En defensa de IU

Izquierda Unida define y decide su futuro en los próximos meses. Atacada una y otra vez desde todos los flancos, externos pero también internos, es la organización que más potencial transformador tiene de todas las existentes en la actualidad. No obstante, para muchos es una sorpresa que aún estemos vivos. Recuerdo a Paco Marhuenda decirme en privado hace unos meses que él contaba con que ya hubiéramos desaparecidos bajo el tsunami de Podemos. Afortunadamente para la izquierda y para las clases populares de este país, y desafortunadamente para los tertulianos que representan a la oligarquía, eso no ha sucedido.

Es verdad que lo hemos tenido casi todo en contra en los dos últimos años. Como consecuencia de errores propios pero también por un claro interés externo en quitar de en medio a la fuerza anticapitalista mejor organizada, hemos tenido que esforzarnos mucho para seguir teniendo presencia institucional. Cuando acepté ser candidato de IU, allá por noviembre de 2014, sabía perfectamente que íbamos a un escenario de resistencia lleno de obstáculos. Hoy, comenzando 2016, sabemos que no nos equivocábamos en absoluto.

Muchas veces algunos amigos que me quieren me han preguntado que por qué hice eso. Que por qué no me fui a Podemos, una organización en alza, y abandonaba así “un proyecto agotado”. Siempre sonrío. Y trato de explicarlo con amabilidad. Les comento que yo quiero ganar pero que para mí los resultados electorales sólo son un poco de información más, que lo que verdaderamente importa es la red de activistas y militantes comprometidos que, con una cultura política común, inciden en la vida de la gente. Que el mundo no se cambia sólo a través de las leyes. Y dedico minutos y minutos a explicar a mis amigos qué es para mí la transformación social… Pero al final el mensaje que mejor se entiende es el siguiente: porque soy comunista. Y es que ser comunista implica una serie de cosas que se sobreentienden por casi todo el mundo.

Ser comunista es defender un proyecto político basado en ideales de justicia social y derechos humanos. Es tener una aspiración ético-política sobre la sociedad del futuro. Pocos recordarán, a estas alturas, que el socialismo y el movimiento obrero fueron los responsables de mantener viva la llama de los derechos humanos desde 1794 hasta 1948. Y lo hicieron a un coste muy alto. Pero ser comunista es también sentirse parte de la misma historia de los que luchan por un mundo mejor, desde Espartaco hasta la Pasionaria, desde Robespierre hasta Anguita, desde Luxemburgo hasta Ernesto Ché Guevara. No son las mismas historias ni los mismos contextos, pero existe un hilo rojo de la historia que da sentido a la noción de progreso. Y es verdad que el materialismo histórico está tan dañado como la modernidad, que nos trajo guerras mundiales y bombas atómicas y no un paraíso terrenal. Pero también es verdad que sin principios, valores ni gente que lucha este mundo se hundiría en la competición salvaje del sistema más insaciable e inhumano que ha existido: el capitalismo.

Y para desplegar este/nuestro proyecto nos juntamos unos con otros; nos organizamos. Lo hacemos en los centros de trabajo y en las calles, en los institutos y facultades, en los pueblos y en las ciudades, y en todas partes construimos organización. Una organización para transformar el mundo en el que vivimos, para que nuestra gente abandone el reino de la necesidad y alcance el reino de la libertad. Por eso estudiamos, pensamos, debatimos y enseñamos, para tener ideología; y por eso elaboramos estrategias y tácticas, para convertirla en realidad. Miramos a las encuestas y a los resultados electorales, sí, pero mucho más el mundo real que nos rodea.

Conozco muy bien esta organización y sus debilidades y fortalezas. Soy militante desde el año 2003, un período muy difícil para nosotros y que para muchos significaba el fin de la historia; ya se sabe, el fin de las ideologías y la reducción de la política a la gestión posibilista del capitalismo. Ser comunista era entonces aún más complicado, aunque parezca extraño. En ocasiones incluso me sentía expulsado de mi propia organización por serlo. En el año 2008 no pude votar en las primarias entre la candidata comunista –mi opción preferente- y Gaspar Llamazares –entonces coordinador general y partidario de una política de extremo acercamiento al PSOE- porque misteriosamente mi nombre había desaparecido del censo. Porque yo era del PCE; comunista. Ni siquiera en aquellos momentos pensé en dejar de luchar, ni dentro ni fuera.

Tampoco ahora que otros han quedado deslumbrados por Podemos y han decidido abandonarnos y tomar una salida individual que daña al proyecto colectivo. Una ceguera causada por la idealización, cercana al enamoramiento, de nuevos fenómenos sociales que se analizan sin el menor atisbo de crítica. ¡Como si uno no pudiera reconocer lo que supone Podemos sin tener que engrosar sus filas o plantear al mismo tiempo sus inconvenientes y errores! El daño a la izquierda marxista es grande, pero de ningún modo determinante o definitivo.

En estos años de militancia he luchado también contra el neocarrillismo y contra los anticomunistas, que a veces van de la mano. ¿Recuerdan la alianza madrileña en las últimas elecciones municipales? El neocarrillismo propugna una salida puramente institucional, centrada en las elecciones, y en eso en nada se diferencia de Podemos. El neocarrillismo se embadurna de retórica ortodoxa vacía de contenido y se envuelve en banderas de patriotismo cuando detrás lo que hay es lo de siempre: deseos indisimulados de ser la izquierda del régimen, bien sea para cogobernar con el PSOE bien para sostener a las cúpulas sindicales en sus regresivos pactos con la patronal. Un neocarrillismo que a veces se dice comunista pero que vive de un marxismo fosilizado y simplista, alérgico al estudio y aún más a la estrategia política. Un neocarrillismo que niega la crisis de régimen y desconfía de las movilizaciones no sindicales (15M, Rodea el Congreso, PAH…). ¿Recuerdan qué dijeron algunos patriotas sobre las acciones del SAT o sobre Rodea el Congreso? En definitiva, un neocarrillismo que dice querer fortalecer IU pero sólo trabaja para constituirla definitivamente como partido clásico en el que las células vivas del PCE queden prisioneras y ahogadas.

Por todo ello, en estos momentos en los que nuestro país se juega tanto, un orden social y las formas de vida de las próximas generaciones, muchos vamos a dar la batalla. Pues un mundo mejor requiere instrumentos adecuados para construirlo. Daremos la batalla para no dejar al alma podemita o al alma neocarrillista esta organización. La batalla para que la militancia tome la palabra. La batalla para que IU vuelva a ser lo que nunca debió de dejar de ser: un organismo vivo, un movimiento social de carácter republicano, feminista, ecologista y democrático-radical, un instrumento para la transformación social, una organización que continúe el hilo rojo de la historia. Y un espacio desde el que el PCE pueda desplegar su mejor tradición: la de Pepe Díaz y la unidad popular. Y es que algunos somos, mal que pese a tantos, comunistas.

COMPARTIR: Facebook Twitter Pinterest Google Plus StumbleUpon Reddit Email

Comentarios

  1. Posiblemente el gran error de las siglas IU esté en su alejamiento del verdadero sentir de los comunistas del pueblo…que no se ven realmente representados en IU !

    Saludos

  2. IU se ha convertido en una herramienta que ha superado a su creador, el PCE. Se ha convertido, también, en un partido más del sistema, completamente aburguesado, olvidando que su objetivo es de tratar de destruir las instituciones capitalistas desde dentro.
    Coincidiendo con Mark Zabaleta, pocos somos los comunistas que tratamos de levantar IU o el PCE desde dentro. Creo que es necesario fortalecer el partido comunista y ser capaces de ver que es imposible desarrollar una alternativa anticapitalista en una coalición socialdemócrata en la cual la mitad de sus miembros quieren parecerse al PSOE.
    Un saludo.

  3. Fernando Béjar 9 febrero 2016 at 11:17 · · Responder

    Al contrario que tu, querido Alberto, porque soy comunista dejé el PCE e IU, porque soy comunista apoyo a Podemos como herramienta de cambio. Y como yo, muchas más. El tiempo dirá quien tenía razón, pero entre tanto, no te apropies del hilo rojo, del que muchas nos sentimos parte y consecuencia, y no uses el ser comunista para justificar tus errores o aciertos. Yo con orgullo digo, porque soy comunista, soy de Podemos

    • pilar miguel 9 febrero 2016 at 13:22 · · Responder

      Podemos es una pirámide bien sujeta a una coleta, que aclaró ser social demócrata. Bien hiciste en coger el hilo amarillo

    • Si, si. Comunistas de la OTAN. Muy coherente con el “hilo rojo”… En fin.

    • Rojo? Mas bien morado tirando a Otanista. Y aderezado con grandes dosis de desverguenza, como muestra tu comentario. Sigue sigue en Podemos. Los como tú mejor ahí que no en IU. Se podria ser rojo y estar en Podemos si no fuerais tan soberbios y chuloplayas, pero parece q no lo podeis evitar.

      • @Fernando Bejar, Floz, Pilar Miguel y AITOR, no se porque debatís sobre si es posible ser comunista o no en PODEMOS, el compañero de PODEMOS no creo que mienta al decir que es comunista. Pero también quiero recordar a los cuatro, que durante tiempo y no recuerdo que hacen ahora, el Partido Comunista Argentino pedía el voto para el Peronismo, y eso desde antes de los Kirchner.
        Fijaros iba a decir que lo incongruente para un-a comunista es no estar organizado con sus camaradas, pero parece que se puede estar organizado entre iguales y no por ello tener garantía de incoherencia.
        Lo que sólo nos deja como críticas sustanciales al compa Fernado Bejar, aquellas recibidas por las políticas concretas de PODEMOS, muy atinadas, por cierto y que muestran la incoherencia entre militar en un partido que no se reconoce y niega tu ideología.

        Saludos Cordiales.

        • Ya, claro, políticas acertadas… Como “Kichi” en Cádiz con las procesiones religiosas y las hermandades, o como en Gijón entregando la ciudad al Partido Phranquista mientras critican que IU no avalara al PsoE en Extremadura en 2011 y por tal exigencia de sus militantes se abstuvieran en la investidura, o renegando públicamente de la Venezuela bolivariana y llamando a los criminales golpistas “presos políticos”, o ser más veletas que las mismas veletas, o tener gentuza fascista como Ynestrillas, o tener un general pro-OTAN que participó en ek crimen internacional contra Libia, o ser un producto del anti-Siria y anti-Libia Santiago Alba Rico, o decir de ellos el mandamás de la patronal española que ya no les teme si llegan al poder, o…
          Ahora me entero yo de que todas las barbaridades, incoherencias, zancadillas, etcétera, no los hacen merecedores de ser repudiados por toda persona honesta y con la cabeza en su sitio que defienda el comunismo.

    • ¿Un comunista en Podemos? Y yo que pensaba que Podemos no era de derechas ni de izquierdas…Alguien me ha engañado.

  4. Alberto, te he visto tanto en Málaga (cuando aún yo vivía allí) como en Alicante, en el mitin que diste en el pabellón pequeñito de la Florida/Benalúa. Te sabes manejar muy bien ante micrófonos y ante el público, pero vendes una imagen que no se corresponde con lo que escribes/dices en público.

    En público esgrimes una defensa de IU/PCE digna del mismo Gerardo Iglesias, pero mientras que tu boca dice una cosa, tus manos y tus acciones indican otra. No puedes vendernos la defensa de IU cuando hace tan solo unos días decías: http://www.eldiario.es/politica/Alberto-Garzon-replica-Cayo-Lara-gallegos-catalanes-confluencias_0_481552022.html

    Alberto, nos estamos quedando sin partido, que a ti te parecerá todo muy bonito y de color de rosas eso de “confluir” “el cambio de la gente” y otras magufadas que venden los morados, pero la realidad es que sin un PCE/IU con representación en el congreso, muchas voces quedarán en silencio por falta de representación. No se trata de “crear un instrumento que lleve la voz” y dejar de lado las siglas, no. Las siglas son lo que nos identifica, PCE. En Podemos se avergüenzan si les relacionan con la izquierda, en el PSOE hace tiempo que abandonaron la izquierda y el único partido que queda y representa a la izquierda quiere verse diluido (gracias a su candidato a la presidencia, es decir, tú) en una amalgama de partidos que poco o nada representan los ideales de la izquierda.

