogado y no economista, se embarcó en una fuerte expansión del crédito inmobiliario en un momento realmente malo. Y cuando el Popular estaba ahogado por estos créditos a promotores, Ángel Ron comienza una desesperada búsqueda de fondos: venta de activos no estratégicos; suspendiendo el pago de dividendos; cambiando hasta seis consejeros delegados para ver si alguno hacía un milagro…
    Para colmo de su ignorancia Ron se embarcó (2007) en la compra de TotalBank en Florida (USA), por 218 millones de dólares. Y remató al antiguo ejemplo de solvencia y rentabilidad de la banca española con la absorción de Banco Pastor en 2011. Ambas compras fueron un grave error.
    ¿Recuerdan a Pau Gasol como imagen corporativa del Banco?
    Cuando la burbuja del ladrillo pinchó en 2008 la entidad empezó a quedarse con activos inmobiliarios que no pagaban los préstamos. Y la morosidad de Banco Popular empezó a crecer sin parar, convirtiéndose en la entidad con mayor tasa de créditos impagados … incluso emitió 500 millones de bonos convertibles (2010) para reforzar su solvencia y amplió capital en 180 millones de euros para meter al Credit Mutuel francés como accionista.
    En 2012, el Popular registró unas pérdidas millonarias de 2.461 millones de euros, tras tener que provisionar 9.600 millones de euros. Ya era la crónica de una muerte anunciada. Aunque el expresidente cobrará una pensión de jubilación por 23 millones de euros… no es economista para saber gestionar un banco, pero es un mago para “su” economía. Ángel Ron pasará a la historia como el presidente más joven de un banco en España y como un nefasto gestor…
    “Aunque todo lo demás falle, siempre podemos asegurarnos la inmortalidad cometiendo algún error espectacular.” (John Kenneth Galbraith)

    Mark de Zabaleta

  3. CETA, sin “Z” de Zorro …
    El Comprehensive Economic and Trade Agreement (CETA) es un acuerdo amplio y ambicioso, en teoría muy positivo para la UE (Alemania) y para Canadá, y que entrará en aplicación lo antes posible…digamos lo que digamos en España.
    Existe una gran oposición al mismo tanto desde la izquierda como desde la derecha, por la pérdida de soberanía nacional, la creación de entidades “supranacionales” de resolución de conflictos entre empresas y Estados y por las diferentes regulaciones entre la UE y Canadá en ámbitos como el laboral o el medioambiental… Porque la cruda realidad, es que la CETA, que destruirá mucho empleo, beneficia directa y exclusivamente a las grandes empresas…principalmente alemanas. Porque nuestras PYMES venden casi todo dentro de la UE, mientras las industrias supranacionales podrán olvidarse de las regulaciones de los países en los que venden, ya que podrán apoyarse en sus regulaciones locales. Un chollo.
    Existe un interesante artículo de Keynes, poco conocido, que puede servir de referencia para nuestra política económica y que se titulaba: La Autosuficiencia Nacional, escrito en 1933 y publicado en la Yale Review, en plena crisis en Inglaterra. Ya no estaba “persuadido de que los beneficios económicos de la división internacional del trabajo sean comparables a lo que fueron”, aunque un nivel elevado de especialización internacional continuaba siendo necesario en un mundo racional.
    Sin embargo, para una gama de más en más extendida de productos industriales, e incluso agrícolas, Keynes no creía que las pérdidas económicas debidas a la autosuficiencia “sean superiores a las ventajas” que pueden obtenerse en el marco de una misma organización económica y financiera nacional. Y proclamaba: “Produzcamos en nuestro país cada vez que sea razonable y prácticamente posible, y, sobre todo, hagamos lo necesario para que las finanzas sean nacionales”.
    El verdadero objetivo del CETA (como el del TTIP) es cambiar la legislación europea y lograr que las grandes empresas canadienses y estadounidenses entren sin problemas en el mercado UE evitando las restricciones legales a sus productos. Los alimentos transgénicos, permitidos en Canadá, pero prohibidos en Europa, son uno de los grandes riesgos que nos traerá este peligroso acuerdo CETA.
    Y la competencia será tan dura… que llevará a muchas pequeñas empresas españolas a la quiebra. Porque, como dijo Adam Smith, el padre de la Ciencia Económica:
    “Un jardinero que cultiva su propio jardín, con sus propias manos, une en su persona los tres personajes, de propietario, agricultor y obrero. Su producción, por lo tanto, debe rendirle la renta del primero, la ganancia del segundo y el salario del tercero” …

    Mark de Zabaleta

Leave a Reply to David

You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>