    Ir en confluencia con gente que acepta la OTAN, que antepone el interés de los mercados (eléctricas, grandes empresas…) al de los trabajadores y ciudadanos, que varía su republicanismo “en base a lo que decida la gente”… En resumen, ir en confluencia con gente así supone el fin de IU/PCE.

    Un saludo.

    • Fundador local 9 febrero 2016 at 21:45 · · Responder

      Aqui los únicos que renunciaron a combatir a la OTAN fueron los de IU en el año 2000: pacto electoral PSOE-IU.
      Los únicos que se alinearon con los defensores de según que guerras son los de IU en el año 2003: guerra de Irak.
      Los únicos que defienden estrategias aplastadas por la Troika son los de IU en el año 2014: Varoufakis de Grecia.
      Los únicos a los que no les importa fenecer sin plantear una batalla digna son los de IU en el año 2016: Alberto Garzón.

      • ¿IU con el PP en 2003? ¿Varoufakis con la Troika? Pásame lo que te fines que prometo que, a pesar de ser un antidrogas y antiborracheras radical e intransigente al máximo, experimentaré esas alucinaciones.
        Tú o estás hecho polvo de la cabeza o eres un trol de tomó y lomo, y no te lo dice ningún afiliado sino un tío totalmente “independiente”.

        • Fundador local 10 febrero 2016 at 23:26 · · Responder

          Te lo explico: IU se alineó con el PSOE en 2003 en contra de la guerra de Iraq, pese a que ese partido tenía una gran tradición de implicarse y de hasta apoyar varias guerras durante el siglo XX. Entonces, para tu asombro, el PSOE ha sido defensor de algunas guerras, y con ellos IU parecía ir encantado a las manifestaciones preelectorales. Pero es que además está por ver que el PSOE se haya vuelto un partido que no enfrenta a los trabajadores de un país con los de otro. Puede que sigamos viéndolo en un futuro, espero que muy lejano.
          Por cierto, el PP también defiende guerras pero yo no he dicho que IU se alineara con ese partido

          Te explico también: IU se alineaba y se alinea con la estrategia seguida por un ministro de economía griego llamado Varoufakis, cuando Grecia no tenía ni tiene ninguna capacidad de maniobra en la negociación con las instituciones europeas, mucho más cuando la socialdemocracia europea estaba y continua estando puesta de espaldas frente a la crítica situación del país heleno.
          Por cierto, no hay que confundir una mala estrategia en la UE con el hecho de pretender estar con la Troika.
          Varoufakis e IU son malos estrategas pero yo no he dicho que estén con la Troika.

          Bien, ahora habrá quedado todo esto especialmente claro hasta para ti.

          Espero que no pretendas nuevamente buscarme otra vez las vueltas.

  5. Un lúcido y responsable artículo, como siempre. Me pregunto dónde estaríamos si no fuera por Alberto. Su definición de comunista es de lo mejor que he leído últimamente. Salud y República

  6. La lucha ahora debe ser contra la UE y el €uro, para la soberanìa nacional! Solamente siendo libres se puede piensar en una sociedad mejor.
    No es necesario salir del €uro de inmediato, se puede empezar introduciendo los certificados de credito fiscal como moneda, acabando asì con la austeridad. Hay también el plan de Warren Mosler para recuperar la soberanìa monetaria sin convertir las cuentas bancarias. Màs de 32% de los españoles quieren salir del €uro y actualmente no hay ni un partido que los representa, IU tiene todas las potencialidades de ser aquel partido!

  7. elecciones son un poco mas de informacion
    los partidos son herramientas cuando ya no valen (no se tiran) pero se crean otros.
    por la
    Unidad Popular Republicana
    el Partido Comunista de España
    Tambien necesita reorganizarse
    Comunista´s
    Salud y Republica.

  8. Queridas todas y todos.

    Desde el respeto, aprecio y gratitud a Alberto Garzón.
    Comunista o no, participo de la mayoría de los conceptos que Alberto expone en sus textos. Como casi siempre algún pero, pretendidamente positivo
    Ser, “un organismo vivo, un movimiento social de carácter republicano, feminista, ecologista y democrático-radical, un instrumento para la transformación social, una organización que continúe el hilo rojo de la historia”
    Republicano, queda bastante claro
    ¿Feminista?. Posiblemente esta expresión tiene tantos significados asociados que, excepto un pequeño grupo de irreductibles, la suscribe la mayoría de la población.
    ¿Ecologista?. Otro tanto. O peor, puede cobijar actitudes totalmente contrapuestas.
    ¿Democrático-radical?. ¿Qué significa concretamente?
    ¿Hilo rojo de la historia?. ¿Cuál de la variedad de tonos del color rojo?.

    Salud y saludos

  9. Ningún comunista que se precie puede pertenecer a podemos, es algo totalmente contradictorio. Alberto representa precisamente la nueva imagen que debe tener Izquierda Unida y que ya se encontraba obsoleta. Aquellos que se dicen llamar comunistas pero prefieren estar en otras organizaciones que no representan ni de lejos sus ideales comunistas simplemente en mi opinión han dejado de serlo, han tirado la toalla y se han olvidado del verdadero espíritu de lucha reivindicativa qué principalmente tiene que ser desde el propio interior de las organizaciones. Si realmente pensamos que podemos es una herramienta de cambio estamos equivocados

  10. MANUEL GARCIA 9 febrero 2016 at 14:50 · · Responder

    Estoy muy de acuerdo con lo que escribe EDUARDO RUIZ.
    Lo que escribes aquí y en otros sitios está muy bien y estoy de acuerdo con ello.
    Te voy a poner el comentario que ha puesto una compañera de mi asamblea en whatsapp:
    “Este Garzoncito es más listo, cómo sabe reglar el oído cuando se huele que la gente lo está poniendo contra las cuerdas…”
    Y esto está muy extendido en mi asamblea y, por l que yo sé en otras muchas.
    Voy a poner dos ejemplos.
    En Cataluña EUiA negoció la confluencia con los demás. Se llevó el acuerdo a referéndum de la militancia, el resultado fue que las tres cuartas partes votó en contra. Esa tarde Nuet dijo en twiter que iría EUiA solos a las elecciones y que sus votos servirían para contribuir a que se llegara al 5 % y se tuviera grupo parlamentario. Esa tarde-noche Nuet negoció de nuevo la confluencia y el órgano director de EUiA aceptó el nuevo pacto. Creo que se debería haber consultado nuevamente a la militancia dado el fuerte rechazo anterior.
    En Galicia el acuerdo de confluencia no se hizo público, permaneció secreto. Mal estilo. Además en la campaña electoral se mintió al electorado. El 23 de agosto pasado en El Faro de Vigo, Carolina Bescansa, y de esto sabe bastante, dice textualmente: “Podemos ofrece autonomía a la Marea pero es imposible que tenga grupo parlamentario”. Se puede leer en El Faro. Luego en En Marea sabían que lo que se vendía a los electores era más falso que una moneda de tres euros.
    Mi parecer es que estos pactos de confluencia no se llevaron bien, no se contó con la militancia, se pactaron en las cúpulas.
    Pues bien, pese a todo esto has defendido esas confluencias como si en ello te fuera la vida. LOS HAS PUESTO COMO EJEMPLOS de confluencias. Si esos son tus modelos de confluencia, a muchos militantes del PCE y a muchos de IU no nos gustan.
    Hay un refrán que dice: “Obras son amores y no buenas razones”. Pues bien, dices buenas razones, pero tus obras no son amores.
    No me gustan as opciones políticas que se basan en liderazgos, y me temo que esa es la deriva que lleva IU.
    Un saludo.

  11. De acuerdo contigo, Alberto: lo tenemos casi todo en contra: el inmovilismo del PC, al que pertenezco, cuyos mandos tendrían que permitir ponerse en marcha tras lo que por ahora es solo utopía, pero nuestro convencimiento, la creación de podemos, que aglutina tanta gente vendiendo ilusion y apariencia de protagonismo, consiguiendo antes la masa crédula que los fundamentos según los cuales actúan; y esta sobre todo el poder capitalista, aplastante de toda iniciativa y acción que defienda a las personas.
    En nuestra formación tenemos las ideas, la fuerza, la entrega, la coherencia y las soluciones, pero nos falta ser escuchados y entendidos, para convencer a la gente a pesar de tantas tergiversaciones de quienes no luchan por lo mismo.
    Lo tenemos muy difícil, pero aún así, ¡sigamos adelante!

  12. Sinceramente, creo que cuando se está negociando con el PSOE un posible gobierno de progreso o un acuerdo de investidura, caracterizar al neocarrillismo como aquel movimiento que acuerda con el PSOE, desorienta: “deseos indisimulados de ser la izquierda del régimen, bien sea para cogobernar con el PSOE bien para sostener a las cúpulas sindicales en sus regresivos pactos con la patronal.”
    Igualmente cuando se ha dado tanta importancia al papel de los sindicatos (cuyas cúpulas son el reflejo de su propia realidad), una crítica tan desaforada a sus direcciones, desorienta. Y no es que no se comparta crítica respecto a las direcciones sindicales, pero no cabe, defender el sindicalismo in abstracto y atacarlo en lo concreto. Porque huelga recordar el post que se dedicó al papel que juegan los sindicatos como barrera ante los intereses de la patronal, y aun siendo críticos, tenemos los sindicatos que tenemos. Criticarlos desaforadamente en lo general y abstracto, nos puede llevar en lo concreto a coincidir con el TDT party, contra el sindicalismo –el mayoritariamente existente-, por muchas simpatías que uno tenga en SAT, LAB, o CGT, desgraciadamente no son mayoritarios.
    Comparto totalmente lo dicho a Gaspar Llamazares, el que escribe voto a Marga Sanz en la ocasión comentada, y veía su papel en los medios como el Alfonso Guerra del momento. Pero hacer mención a papeles pasados de Gaspar (aunque compartidos) está de más, por no contribuir al entendimiento entre sensibilidades y corrientes.
    Si para dar consistencia a nuestras posiciones actuales, tenemos que referir distancia sobre las pasadas de otr@s compañer@s, mala cosa.
    Términos como patriotas, neocarrillistas y otras lindezas no son necesarios para discutir contenidos políticos, sólo contribuyen a crear trincheras nominales, emocionales, todas ellas a su manera identitarias, que fomentan la incomprensión bloqueando el entendimiento, lo que inevitablemente nos lleva a la ruptura.
    Ruptura, escisión que en este contexto nos puede llevar a la liquidación, tanto cuando la misma se produce por una propuesta de expulsión de los diputados en las confluencias, como si la ruptura es provocada por otras cuestiones .
    Los comunistas somos muy grandes, no vamos a discutirlo entre comunistas, pero queremos sumar y encontrarnos con quiénes no son comunistas – y no creo que haya más distancias sustantivas dentro que fuera de la organización-. Al mismo tiempo no creo que vaya en el tamaño del comunismo y su corrección la diferencia entre aquellos que formaban el PTE, y quienes hoy somos parte del PCE, mientras la coyuntura crítica temporal de nuestra organización se asemeja a la que llevo a la implosión del PTE, cuyo iniciador fue una crisis de dirección.
    O reconducimos los términos y formas del debate, o probablemente con independencia de las voluntades individuales pongamos en marcha el reloj de la implosión.
    La responsabilidad de todos los actores es importante en dicha lid, pero sobre todo de quiénes son mayoritarios en los órganos de dirección, y presupongo que en las bases de la organización.
    Desde el activismo social comprendí que las propias acciones o declaraciones nunca debían empujar a distanciar hasta romper la comunicación (que no es lo mismo que la lucha). Ni tan siquiera cuando entendiera que los dirigentes de las mismas buscaban la ruptura, porque en tal caso (y sobre todo si estaba en posición de mayoría), sólo contribuiría a la ruptura pretendida por ell@s. Máxime si como ahora se opina, que cualquier acto animando la ruptura, venga de donde venga, provoca la desaparición. Debemos debatir, hacerlo hasta la extenuación, pero cuidando las formas y el lenguaje, desde lo sustantivo y racional-político, sin nominalismos, etiquetas, o desde la emoción. Sobre todo porque no se puede debatir desde la desconfianza, ni tiene sentido.
    Como ves el comentario versa más sobre las formas y lenguaje que sobre contenidos, lo sustantivo, como ocurriera con el post anterior. Dado que no tiene sentido discutir el futuro, de lo que con las actitudes de Tirios y Troyanos, no exista.
    Estamos en el punto en que desaparece el debate sustantivo, y el propio debate se convierte en incomunicación, pasando a ser guerra de trincheras. Reconducirlo es importante para la supervivencia de un colectivo organizado en la izquierda, la implosión no lo es sólo de IU, también de todas sus realidades organizadas en ellas. Quizás quedaría algo como el Partito della Rifondazione Comunista, pero no creo que sea lo pretendido.

    Ánimo, talante, generosidad, comprensión y debate.

  13. Ah!, se me olvidaba.

    ¿Algún día, los grupos, e incluso las personas aisladas, auto-situadas en la izquierda socio-política, dejarán de percibir su verdad como absoluta?. ¿Algún día los auto-llamados comunistas (u otra denominación izquierdista) desconectarán su impresora o “cicostil” generadora de carnets?. ¿Algún día el ánimo, la generosidad, comprensión y el debate iluminarán lo que el estómago (u otras partes nobles de nuestra anatomía) oscurece?.

    Sigo, como votante huérfano, esperanzado en personas que, como Alberto, intentan compatibilizar lo que piensan, con lo que sienten y con lo que pueden, sin rendirse a la incapacitante confusión que pensar, sentir y poder (o no poder) genera.

    La esclavitud, resuelta en determinados países pero presente todavía en demasiados, ha ido venciéndose con determinación, tenacidad, coraje, inteligencia, esfuerzo y sentido de la realidad. La esclavitud-asalariada, en la que ahora convivimos , está en fase muy inicial de su camino de resolución. La energía empleada en definirnos, no me parece conduzca a otra cosa que al desperdicio. No se.

    Mensaje: sumemos y sigamos.

    Saludos

  14. Si no hablamos de política e intereses económicos arderemos como organización, en fuego fatuo cocinado en nuestra propia podedumbre intelectual e insignificancia socio-política.
    A groso y telegráfico modo, tras la 2ª Guerra Mundial se implementarón en nuestra área geopolítica y económica, directrices keynesianas, con el estancamiento económico de los 70 se alumbro el neoliberalismo, que alcanzaría su apoteosis en los 80 con Reagan y Thatcher. Y con las políticas neoliberales llegamos a la Gran Crisis actual, que explosiona entorno al 2007-08, y cuya salida ha venido no a cuestionar sus política sino redoblarlas. Si las sanguijuelas te provocan anemia, doblas la dosis de sanguijuelas es lo que requieres.
    Nadie en IU cuestiona el diagnóstico, ni la estrategia de como superar el mismo, no son estas cuestiones principales las que nos distancian. Ni tan siquiera el papel de los movimientos sociales, la crítica al institucionalismo, electoralismo, con independencia de sensibilidades distintas, fobias o filias a dichas acciones.
    Nadie en IU cuestiona el papel de los movimiento sociales, de la lucha social, y que la electoral es un reflejo de la misma. Esas cuestiones no son las que crean distancias, sino acciones o dilemas concretos en una situación difícil y crítica siempre, que llamamos ombliguitis.
    Desgraciadamente con independencia de la resoluciones que adoptemos, no vamos a cambiar nosotros la realidad, a lo más conducirla en su propia dirección.
    Mirad Lenin es un incomprendido, cuando dice el partido debe organizar la Revolución, no dice crearla, o iniciarla, sino organizarla. Ni las personas, ni la voluntad de una organización, menos aún la bolchevique (minoría) puede iniciarla o crearla, sino que como siempre es el momento histórico el hacedor, con sus vinculaciones materiales.
    No podemos buscar distancias entre nuestros semejantes, camaradas o compañer@s de organización, sino dilucidar y abordar las diferencias concretas que en realidad nos distancian.
    Hasta ahora las distancias sustantivas que veo son cuestiones muy concretas, valoraciones muy parciales, y en base a ellas no podemos montar luchas.
    Si la diferencia esta en radicalidad democrática, que se concrete las proposiciones a debatir y resolver.
    Si la diferencia esta en las alianzas sociales o con partidos políticos, que se concreten las posiciones a debtir y resolver.
    Si la diferencia esta en nuestras relación con el movimiento sindical …
    Si lo es con la forma de abordar la alternativa ecológica …
    Si con el feminismo…
    Si con resistencias a la incorporación del activismo social…
    Si con….
    Pero no hagamos debates hueros que no entedemos quienes estamos art@s de ell@s, y tras los mismos nunca apreciamos distancias sustantivas en la práctica y cultura de la izquierda que trascendieran en su base orgánica y menos aún en la social (ni tan siquiera de la “novedosa” Podemos).
    Puedo comprender a Cayo Lara cuando se defendía de acusaciones de identitario y otros extremos en el pasado consejo federal, también a Alberto cuando hace lo propio respecto de otras tildándole de pro-podemos u otras lindezas. Pero no comparto con ningunon de ellos (con Gaspar tampoco), el tono y lenguaje que se esta usando, humanamente comprendo su actitud pero políticamente rechazo sus formas.
    Por favor, discutamos de lo concreto, no vayamos a crear bloques ideológicamente confrontados de forma ficticia, para justificar posiciones concretas, vengan de aquí o de allí.
    Concretemos las diferencias, abordémolas, debatámolas, superémolas, si es necesario con la fuerza de los votos al no ser posible el consenso, pero no creemos o traslademos trincheras que en realidad no existen.

    Saludos Cordiales.

  15. No. No. Y mil veces no.
    Al menos ese no es el comunismo de Marx. En Marx no hay una postura moral de principio, y mucho menos ética. Que no, y que no. Que Marx es el primer gran crítico a los Derechos Humanos (por insuficientes y por abstractos: por busrgueses). Porque parten del individuo abstracto (el individuo es una abstracción, que decía Hegel). El punto de partida de Marx no puede ser ético: porque la ética es individualista (trata sobre la salud y fortaleza del individuo) y Marx es SOCIALISTA. El COMUNISMO es socialismo, precisamente porque nace de la consideración de que el hombre es SOCIAL, no por naturaleza, sino por HISTORIA, porque es un animal que trabaja cooperando. No podemos caer en un socialismo sentimental, ni lastimero, ni eticista. Esa es nuestra muerte; es caer en el pensamiento burgués, individualista-burgués que pone al individuo y a sus derechos como ciudadano en primer lugar.

  16. MUY BUEN ARTICULO EL DE ALBERTO GARZON.
    Si le diria que en sus discursos comunistas por supuesto, hable mas de las desigualdades entre hombres y mujeres, de FEMINISMO. Alberto Garzon Representa y mucho a IU pero la IU de hoy tiene que tener otro planteamiento. No tan corsetado. E intentar lograr una Sociedad con una ideologia donde la EDUCACION PRIME. Empezando por los propios militantes, que muchas veces creo que no quieren que la izquierda progrese.

  17. “Yo soy partidario convencido de la igualdad económica y social, porque sé que, fuera de esta igualdad, la libertad, la justicia, la dignidad humana, la moralidad y el bienestar de los individuos, así como la prosperidad de las naciones no serán nunca nada más que mentiras.”
    (Mijaíl Bakunin)

    Y desde IU este sueño nunca podrá ser planteado…

    Saludos

  18. José Rojas Lanzarote 9 febrero 2016 at 20:11 · · Responder

    Compañero y camarada, te olvidaste de “un carácter LAICO”.

  19. Voy a romper con tanta erudición escribiendo en lenguaje sencillo y llano.
    No soy militante de IU, ni del PCE, tampoco de Podemos. Pero si votante de IU.
    Soy una simple trabajadora sindicalista, no afiliada a uno de los grandes sindicatos subvencionados que ni luchan para ni por el trabajador, pero tampoco al sindicato supuestamente limpio y nuevo salido de las migajas de los caídos de las listas de Podemos.
    Desde fuera lo que se ve de IU es la desunión, las batallas internas. Y eso hace que pierda muchos seguidores. Alberto Garzón, al que me entusiasma oír más que leer, tiene en la “vieja guardia” un gran enemigo. Pocos cambios puede haber cuando internamente hay tanto conflicto unido a la deuda contraída con los bancos. Problema muy serio y no menor. IU no tiene la libertad de hacer borrón y cuenta nueva.
    A mi simple modo de ver y desde la distancia de no estar afiliada, creo que es tiempo de unir y no separar. Como dijo Anguita es tiempo de hacer a un lado las siglas para prevalecer las ideas.
    He leído el post y todos los comentarios y están muy bien pero con todo el respeto, dejaros de discursos grandilocuentes (hablando sois más llanos, escribiendo sois más redichos) para demostrar quién sabe más y bajar a la realidad.
    La realidad es que vivimos en una sociedad formada en su gran mayoría por trabajadores desempleados y los empleados estamos perdiendo cada día más derechos y trabajamos en peores condiciones, con salarios que nos mantienen en la pobreza. El PP nos ha llevado a esto, ayudado por el PSOE y todo ello sin que los dos grandes sindicatos se opusieran porque están más interesados en besar las manos que les dan de comer.
    Los trabajadores somos los que estamos impidiendo los desahucios, los que pagamos impuestos para que políticos desalmados nos roben y luego nos castiguen con recortes en sanidad, educación, dependencia.
    Mis padres no han estudiado, no saben lo que es un liberal o un neocarrillismo pero sí saben lo que es luchar por dar un futuro mejor a sus hijos.
    No confundáis lo importante de lo urgente. Dejaros de peleas internas, que no de debates, que son imprescindibles siempre. Comunistas, no comunistas, los del PCE y los que no. Haced honor a las siglas y uniros porque todos sois de izquierda.
    Podéis disentir pero no tiraros los trastos a la cabeza. Con un partido unido y fuerte podréis encontrar la mejor manera de solucionar el problema económico. Hecho que hará más fácil la confluencia (imprescindible en los tiempos que corren), con otros partidos de izquierda que no quieren heredar las deudas que arrastráis. Ningún partido tiene el empuje suficiente por lo que hay que unirse y no dispersarse. Eso no se traduce en venderse, rendirse o claudicar, si no en hacer un ejercicio para encontrar puntos de unión.
    Así nos demostraréis a los no afiliados pero votantes y sobre todo a los que son de izquierda y no os votan, que IU es el referente de la verdadera izquierda, os seguirán y os votaran.

    Pido disculpas por si he ofendido a alguna persona porque no es mi intención. Lo expuesto, como he dicho, es lo que se ve e intuye desde fuera. La realidad la desconozco

  20. arnaldo martin 9 febrero 2016 at 21:40 · · Responder

    Estoy de acuerdo con el artículo, al completo.
    Pero no se yo si hay lecturas entre líneas. Soy jugador de ajedrez y entiendo que un movimiento, aunque sea legítimo y adecuado, a veces no es oportuno. Es la única razón que se me ocurre por la que no debamos exigir a nuestros diputados de las confluencias que formen grupo con IU, que no es el momento oportuno. ¿Porque se me escapa?.

    Y no me gusta porque yo me guio por la convicción y no por la fe y la confianza.

    Para mi los tres diputados de IU deben formar grupo con IU o ser expulsados y espero que este artículo no tenga segundas lecturas o mensajes entre lineas. No es propio.

    Por lo demás, en una lectura abierta, sin mensajes ocultos y oscuros, de acuerdo.

  21. Manolo Sánchez 10 febrero 2016 at 00:52 · · Responder

    Gracias por el artículo. Subrayo “sin principios, valores ni gente que lucha este mundo se hundiría en la competición salvaje del sistema más insaciable e inhumano que ha existido: el capitalismo.” Soy militante de IU y creo en la necesidad de fortalecer una Unidad Popular que agrupe a tod@s cuanto creemos que los problemas del pais tienen su solución desde la izquierda.

  22. Ricardo Llevata 10 febrero 2016 at 01:20 · · Responder

    ALBERTO defiende a IU desde la identidad comunista sin establecer la diferencia entre ambas. Una cultura política, la comunista, responsable de su crisis permanente desde 1986. Eso no es IU, eso no es un proyecto de Convergencia, eso es la defensa de una «correa de transmisión» del PCE, de una «marca blanca» con rostro amable que le permita mantenerse con vida. Pero con el leninismo y el estalinismo en la mochila, camuflados entre tanta incoherencia. Critica Garzón el «neocarrillismo» y criticaba estos días pasados el «neoeurocomunismo». Critica por tanto la única oportunidad que el PCE ha tenido de democratizarse y asumir las libertades políticas en cuanto componentes de un proyecto de transformación social. Sobran Carrillo, el eurocomunismo… la Transición… Ahora ya no, ahora volvemos al triste discurso de las «libertades formales» (¿precindibles?) frente al «socialismo» (la única democracia posible). Dogmatismo y vuelta a las catacumbas. Lo peor de IU (su tutela vanguardista) en la figura de un joven de aspecto inofensivo. ¡Qué peligroso

  23. Pues yo como comunista lo que defiendo es que mi partido pueda posicionarse sobre lo que considere y como considere, sin estar preso de una organización burocratica, instiucionalizada y electoralista como es IU, que impide que el PCE se desarrolle y pueda tener un proyecto estrategico propio, la Unidad Popular desde la movilizacion social, a cambio de mantener a toda costa grupos parlamentarios e instiucionales

    Quiero poder decidir, sin condicionamientos, cual es la politica de alianzas de mi organizacion, sin tener condicionantea federales ,ni europeos debidos a las políticas de alianzas de IU (PIE, Cataluña, Galicia)

    Y quiero en definitva, poder ser consecuente con los analisis que hacemos y si identificamos en la fase actual a la Monarquía, la UE y la OTAN como los principales obstaculos a superar para satisfacer las necesidades inmediatas del pueblo trabajador, no podemos permancer subsumidos en estructuras organicas que no ven problema alguno en vegetar dentro de esas tres coordenadas.

    PD: para marxismo fosilizado, el marxismo academico que vive y piensa como si la XI tesis sobre Feuerbach no se hubiese escrito nunca

    • @Angel, no creo que nadie coarte al PCE: coartar, manipular, controlar, influir, determinar, no son más que expresiones referidas a la interacción, valorándolas, y éstas -las interacciones- siempre son en direcciones múltiples. No creo que nuestro Partido este coartado por IU,sólo tienes que darle un repaso a sus dirigentes y cuantos de ellos son camaradas. Camarada creo que es mejor hablar de lo concreto, de las acciones, propuestas y medidas concretas, y pienso además que probablemente estes de acuerdo en lo dicho(que no quitan ni ponen hierro en tus palabras, simplemente ponderan las responsabilidades).
      Seguro que como a la gran mayoría nos gustaría empezar a hablar de como se aplicará y entendemos la radicalidad democrática, del programa, de como concretamos orgánicamente un espacio de unidad popular…, desde lo concreto, donde seguro que seremos mayorías desbordantes los que nos encontremos.

      Salud

      Democracia(gobierno del pueblo) o Barbarie.

      • Entenderas que los debates sobre lo concreto, se den en los órganos correspondientes. Este tipo de foros es util para hablar sobre generalidades.

        En cualquier caso, por ejemplificar en el pasado congreso del PCE se aprobaron unas tesis sobre la UE y el Euro que nunca se pusieron en práctica, no se hizo agitación con ellas, ni se llevaron a frentes de masas, ni se trataron de impulsar en IU para que fuesen hegemonicas. Eso es estar cautivo, y obviamente, los cuadros de direccion del PCE son responsables de ello.

        Otro ejemlo concreto, fue la epoca del cogobierno con el PSOE en Andalucia, donde el PCE marcaba lineas rojas que no se debian sobrepasar y el gobierno psoe-iu las rebasaba una y otra vez, con la connivencia de la dirección andaluza del PCE.

        Y si nos vamos a las cuestiones de indole organizativa, duplicidad de organos, duplicidad de reuniones, burocratismo, instituciónalizacion, te queda que al final la vida del PCE queda reducida a ser un mero lobby de presión y control dentro de una IU que no es movimiento politico social sino un partido politico al uso, que en la practica, su vida politica pivota en las relaciones de amor-odio que tenga con el PSOE y ahora con Podemos.

        En el momento actual, lo único que me parece fuera de discusion es la existencia propia del PCE y quienes creemos que es necesario un partido comunista vivo y activo, honesto y consecuente, tenemos que apostar por un PCE con todas las competencias, que no sea el plan B de nadie, ni la palanca para ganar asambleas en IU para luego olvidarse de él, ni la matrioska que estan debajo de IU, que esta debajo de UP, qu esta debajo. ..

  24. Comparto esta manera de verlo. El PCE supone recentrar el verdadero espíritu comunista, y es algo en lo que todos nos podemos encontrar.

    Salud

  25. El error de hacer del comunismo una postura moral, o hacer de la ética (confundida con la moral, como si fuesen lo mismo) es un error garrafal, de principio y de consecuencias graves, en las que estamos inmersos desde hace muchísimo tiempo. Yo diría que es la causa auténtica de nuestra decadencia de hace décadas. No: los comunistas no somos moralistas ni buscamos el Bien ético como punto de partida y de llegada. Moralistas son los curas, y lo saben hacer mucho mejor. Nos hemos vuelto curas laicos. Nietzsche tenía finalmente razón al llamarnos curas sin Dios, almas cándidas que basamos nuestra acción en el resentimiento (como el cristianismo), que hunde sus raíces en nuestra impotencia. ¡No! Alberto. Por favor, lee este mensaje, vuelve a leer a Lenin y a Marx (y si hace falta a Nietzsche). No somos moralistas ni mojigatos; tampoco somos mejores “personas” que otros. Simplemente, como comunistas, diagnosticamos unas contradicciones internas al Modo de Producción capitalista, y queremos que esas contradicciones se resuelvan en un Modo de Producción social. Nada de superioridades morales, ni de mirar por encima del hombro. Los capitalistas o los de derechas no son peores personas que nosotros. A mí me da igual si un rico es filántropo o se levanta en el metro o tiene una gran educación; a mí no me importa si los obreros de mi alrededor son buenas o malas personas. A mí me interesa que las crisis cíclicas sean cada vez mayores y nos terminen devorando a todos. Marx no hace moral; hace economía y política. Y como buen seguidor de Maquiavelo (y de Spinoza) sabe que la política y la ética no tienen mucho que ver.

  26. Amigó Al
    Alberto, te sugiere que estudies la política carrillista. Tu comportamiento en tu afán de aglutinar otras sensibilidades en IUUP, tiene más de carrillista que puedas imaginar, quedó a tu disposición para un proyecto Marxista.

  27. Discúlpenme (o no) pero sigo.
    Ciertamente este apartado del blog (de Alberto Garzón) se centra en Izquierda Unida, entidad a la que, sin ser miembro, he confiado, quizá con error, alguno ve mis votos huérfanos. Pero, por más que se centre en IU, o quizá por respeto al significado literal de sus siglas, ¿no va siendo hora que el sentido común vaya desplazando ciertos vestigios de lo que parece visceralidad?.
    Vamos a ver, Marx nació en mayo de 1818 y falleció en 1883. Hace ya unos cuantos años. ¿Cómo puede tenerse tanta seguridad de lo que opinaría hoy a la luz de todo lo que ha pasado desde entonces, incluyendo determinadas interpretaciones (y aplicaciones de las mismas) de lo que él hubiera pensado?. Y, ¿no da que pensar que existan tan distintas formas de interpretarle (hoy) y de autoadjudicarse el carnet de comunista, marxista o el “ista” de izquierdas que fuera?. Recuerdo una frase, de una determinada opción de pensamiento, que dice algo así como: “no tomar su nombre en vano”.
    Es posible que a la Izquierda (des)Unida, con todas sus variedades autoafirmativas sea más comprensible desde la sociología y la antroplogía social que desde un enfoque fundamentalmente político.
    Por suerte veo que, además de comentarios retóricos -indudablemente basados en la buena fe y en el compromiso- surgen comentarios más, llamemos “normales” que vienen a decir, creo,: “aunque fuera menos perfecto, vayamos avanzando” y, si puede ser, un poco más Unidos.
    Leí una expresión atribuida a Varufakis: “mejor encender una vela que seguir en la oscuridad”. Quizá no lo dijo, pero ir apagándolas…, no sé.

    Saludos, salud y a seguir.

  28. @Josep, lo que esta claro es que un problema puede tener diferentes enfoques o desarrollos, llegando a iguales soluciones o conclusiones. Claro esta, que diferentes enfoques, métodos de análisis…, no siempre llegarán a iguales soluciones, dependiendo de la similitud entre los mismos. Pero reconociendo esta verdad, se pone de relieve la necesidad de acordar sobre lo concreto la acción política, a fín y con el objetivo de construir mayorías sociales.
    Creo que fue ayer cuando ví un capítulo de los Simpsons, precisamente dedicado a las diferencias religiosas entre los cristianos, la verdad guardaba muchas similitudes con lo del Frente de Judea de los Monty … Y precisamente nos ilumina como la acción política puede llegar a alcanzar lo religioso (incluso he leido algún artículo de teórico reivindicando el papel religioso de PODEMOS), acaso la fe no ha sido y es un instrumento político.
    No se trata de que nadie renuncie a su fe política, sino de encontrarnos desde lo concreto tod@s aquell@s que somos creyentes practicantes, feligreses no practicantes, con independencia de nuestra iglesia (marxista o deudora de Marx), en una plataforma que nos de unidad popular, sobre la que ya comulgamos y prácticamos.
    Como se comentó anteriormente, Lenín no dijo crear, iniciar, sino organizar la Revolución, dado que ésta no es de colectivo alguno sino producto del momento y el movimiento popular.
    No se si estamos ante momentos revolucionarios en la Europa desarrollada, pero si en tiempos convulsos que provocan muchas quiebras, y en éstos tod@s l@s que tenemos la misma fé, debemos contribuir desde el acuerdo a lo común sobre lo concreto.
    Pese al continúo simil a la iglesia y fé, no quisiera que se malinterpretará o contrapusiera lo dicho con el comentario de Raul, sobre el comunismo la moral y ética, dado que en gran medida es compartido.

    Salud, animos, generosidad, acuerdo, debate y siempre Democracia.

  29. Hacia una comparación metafórica o símil entre ideología y religión, muchas veces han sido y son indivisibles, un sólo cuerpo político-religioso. Cuando decía lo de Raul, y refería al teórico que reivindicaba lo religioso en un artículo, lo decía de Monereo días pasados http://www.cuartopoder.es/cartaalamauta/2016/02/08/la-esperanza-como-problema-politico-creer-en-nosotros/268 :”Ernst Bloch, profeta de una religión socialista, atea, tradicional del mundo, nos lo enseño con firmeza y lucidez: sin movilizar las energías teológicas, griegas y judeocristianas de nuestras patrias por construir y hacer, nada, nada será posible. El marxismo frío se parece demasiado a los que mandan, necesitamos ir más allá: la calidez del Sur que hay en todos nosotros, la nostalgia de comunidad, los sueños de un mundo reconciliado con la vida, eso de encontrar sentido a una vida finita que nos hace fuertes frente a una muerte inevitable.”
    Religión y politica, en su consideración como creencia pueden coincidir como otrora incluyera la religión a la ciencia, al menos la ciencia oficial. Pero tanto ciencia como política se distinguen de la religión por un rasgo categórico, la racionalidad frente a la fe, la interpretación del entorno sin ayuda de explicaciones sobrenaturales. La religión nace de la emoción, toda creación humana viene vinculada a lo emotivo-racional, cultural y material; la distancia real se establece en la rotuntidad de la capacidad explicativa de lo emotivo-racional sin recurrir a lo sobrenatural, y su aceptación social por mor de un tipo de sociedad.
    Ello, el tipo de sociedad, estructural y superestructuralmente hablando, es lo que establece las distancias culturales entre distintos núcleos de la aldea global. Es lo mismo que establece cuando el catolicismo u otra religión, asumen realidades bíblicas por las que antes se quemaba, como metáforas interpretativas. O cuando en sociedades avanzadas se dan respuestas que niegan hasta la evolución de las especies.
    Religión, ideología, política, ciencia no son más que creencias, algo tan grande y simple como cultura, es decir, superestructura. Pero como nos recordaba Raul, algún compañer@ más, y es carta de presentación para Alberto no sólo pretendemos interpretar la realidad, sino que además pretendemos transformarla (la consabida tesis 11 contra Feurbeach de Marx). Y para transformar es necesario la acción que deviene sobre lo inmediato y concreto, ese espacio no puede ser religioso ni ideológico, porque por imbuido o dirigido por él siempre sera político, concreto, ejecutable, y sobre ello es sobre lo que debemos llegar a acuerdos.
    Aunque podamos discernir sobre lo divino y humano, ideológico, religioso, ecológico, ismo-ico-ista, deberemos finalmente de concretar. Como veis, no se renuncia a la divagación teórica, ni a lo que algunos ácratas llaman el ensimismamiento, pero desde el reconocimiento que la transformación se opera en lo concreto, porque lo real siempre lo es, más grandes o pequeño pero siempre concreto.
    Perdonad la divagación, pero creí interesante compartirla con quien lo estime oportuno.

    Saludos Cordiales.

  30. Comunismo:
    Doctrina económica, política y social que defiende una organización social en la que no existe la propiedad privada ni la diferencia de clases, y en la que los medios de producción estarían en manos del Estado, que distribuiría los bienes de manera equitativa y según las necesidades.
    Sistema político, económico y social basado en esta doctrina.

    Evidentemente es una teoría imposible para España…salvo que se hablara de redistribución más equitativa…

    Saludos

  31. La famosa Tesis sobre Feuerbach es mucho más que una incitación a la acción-después-de-la-comprensión. Es toda (junto con las anteriores 10) una afirmación materialista sobre el conocimiento (gnoseología) y sobre la realidad (ontología). Vienen a decir, más bien, que sin acción no hay conocimiento; que conocimiento y acción no son cosas separables. Que actuar supone un conocimiento (un hacer de una manera pautada, formal) y que el conocer supone una acción transformadora. Que no hay un ser enfrentado a un sujeto que conoce, sino que ambos están íntimamente unidos. Conocer científicamente la sociedad significa manipularla, modificarla, igual que conocer el ácido sulfúrico significa hacer disoluciones en el laboratorio. Plantear el socialismo como una religión (superestructural) es volver a las tesis de la doble verdad de lo que Bloch llamaba la “izquierda aristotélica” (como el averroísmo latino). Es intentar atraer al pueblo mediante engaños conscientes.
    Volviendo al tema: a mí me molesta muchísimo el aire de superioridad moral que nos gastamos en la izquierda, como si los de derechas fueran sádicos sin escrúpulos que nos quieren chupar la sangre. Ese pensamiento lastimero, lastimoso. Para eso me voy a rezar.

  32. Eso sí: me encantaría que Alberto Garzón contestase. Porque para soltar su mensaje y ya está, mejor que no admita comentarios.

  33. @Raul, coincido plenamente con lo dicho por tí, pero matizaria las palabras de Bloch (del que soy un ignorante), evidentemente el socialismo no es una religión, pero si es parte de la superestructura. Siempre que entendamos a la cultura como reflejo (en interacción) de la estructura y producto de la evolución histórica, comprenderemos que el marxismo es superestructura.
    Llegando aun más lejos, el hombre es el principio de todas las cosas, dado que entendemos el mundo a partir de nuestra realidad o consistencia, nuestros sentidos físicos y el raciocinio, así como de su producto histórico la cultura del momento (sea religiosa, ideológía, arte, ciencia,…). Ello no quiere decir que todas las creencias tengan las mismas bases, justificaciones, métodos, motivaciones, las diferencias entre las mismas son evidentes.
    Igualmente cuando afirmamos que “Que actuar supone un conocimiento (un hacer de una manera pautada, formal) y que el conocer supone una acción transformadora. Que no hay un ser enfrentado a un sujeto que conoce, sino que ambos están íntimamente unidos.” Hemos de matizar que tal ocurre en el individuo, pero que la acción transformadora socialmente requiere de la acción común, que no necesariamente responde al mismo conocer. Y lo obvio, que la acción sólo es transformadora socialmente cuando es común. No conozco a Bloch, pero desde la dimensión individual de lo comentado, rememora una magistral versión (de larga duración, 1996) sobre los Viajes de Gulliver de Charles Sturridge; en la que asistimos a una escena con una pareja de aristócratas que tenían la propiedad de continuar con vida, aunque se separaran las cabezas del cuerpo, y las primeras sintieran repulsión por los límites que le imponían su corporeidad.
    Con ello, y ya concluyo,digo que cualquier posición de superioridad de creación humana, más allá de la superestructura, no es más una afirmación religiosa en el terreno de la fe, sea teleológica o no. No conozco las tesis de Bloch sobre la doble verdad ( te agradecería bibliografía), dicen que cuando Marx contesto a Lafargue que “lo único que sé es que yo no soy marxista”, se refería a la lectura que de Marx se hacía en Francia. Prefiero pensar que Marx se reconocía como producto histórico del momento, que era lo suficientemente humilde y grande como para reconocerse así mismo y sus creaciones como producto nacido del contexto material y cultural (superestructura).
    Quizás no te haya entendido ( no conozco la obra de Bloch y pierdo sentido a su lenguaje), o simplemente entiendas que estoy equivocado, en cualquier caso, te agradecería bibliografía resaltable de Bloch. Gracias.

    Un cordial saludo.

  34. Gracias por la respuesta.
    Yo tampoco soy un gran conocedor de Bloch, aunque no me gusta mucho su planteamiento.
    Cuando hablamos de Cultura, quizás haya que precisar más, para no caer en el Mito de la Cultura, cuyas consecuencias más nefastas son los nacionalismos (en los que lamentablemente solemos caer). El Mito de la Cultura es nefasto en dos vertientes: 1) como desprecio al trabajo manual frente a la Gran Cultura y a la Intelectualidad; 2) como apoteosis (elevación a lo divino) de lo popular, de lo entrañable. El primer caso es efecto y causa (circular) de la división del trabajo entre trabajadores manuales y trabajadores organizadores (intelectuales). El 2) es típicamente romántico. Se contrapone lo artificioso a lo “natural” entrañable: las lenguas “vernáculas” a las “impuestas” (como si el catalán fuera más “natural” que el “impuesto” castellano y cosas así). ¿Es la Filosofía superestructural? Yo creo que en cierta forma sí y en cierta forma no. La Filosofía es un análisis crítico de las ideas que funcionan en una sociedad. En ese sentido es crítica de las ideologías. Pero es una crítica rigurosa, dialéctica; y en ese sentido no es superestructural, porque todo lo superestructural es dogmático, o acrítico. Ahora bien, si se quiere decir que es dependiente de la situación social general, claro que lo es. Pero como lo es la ciencia…
    Y lo que dices del trabajo cooperativo: completamente de acuerdo. El sujeto al que se refiere Marx (a diferencia del sujeto trascendental kantiano), aún siendo también trascendental (constituyendo el mundo), no es un sujeto individual sino social. Nadie trabaja solo, o al menos depende de toda la sociedad para su trabajo, aunque solo sea para dar salida en el Mercado a su producción. Tampoco los sujetos que conocen lo hacen solos sino que están atravesados por ideas que surgen del trabajo humano con materiales. Cuando el científico conoce una materia, no conoce una materia prima, sino previamente elaborada, manipulada, humanizada. Al conocer las cosas nos conocemos a nosotros mismos, a nuestra acción sobre las cosas que se realiza en unión con otros.
    Por eso el Modo de Producción se define por dos ejes: el de la relación del hombre con la materia (desarrollo tecnológico o de las Fuerzas de Producción) y desarrollo de las relaciones sociales de Producción.
    Por eso, partir de la Ética para construir el socialismo es como poner el carro delante de los bueyes: un error conceptual de base, que mucho me sorprende que lo cometa el líder del principal partido comunista de España.

  35. @Raul, compartimos planteamiento, pero no creo que Alberto parta de la Ética para construir el socialismo, lo leo desde hace tiempo.
    Si bien he notado en sus útimos comentarios (con excepción del magistral de “je suis titiritero”) precipitación, así iniciaba el comentario al post “la izquierda marxista española en el s xxi”: “El tipo de redacción del presente post responde a un tipo inusual -que ocasionalmente pública- menos refinado en sus formas y expresiones, más raudo en su elaboración e inmediatamente publicado. Ello, como es lógico, repercute no sólo en la elegancia de las formas, sino también en la conjunción y plenitud del contenido. De tal forma, suelen ser post que trazan a groso modo intenciones, dejándose por el camino parte de las propias reflexiones y planteamientos.”…; y en el de las clases sociales no entendí fundamental resaltar las diferencias.
    Todos somos humanos, no Dioses, hasta los reyes y tribunos -aunque sean de la plebe-. Pero no creo que Alberto parta de la Ética para construir el socialismo. Aunque es humano que en ocasiones deslicemos la idea de que la ideología propia conlleva mayor bondad que otras.
    Alberto siempre ha rechazado en este blog las ideas conspiranoicas, orquestadas entorno a la maldad de l@s poderos@s, explicando en términos de sistema, valga ello como muestra de lo dicho.

    Un placer charlar contigo.

  36. El placer es mutuo.
    Reitero: no me parecen errores superficiales o académicos. Me parecen errores básicos que hacen que nuestra postura política, como comunistas, quede diluida y al final completamente desdibujada. No es lo mismo partir de la ética para hacer política que al revés. No es igual poner la economía como determinante (en última instancia) que querer realizar los Derechos Humanos como fin último de la actividad política. A Anguita le he leído muchas veces decir que la Constitución Española es un fin en sí mismo, o que hay que realizar los Derechos Humanos, y que el Socialismo es un medio para ello, y no un fin en sí mismo más alto que los propios DDHH. Con estos mimbres, es entendible la deriva de nuestras organizaciones (PCE e IU), y su búsqueda (hasta súplica) de alianzas a toda costa; alianzas cuyo único sentido es enfrentarse a un enemigo común.
    En este sentido, las alianzas o connivencias con partidos secesionistas, o nacionalistas, es nefasta para nosotros. Pero parece que no aprendemos. Casi nunca el enemigo de mi enemigo es, o debe ser, mi amigo.

  37. “Quien desee el fortalecimiento de la democracia, debe también desear el fortalecimiento, y no el debilitamiento, del movimiento socialista. Quien renuncia a la lucha por el socialismo, renuncia también a la movilización obrera y a la democracia.”
    (Rosa Luxemburgo)

  38. Apostemos por un nuevo movimiento apostemos por algo nuevo a la izquierda de Podemos, apostemos por UNIDAD POPULAR donde podemos estar los comunistas y gente de izquierda que quiere cambiar el sistema

  39. @Raul, cierto compañero, no siempre el enemigo de mi enemigo es, o debe ser, mi amigo. Pero recuerda que el indomable Lenin ya dijo aquello de pactar con el diablo, no en vano el tren se lo pusieron los alemanes, la PAZ sirvió para pagar un viaje en tren.
    El conocimiento puede ser muy avanzado, hasta el punto que incluso reconociéndose científicamente-como dice Robert Khun- puede tardar en aceptarse el cambio paradigmático, por el conjunto de una comunidad científica, lo que transcurra en renovarse generacionalmente.
    Decía en un comentario anterior que somos producto del momento, pensar que sólo el conocimiento de un grupo-por muy bolchevique que sea-, provoca o inicia, o es responsable de la situación de una clase o clases, no es correcto.
    Cuando refieres a los mimbres, “no me parecen errores superficiales o académicos. Me parecen errores básicos”, me recuerdas a las coincidencias con lo que Alberto entiende “de Manual” en el apartado de “Transformaciones económicas y politicas de España”, del anterior post ” clases sociales e izquierda unida un análisis”. Verás como Alberto no realiza desde la Ética la construcción del socialismo, dice: “Pues bien, a un dirigente político que aspire a la emancipación de las clases populares (lo que Marx definió como el paso del reino de la necesidad al reino de la libertad) le ha de interesar ese análisis también. Es decir, corresponde desplegar el análisis de la estructura social y también el de su espejo en el comportamiento electoral. De manual. Desgraciadamente en España las direcciones de los partidos marxistas han ignorado sistemáticamente estos dos ámbitos y su necesaria interrelación, cayendo a veces en una burda caricaturización del marxismo o en un análisis meramente electoral perfectamente asimilable al que hace un director ejecutivo al gestionar su empresa de acuerdo a los movimientos de la bolsa. Ridículo y triste al mismo tiempo, y más propio de burócratas prepolíticos y premarxistas que de dirigentes a la altura de la historia. Así es como se comprende que hayamos llegado a una crisis de la izquierda como la que estamos viviendo.”
    Pero ojala -en árabe Insha’Allah- las cosas fueran tan fáciles, pensar o hacer depender, responsabilizar a las organizaciónes de la izquierda (sean cuales fueren de: su conocimiento, propuestas, práctica y dirección), de la situación política desértica que atravesaron en los tiempos del fin de la Historia, del noventaitinti % del bipartito, no hay diferencia entre vuestras posiciones, sino con la mantenida por mí.
    El conocimiento, claridad ideológica, directriz política…, requieren también del momento adecuado; teorizaciones en el ámbito intelectual, universitario o no, las ha habido a patadas y sin embargo eran más minoritarias (marginales) que las supuestamente incorrectas al leer el momento político.
    No caemos en la cuenta que como rezara el título del inversor financiero Max Otte: LA CRISIS ROMPE LAS REGLAS. No podemos medir, ni juzgar, con la vara del momento convulso, de cambio, mutación, metamorfosis socio-económica y política, el tiempo convencional y estable ( cada acción políticas lee unas circunstancias para transformarlas, pero no todas coadyuvan), el del fin de la Historia.
    Habría que ponerles medallas a tod@s l@s compañer@s que mantuvieron la bandera levantada, por parte de quiénes ni jugamos el papel político que ell@s o de quienes viven sus primeras escaramuzas en la lucha social y política.
    No recuerdo sí al final lo incluí en un comentario reciente: charlaba con un conocedor de la situación en Oriente Próximo comentándole el análisis que realizaba Olga Granados sobre el orden del Kaos en la zona, a lo que me contestó, -bien de acuerdo, es cierto ¿y qué?-, colocándome con ella ante un estado vital: contaba con el conocimiento de una realidad ante la que no tenía capacidad para intervenir.
    Hace muuuchos años aprendí algo al departir con miembros de la dirección comunista del PCE, primero me pregunte -henchido de mis conocimientos políticos, ideológicos – que hacía entre tanta mediocridad; después comprendí que debía aprender. A día de hoy sigo reconociéndome como un aprendiz ignorante (me encanto el método Jacotot, que aprendí no ha mucho leyendo a Jacque Ranciere) .
    Para no alargarme, como buen abuelo cebolleta, tienes razón junto a A.Garzón ( con independencia del desliz o lapsus en su último post) en manifestar que no es desde la Ética desde se construye el socialismo, y que es una cuestión básica. Pero también os puedo decir a los dos, que el conocimiento se requiere para la transformación y la acción (en su interrelación indivisible), que a veces la acción en su sentido social, común, de cuestionamiento hegemónico requiere del momento (cosa que compartís, y por tanto, no debeis olvidar).
    Sed más condescientes con quiénes desde diversas posiciones mantuvieron la bandera en tiempos de desiertos, en los que tentación y espejismo no eran joyas o botines, sino simple agua.
    Es cierto que much@s de ell@s no comprenderan el cambio del paradigma del momento, y ofreceran resistencias. Pero nunca olvideis que el testigo lo han entregado ell@s, y que aunque los paradigmas que rigen el momento han cambiado, compartis los mismos paradigmas ideológicos-políticos, lo que establece un puente increible de unidad, por lo que podreís, si soys humanos, contar con el voto de confianza de los viejos revolucionarios, pese a sus diferencias.

    Saludos Cordiales.

  40. Tenéis razón los dos que me habéis respondido.
    Y sin embargo…cuando Rosa Luxemburgo habla de democracia, habla en un contexto diferente, en tiempos del zar y en tiempos del II Reich. Y además, los comunistas siempre hemos diferenciado bien entre la “democracia formal” (la democracia representativa-liberal-burguesa) y la “democracia material” (la democratización del trabajo).
    La democracia material es justamente el SOCIALISMO. Difícilmente la democracia formal puede ser un fin en sí mismo; quizás ni siquiera un medio para la democracia material.
    A mí, sinceramente, no me gusta mucho Kuhn. Tampoco la mera sociología de la ciencia. Es cierto que la sociedad impone sus formas de ver el mundo (sus cosmovisiones o ideologías generales), pero la ciencia es algo más que una excrecencia de la sociedad o una mera ideología. La ciencia construye verdades. Ciertamente en cada época se descubren unas verdades y por unas razones; pero son verdades; no ideologemas. Que Newton avanzase mucho por la necesidad de construir una teoría útil para lanzar proyectiles no significa que la física de Newton sea solo un reflejo de las condiciones materiales. Que la informática se desarrollase en el contexto de la guerra fría no significa que se reduzca a esas condiciones…
    Teoría y praxis política….pues sí, ambas son imprescindibles; pero son dos caras de la misma moneda. Y no, no es más amigo mío un secesionista catalán que Mariano Rajoy. Es mucho más enemigo mío un secesionista. Porque sin Estado no hay Estado social posible. Y mucho menos socialismo.

  41. Raul, ves lo que te decía respecto a la interpretación que hacías de Alberto en el presente post y yo explicaba como producto de la precipitación. Acabas de establecer la distancia entre secesionistas y Mariano Rajoy, en términos de amistad(precipitación).
    Alguien que participó en unos cursos del sindicato vertical (franquista), en el Valle de los Caidos, aprendió una lección sobre el conocimiento marxista: la diferencia entre marxiano y marxista, dada por el catedrático que la impartió -conocedor del marxismo- marxiano, pero no marxista, pues no pretendía transformar la realidad.
    Es decir, cabe conocer la realidad a traves del marxismo y no ser marxista, no pretender la transformación de la misma.
    No entro en la disociación entre democracia material y formal, la democracia para ser plena, para su eficacia, requiere de los dos elementos formal y material. La democracia material no es socialismo, pues implica la desaparición de las clases en sentido marxista y por ende hablamos de comunismo, con ausencia de Estado(creo que también lo compartimos, y ha sido parte de precipitación).
    Es cierto que hay distancias entre la física de Newton, de Einstein (acaban de publicar sobre el descubrimiento de ondas gravitacionales), o la física cuántica; las verdades o paradigmas que descubren las Ciencias evolucionan. La diferencia entre las ciencias y por lo que podría incluirse en dicho concepto al marxismo como ciencia, no radica en la verdad que incorporan (aunque también) sino en el método de interpretación o/e investigación, estableciéndose hay la distancia radical que permite distinguir a las ciencias, aunque sus verdades hallan cambiado con el Tiempo.
    Pero como ya te dije el hombre es la medida de todas las cosas, no somos Dioses, aunque los hayamos creado a nuestra imagen y semejanza, en una suerte de leyenda lírica y épica que trasciende nuestro propia consciencia.
    El marxismo choca con cualquier verdad que se escapa de la historicidad, incluyéndose las suyas propias y sus propias esencias, sino fuera así, démosle el reves al planteamiento, y estaríamos afirmando al marxismo como religión. Cuando Marx y Engels entran a aventurarse que será del movimiento, o a dar algunos trazos con el comunismo realizado, pleno, apenas dicen nada, ya que se adentran en lo desconocido, algunos lecturas de compañeros anarquistas han contribuido más a orientarme en dicho extremo (pues su prioridad temporal es la socieadad sin estado, el comunismo libertario).
    Pero vayamos a un elemento que parece de preocupación para tí, ya que lo has reiterado, respecto a la relación entre comunistas y separatistas. Dicha relación lo es en el terreno de la política no idoelógica, dado que no es una posición ideológica el separatismo, aunque sí el nacionalismo que la sustenta. Es decir, el nacionalismo no tiene porque ser independentista, en España dicha realidad independentista ha sido minoritaria en la mayoría de los pueblos de España, y sólo cobra fuerza hoy sobre entre los catalanes. Pero entender la imbricación que tiene el independentismo en el pueblo catalán desde una perspectiva ideológica, es errar el enfoque, el nacionalismo si es ideológico pero no implica necesariamente secesionismo. Son cuestiones no de caracter nacional, sino de orden económico y político-institucional las que se dirimen, no ideológicas o culturales (aunque influyan), al hablar de independencia.
    Escuche el debate de las generales a 9, y en él DiL decía al PNV, que si les hubieran aceptado el concierto vasco (resumen del cambio material del proyecto de estatut que rechazo el Estado), no apoyaría la independencia. Luego no estamos ante distancias ideológicas, sino políticas, y políticamente hemos de abordarlas. Por ello, decirte que acertadamente la teoría y praxis política deben ser coherentes, tal como prédica y hechos, pero hay Teorias que informan en planos ideológicos, y otras que son políticas, concretas, para aportar soluciones al momento.
    Los caminos de la realidad social aunque excrutables, a veces son sorprendentes, y hemos visto en Latinoamerica como las reivindicaciones nacionales coadyuvan las socialistas. Con ello, sólo vengo a decirte que el nacionalismo versa sobre la constitución de los pueblos, y que las aportaciones de los mismos, apriori, no son contradictorias per se con la ideología marxista, sino que las diferencias se establecen en el orden político, en función de las concreciones.
    En el campo del marxismo, y los desarrollos posteriores a Lenin y su contexto, determinando el alumbramiento de la revolución de octubre, juegan un importante papel en la desconsideración del nacionalismo, por parte de muchos comunistas. No olvidemos que los bolcheviques y pocos más se opusieron a la 1ªGuerra Mundial justificada en sus diferentes nacionalismos patrióticos, y que la propia Revolución tenía como lema PAZ y PAN. Pero desde entonces hasta ahora no pocas revoluciones socialistas se han apoyado políticamente en valores nacional-patrióticos, además de los socialistas, como única fórmula de institución de la soberanía popular (la primera de ellas la revolución china, que sería al tiempo que socialista-nacional frente a los japoneses), tras ellas vendrían no pocas en el los países subdesarrollados o en vías al subdesarrollo.
    Si en lo concreto, pactar con quienes hoy proponen la secesión, construye un diálogo que permita la unión y no la unidad impuesta; al tiempo que permite abrirse paso a las políticas alternativa a la austeridad. Estaremos en unos de esos casos políticos y concreciones que responden a realidades del momento, que revisan anteriores teorizaciones.
    Hoy día, aunque uno no sea nacionalista, he de manifestar que ideológicamente el nacionalismo no esta reñido con el marxismo, por mucho que pueda parecer contradictorio el nacionalismo socialista ha demostrado ser internacionalista, es un oxímoron producto de la historia. Lo que no quita la existencia de nacionalismos burgueses, fascistas… .

    Saludos Cordiales.

  42. El problema del enfoque de IU con respecto a los nacionalismo/secesionismos se resume en:

    1) Un problema de contexto y de fuentes. Recurrir al Lenin de 1915 no es válido, porque entonces Lenin se estaba refieriendo a imperios, como el zarista o el austro-húngaro. Repetir descontextualizadas sus consignas es caer de lleno en la mera abstracción. Y el marxismo es justamente un análisis concreto. Todo marxista debe estar a favor del derecho de autodeterminación…cuando la nación afectada está siendo oprimida o realiza, en la división internacional del trabajo, el papel de una nación proletaria.

    2) Entrar en disquisiciones demasiado abstractas que no resuelven en concreto el problema y que hacen que la postura no sea clara. Confundir nacionalismo, todos los nacionalismos, y afirmar que todos ellos pueden ser lo mismo. Todo nacionalismo cívico es “positivo” en el sentido de que no es esencialista ni culturalista ni racista. No caemos en el vicio del suprematismo, pero en verdad lo terminamos ejercienco.

    3) Identificar lo español-nacional con el franquismo, con lo cual, defender la unidad de España parece propio de políticas de derechas. Eso nos hace recurrir a expresiones tan ridículas (y de origen franquista) como “estado español” y similares.

    4) Caer en la postura federalista, ajena por completo a la tradición comunista y muy cercana al anarquismo. No: en el comunismo siempre hemos abogado por el centralismo democrático.

    5) Confundir el Entendimiento (la Razón) con la Voluntad. Caer en voluntarismos. El marxismo es un racionalismo. Es el hijo primogénito de la Ilustración. No es un pensamiento romántico, basado en sentimientos. Y lo racional, en el caso concreto, es defender la unidad de España. Porque el socialismo, solo es posible en un Estado fuerte internacionalmente, no en microestados.

  43. Honestidad y buena voluntad .
    Pero… ¿Pepe Díaz y la Pasionaria? En fín.

  44. @Raul, podríamos dialogar mucho, pero en ninguno de tus puntos niegas la mayor, consistente en que el separatismo no es una posición ideológica del nacionalismo, sino política y contingente.

    1)Los comunistas han abogado por el centralismo democrático a partir de Lenin, y lo hizo en la organización de la vida interna del Partido en una etapa histórica, como en otra propugno la iniciativa de todo el poder para los consejos o asambleas (soviets).
    ·2)En ningún momento se dice que todos los nacionalismos son iguales, sino todo lo contrario.
    3), no comparto su razonamiento silógico y tampoco algunos de los axiomas.
    4)Pero el marximo no predetermina una forma de organización de Estado atemporal y universal(religiosa).
    5) Lo racional en España es propugnar la unión de todos los pueblos, pero no imponerse unos a otro, eso no es racional, ni siquiera emocional, es simplemente el imperio de la fuerza. Soliendo aparejar o la PAZ del silencio -de los muertos- o la ruptura violenta, dado que hablamos de soluciones que no nacen del diálogo, propuesta que se hacía en el anterior comentario: “Si en lo concreto, pactar con quienes hoy proponen la secesión, construye un diálogo que permita la unión y no la unidad impuesta; al tiempo que permite abrirse paso a las políticas alternativa a la austeridad. Estaremos en unos de esos casos políticos y concreciones que responden a realidades del momento, que revisan anteriores teorizaciones..”

    Sobre la visión estatista del socialismo, como paso intermedio hacia el comunismo, la necesidad de este en un Estado fuerte internacionalmente o la Revolución Mundial como planteara Troski, dan mucho de que hablar, tanto que ocuparía varios comentarios.

    Bueno por fín, parece que encontrado una distancia en el mar de coincidencias que nos hace camaradas y compañeros. Un gran saludo.

  45. El propio Marx es crítico con el federalismo, al que tacha de anarquismo pequeñoburgués.

    La noción de Pueblo es hipermetafísica, y por tanto idealista. Hacer de los pueblos los sujetos de la Historia no es marxista; es fichteano (del idealista subjetivo alemán Fichte).

    ¿En España uno de sus pueblos ha sometido a los demás? Los nacionalistas suelen ser victimistas, pero no creo que sea bueno seguirles el juego y el mito de que España es un imperio castellano.

    El sueño alemán, hoy como cuando Hitler, era precisamente una Europa de los pueblos en Paz y armonía, con los judíos expulsados a Madagascar y los eslavos como masa de mano de obra esclava.

  46. El nacionalismo nace de la Revolución francesa. Uno de los primeros que habló del patriotismo fue Rousseau, al decir que había que anteponer el bien común al particular. Era lógico que el nacionalismo surgiera en una época en la que el pueblo ve que tiene algo que decir políticamente, justo sobre las ruinas del absolutismo.
    El separatismo es burgués. El derecho de autodeterminación (Selbsbestimmung) solo es admisible en el caso de colonialismo. Así lo admite la propia ONU. No en el caso de separatismos y menos aún en el caso de regiones ricas. El secesionismo en España es similar al de la Lega Nord de Italia: insolidario.
    Si queremos ser amigos de ellos, porque tenemos un enemigo común, mal vamos: es una forma de que nuestro enemigo nos diga con quién debemos o no juntarnos…

  47. Raul, tu mismo has dicho que hay varios tipos de nacionalismos. No hay que discutir consigo mismo, con las reservas preestablecidas al diálogo. Creo que he dejado claro que no soy nacionalista, y no creo haber defendido el separatismo; el acuerdo que se persigue es la unión de los pueblos, no su separación. Aunque se denuncia que la pretendida unidad que arguyen las derechas no es tal, sino imposición, advirtiéndose que las imposiciones suelen traer o la paz del silencio -de los muertos- o rupturas/secesiones violentas.
    No tengo nada que discutir sobre el separatismo, ya que no lo he defendido ni lo preconizo. Pero vuelvo a decirte, que si del pacto con quiénes -hoy- plantean el separatismo, surge la unión sin imposiciones y se consigue dar alternativa a los recortes materiales y de derechos del austericismo. Para mí, como para tí, te importa poco quién te ponga el tren a Moscú. En lo concreto y pese a las reservas, no dudo que fundadas, creo que iriamos juntos en el tren.

    Saludos cordiales.

  48. El 13 de abril de 1921, después del III Congreso Extraordinario del PSOE, en el que se abrió la brecha entre partidarios de adherirse a la III Internacional y los que no, Antonio García Quejido, fundador del PSOE y de la UGT, y uno de los líderes más prestigiosos del movimiento obrero, declaró que los vocales de la Ejecutiva partidarios de la III Internacional se separaban del PSOE para constituir el Partido Comunista Obrero Español…

    ¿La Historia no se repite?

    Saludos

  49. Queridos todos.
    En Cataluña hay comunistas que, además son “istas” también en el separatismo (de España), secesionismo, indpendentismo o lo que fuere. Conociendo sus trayectorias personales, no precisamente sólo teóricas, difícilmente se les podría retirar el “carnet” de comun-ista. Aunque hay gustos para todo: más de un catalán nacido, que trabaja y con padres, abuelos…nacidos en Catalunya ha tenido que oír el “tu no ets català” (tu no eres catalán) de boca de catalan/separa/indepent-istas”, por el simple hecho de no ser secesion/indepent/separat-ista.Hay comunistas portugueses, alemanes, cubanos, chinos, ¿catalanes?…, por lo que veo “desunidos” en el “comunismo internacional”. Resumen: los ismos, incluido el comun-ismo, sus incompatibilidades y coherencia quizá tengan que ver más con la sicología personal que con la política.

    Otra cosa, y visto desde el comun/capital/romantic….ismo es si puede ser beneficioso para las personas en su conjunto el hecho que determinados grupos de población deseen reconocerse de modo diferenciado con otros grupos poblacionales (y bajo que adscripción:provincia, autonomía, nación, estado federal…). Y, otra cosa bien distinta, es la España Grande/Pequeña Libre/ o no tanto cuyos límites configuraron -como tantas fronteras – hechos de armas. No lo se: será cuestión de razonar sin ismos, calmar el estómago con bicarbonato y autorreconocer el origen de cada “ismo” particular.

    Sugiero, o me pregunto al menos, si no sería mejor, en términos de dirigirnos a una sociedad más justa, democrática…(en fin algo muy parecido a lo que, entre otros, desean los marx-istas) que los esfuerzos intelectuales se orientaran a diseñar estrategias de futuro. A ir generando un pensamiento supra-capitalista aplicable. Hay muchos pasos a dar en este sentido obstruidos por la sugerida incompatibilidad de ismos afines.
    Tampoco estoy muy seguro de que el tren tenga que ir a Moscú…, tal como están ahora las cosas por allí; algo precisamente que también da un poco qué pensar.

    Salud y saludos

  50. @Josep, puedo compartir todo lo dicho por tí. Sobre lo del tren a Moscú, era un juego de palabras con el tren que pusieron los alemanes a Lenin para llevarlo hasta allí, que viene a confirmar parte de tú planteamiento basado más en concreciones y resultados.

    Salud y saludos cordiales.

  51. @Josep, personalmente prefiero desdramatizar a distendir, intento no tensionarme en los diálogos, aunque reconozco que a veces sea un pelín ( o melenas) dramático.
    Sin embargo, aunque la psicología personal pueda influir; decirte que la variedad de ismos-comun creo responden a la variedad de situaciones. A lo que ya atribuyera la evolución Darwin -aunque al caso sean naturales y civilizatorias-, diferentes medios o ecosistemas.
    Hoy precisamente, iba por el campo localizando tagarninas, también conocidas por cardillo o cardo de olla,un tipo de cardo borriquero (con uso gastronómico-popular ayer, y hoy convertido en delicatessen), y no te puedes imaginar la cantidad de variedad de cardos borriqueros que hay, con gran similitud a los ismo-común o los ismo-marx.
    Bien, tu comentario me recordo dicha reflexión y mientras escribía ahora, leí en la Wiki que son veinte especies de una familia, de las que reconocidas hay 4, mientras el resto o son sinónimos, o bien aún están por resolver.
    Cómo comprenderás, entre los cardo borriqueros no hay estímulo psicológico o consciencia.
    Respecto a los planteamiento de Raul, no lo desconsidero pese a no compartirlo, pero tampoco soy nacionalista (con ello no niego la posibilidad a ningún comunista-nacionalista). Pero no menosprecio la posición de Raul y grandes pensadores marxistas heterodoxos las han tenido parecidas, entre ellos el siempre polémico y único filósofo español que cuenta con un sistema filosófico y una Teoría de la Ciencia propios: Gustavo Bueno.
    En cualquier caso, y más allá de debates ideológicos o filosóficos sobre el ser del nacionalismo, la concreción política a la que aludes, creo que sentó el acuerdo de nuestro debate: la unión sin imposiciones y dar alternativa a los recortes materiales y de derechos del austericismo.
    Por lo demás, comparto también contigo la mayor, la necesidad de un pensamiento supra-capitalista verosímil como alternativa al modelo de sociedad, que supere deficiencias y derivas del socialismo real. Y que creo sera producto del análisis actual, desde la troncalidad del marxismo (aunque su obstrucción no puede proceder de la diversidad de especies, sino de la incapacidad evolutiva que frena el surgimiento de dicho pensamiento).

    Salud y saludos.

  52. Un amigo me paso enlace a una carta conjunta de los secretarios generales del PCE Y PCA andaluz, me gusto el espíritu que dimanaban las letras. Pese a que los documentos congresuales me suelen aburrir, la carta de ambos secretarios generales (de hace dos días) me animó a iniciar la lectura del documento político para el XX Congreso del PCE ( Tesis para la primera fase congresual) . No he terminado su lectura, voy por la Tesis doceava, es un documento breve, la parte política son unos 15 páginas.
    Pero pese a diferencias de menor o mayor calado, he de reconocer que el documento es una herramienta potente de análisis para situarnos a los comunistas ante las disyuntivas de hoy; para establecer la caracterización del momento dentro del proceso períodico-histórico; situar los ejes de la restauración y vislumbrar el camino del proceso constituyente. Como he dicho voy por la Tesis 12, pero como con las pelis, si los inicios y desarrollos te atrapan, dificílmente te defraudan. Tengo diferencias, pero creo que podemos avanzar con estas herramientas, por la significación implícita entre la práctica del día a día y sus teorizaciones en las Tesis. Cuelgo los enlaces tanto al documento de Tesis, como a la carta de los secretarios generales.
    http://www.pce.es/descarga/20160409_xx_congreso_pce_propuesta_doc.pdf http://www.pcandalucia.org/tribuna/

    P.D. en el comentario anterior utilizaba el término distendir, me sonaba más distender, lo comprobé y efectivamente, falta ortográfica. Ya va uno más rapido de mente que cuerpo, y no es que sea ágil mentalmente; ahora mismo al releer corregí utilizaba, había puesto utizaba.

    Salud y saludos, democracia o barbarie.

  53. He visto la entrevista en la Sexta Noche, coherente, transparente y brillante, aunque dabas la impresión de estar tenso. Quizás por cansancio, en el mismo día participaste del CC del PCA en Málaga.
    Tod@s requerimos descansar, esparcimiento, y el tute que llevas desde antes de las Generales es tremendo. Ahora mismo con el período de negociación ante un posible gobierno o anticipadas, más debates congresuales o asamblearios (PCE-IU), junto a procesos confluyentes UP y …, demuestras una inquebrantable disposición. Sin embargo debes cuadrar el círculo de forma que no te resienas ni física, ni intelectualmente. Un fuerte abrazo.
    Cuidate camarada, tienes mucho por aportar y eres un líder de referencia para much@s -entre los que me cuento-, y digo líder dándole el sentido no directivo y formal, sino trascendiendo el límite de lo ejecutivo y orgánico, el sustanciado como referencia sin necesidad de ostentar responsabilidad .

    Un cordial saludo.

  54. De lo reseñable y lo noticiable, en elDiario.es dice el titular que “en marea asegura que no apoyará un gobierno en el que este CIUDADANOS”; lectura consiguiente todos dirigidos por PODEMOS, http://www.eldiario.es/politica/Marea-asegura-apoyara-gobierno-Ciudadanos_0_484001844.html
    Sin embargo, uno lee el artículo y concluye que las posiciones entorno a CIUDADANOS son equivalentes a las de IU-UP, y acabas leyendo en el artículo como si se cayera lo siguiente, a lo que no se le da relevancia alguna de análisis:
    ” Por ello, han pedido establecer diálogo directo con el líder de los socialistas. “Creemos que deberíamos sentarnos en una mesa” para abordar temas concretos, ha dicho.
    En el mismo sentido, también ha instado al PSdeG para que “tome cartas en el asunto”, ya que si en el conjunto de España se llegase a la formación de la gran coalición PP, PSOE y Ciudadanos, se le estaría “dando alas al gobierno de Feijóo” en Galicia, por lo que ha pedido a los socialistas responsabilidad con los gallegos y que se “haga todo lo posible para caminar por un gobierno de cambio” tras las autonómicas de este año.”
    Es decir, hay un cambio formal trascendente políticamente, solicitan sentarse directamente con el PSOE en la negociación, lo que …

    Saludos Cordiales.

  55. Sobre el comentario anterior en relación a EnMarea de elDiario.es, la verdad estoy hecho un lío. Ahora acabo de leer otro diferente, con el titular de las 5 propuestas que plantea EnMarea al PSOE, y la publicación completa de la carta de los diputados de EnMarea. La verdad, por ningún lado aparece la invitación a sentarse directamente a negociar con el PSOE, y sí la condición previa de renunciar al diálogo con Ciudadanos sobre el programa de gobierno y la investidura.
    La verdad, como decía anoche Garzón, es complicado un programa común entre las fuerzas alternativas de izquierda y CIUDADANOS. Pero precisamente, el mantenimiento de dicha posición a éstas alturas y las formas de comunicación a través de los medios de comunicación, más parecen la continuación o precalentamiento de una campaña electoral.
    Es cierto que el PSOE deberá optar, pero no podemos negarle su voluntad de explorar acuerdos, a nadie se le debe obligar a negar o dar la palabra, a quién disponga.
    La estrategia de PODEMOS y la coincidencia de las confluencias, sea por seguidismo o no, nos llevan a un escenario de elecciones anticipadas, o a un gobierno de la gross coalition ahora o después.
    Y además del ¿qué hacer general? debemos ir pensando con agilidad y sin precipitarnos ¿qué haremos sí hay anticipadas?. Pues de confirmarse, llegado el caso, no estaremos hablando de diferencias teóricas generales con l@s compañer@s de Galicia y Cataluña, o PODEMOS, sino de concreciones políticas, que afectan directamente a los comedores aludidos por Alberto Garzón en la Sexta Noche.
    Si como parece, la estrategia de PODEMOS no fuera de negociación, sino dirigida a convocar las Generales, es decir a promover por la vía de los hechos (no de las palabras) el gobierno de la gross coalition. No de otra manera se puede entender que defectos de forma, cierren la posibilidad a negociar, lo que finalmente debiera ser acuerdo de contenido (dónde no sería factible la suma al común de CIUDADANOS).
    Con esa estrategia o táctica política no podríamos coincidir en las generales anticipadas. El resultado de nuestro análisis concluye, que esta posición lleva indefectiblemente a gobernar a la gross coalitión (ayudando a la laminación de posiciones renovadoras dentro del PSOE). Y evidentemente no podríamos participar de listas electorales que compartieran las mismas tácticas, estrategías, concreciones políticas (EnMarea y EnComún, en su caso).
    Todavía queda negociación por delante, no debemos precipitarnos en ninguna posición, pero tampoco podemos aparecer noqueados e inmovilizados sin saber responder en el momento -llegados el caso-.
    La inestimable colaboración que desde PODEMOS se está haciendo a bloquear el proceso, da alas, alienta la laminación interna de quiénes en el PSOE son proclives a acuerdos de izquierda. Allanándose el terreno a posibles acuerdos oficiales, activos o pasivos, que permitan el gobierno de la derecha política (el establishment sin distinciones).
    El movimiento del que me acabo de enterar por parte de Aguirre (su dimisión en todas las responsabilidades) no la desgasta a ella, sino todo lo contrario, le da protagonismo. En apariencia ha entregado su cabeza, pero en realidad ha sido Rajoy el mayor damnificado, el gran señalado de la onda abierta por Espe.
    Ya vimos como Artur Mas desistió de su candidatura para conformar gobierno en Cataluña. En España la combinación del enfoque de PODEMOS y PSOE, aventa la dirección de la puerta abatible que da entrada a un gobierno u otro. Ahora mismo, se está comenzando a abrir la puerta para un gobierno con políticas de derechas; la gran (en nº) izquierda alternativa continua aventando la puerta que le da entrada, inconsciente de sus consecuencias y convencida de la anticipación de elecciones generales (en la que no se conseguirán más que recoger lo cosechado, quizás algún diputado más pero ninguna participación o influencia directa en el gobierno de España, entregado a la derecha política (con independencia de las siglas).
    Sólo espero que l@s compañer@s de PODEMOS se den cuentan para donde aventan; y que desde IU-UP se preparen para todos los escenarios posibles, con prudencia ante tanto terremoto y cambio de orográfico.

    Un cordial saludo.

  56. En el documento del PCE -Tesis de la primera fase congresual-, es hablaba de alimentar las contradicciones del bloque orgánico en el poder. Por contradictorio que parezca, la actitud de PODEMOS esta consiguiendo no ya abrir grietas en el mismo, sino cerrarlas coadyuvando a su restañamiento, en términos políticos se dice restauración. No me lo puedo creer, pero al respecto ya hace que me empujasteis a la incredulidad (excluir a IU-UP de la confluencia, en Valencia, Aragón, Andalucia, Madrid…), y … A estas alturas sólo creo ya en lo que veo, y hasta el momento no estoy asistiendo a ninguna voluntad de negociación, sólo a la preocupación por mantener la iniciativa en una suerte de campaña electoral.
    Quizás tanta campaña no sirva de nada, la dimisión de Esperanza precipitará la de Rajoy, gracias a vuestra actitud la nomenclatura del PSOE se comerá con papas cualquier posibilidad de acuerdo por la izquierda, tendremos gobierno de derechas sin necesidad de anticipadas, y nos joderemos tod@s las bases de izquierda alternativa. Evidentemente la responsabilidad principal será del PSOE, ¿pero en qué dirección remasteis compañer@s? Cambiad coñ…, cambiad, y rápido, que podeis con una organización tipo Gran Timonel.

    Saludos Cordiales.

  57. Gracias, Cayetano:
    Sí que he leído a Gustavo Bueno. Aunque no asuma todos sus planteamientos, es un filósofo al que hay que tener muy en cuenta.

    ¿Se puede ser nacionalista y comunista? Sí. Pero entendiendo que la nación siempre es posterior al Estado, que la nación es una creación política y no al revés. Nunca un comunista (materialista) puede poner por delante a la nación de el Estado, nunca puede entender la nación en otra clave que no sea política.

    Y nunca puede entender la política desde claves sentimentales, ya sea la pertenencia a la nación, a la cultura, al pueblo (al Volk, que dicen los alemanes), o a la izquierda (el “yo soy de izquierdas de toda la vida como lo era mi abuelo…”.

    El propio Marx (en La ideología alemana) nos dice que el comunismo solo es posible a una escala histórico-universal, es decir, en países que tengan peso en la Historia y en el Mundo.

    Es imposible la vía hacia el comunismo a través de la desmembración de los Estados políticos. Por la vía del sentimiento, del nacionalismo identitario y sentimental.

    Y los Estados no son resultados de sentimientos ni de voluntades. Son el fruto de la Historia, que no entiende de sensiblerías. Y además, son la condición de posibilidad de la democracia, sea formal o sea material.

    Sin Estado no hay democracia posible. Y no se puede romper un Estado de manera democrática, sino solo por la fuerza.

  58. Lo que sí hay en los escritos, y en la actividad política, de Marx y Engels son múltiples referencias al hecho nacional en la realidad política del siglo XIX, aunque se plantea desde una perspectiva muy distinta de la actual. La alianza entre Estados para un objetivo común socialista no es comparable con la separación de un Estado.

    Saludos

  59. Con independencia de que lo escribieran Marx o/y Engels, el Estado funcionalmente es un instrumento de legitimación, sea ideológico o/y coercitivo, es decir, forma parte de la superestructura. Aunque evidentemente no en la manera que otras ideologías como por ejemplo los nacionalismos, pero lo habitual a la creación de un estado, lo es la conformación de pueblo y habitualmente su nacionalismo o llamémoslo identidad diferenciada.
    Como bien dice Raul, para que se constituya en Estado además de nacionalismo o pueblo, requiere de estructura económica y social con intereses comunes, portadora de ideario político.
    Pero no se puede contraponer la idea de Estado y nacionalismo, aunque por la coincidencia de intereses comunes puedan haber estados plurinacionales (bastantes) que no son ninguna rareza.
    Per se ni la construcción de un Estado supranacional (que reune competencias -decisiones sobre recursos, servicios, derechos…-) como la UE, o la separación o surgimiento de otro Estado, deslabazamiento de la URSS, determinan una mayor o menor facilitación -en sus ámbitos- al socialismo.
    En la práctica la facilitación o no de objetivos de izquierdas, se alumbra sobre concreciones políticas que contribuyen u obstaculizan a la misma. Podemos asistir a nacionalismo civiles que sobre la base de estructuras económicas diferenciadas, o diferentes realidades políticas, planteen la independencia como vía al socialismo o … .
    Como se ha dicho, no soy nacionalista, pero tampoco quito rigor a quiénes se reconocen nacionalistas -hasta el independentismo- y comunistas.
    Esta posición mantenida de comprensión a ambas posiciones, es posible al enteder dichos elementos no desde el plano ideológico universal y atemporal, sino desde el político y contingente.
    Por ello, la facilidad con la que se colige el acuerdo político que propugne la unión de los pueblos -que no la unidad impuesta-, permitiendo la superación alternativa a los recortes sean materiales, de servicios o derechos.
    De ahí, la incomprensión al inmovilismo que permitirá la renovación del PP y el gobierno de la gross coalition, más pronto que tarde, con el gobierno de PP y CIUDADANOS, más la abstención de un PSOE al que el stablishment le haya aplicado su peculiar catarsis( tras el auxilio prestado por la inteligencia de la nueva izquierda alternativa).

    Un cordial saludo.

  60. Repites mucho lo de la “unidad impuesta”. ¿Por quién? ¿Por los malvados castellanos, hijos de Torquemada?

    El Estado, todo Estado, es de por sí plurinacional, o plural. La Polis, a diferencia de la tribu, se construye cuando varios demos (tribus) se juntan en un lugar y construyen una Ciudad (Estado). La Democracia no es la Voluntad de los individuos sino de las clases, con objetivos e intereses muy diferentes, la mayoría de las veces contrarias.

    Pensar que la Polis es el resultado de un acuerdo armonioso no es sino idealismo.

    • Raul, haces cada pregunta, si yo me quiero separar, y hay quién no me deja, esos son los que imponen la unidad.
      No me hables a mí de Torquemada, castellanos,…, debieras darte cuenta que al abordar dichas cuestiones no las abordo en dicha clave, o enfoque.
      La reflexión que del Estado haces como realidad plurinacional, si lees el comentario que envié ante de leer el tuyo, verás que coincide.
      La categorización que realizas de clase y voluntad en el concepto Democracia, infiere que entiendes dos tipos de voluntades manifestadas, una respecto de la clase en sí y otra para sí, cuestión que comparto.
      Pero dicho razonamiento si fuera lineal llevaría a la equivalencia entre Dictadura y Democracia , y evidentemente las diferencias son notables, porque aunque formales (desde la perspectiva materialista pura) inciden indiscutiblemente en la condiciones de vida de las gentes.

      Un cordial saludo.

  61. LLendo al hilo de nuestro diálogo, acabo de leer la Tesis 17 del doc.congresual del PCE, entre las preguntas que se hace a la militancia, dicen: ” ¿Es posible compatibilizar el anhelo de soberanía nacional generado por las políticas de recortes y austeridad de la UE con nuestra tradición internacionalista y los lógicos complejos sobre el concepto de España que aún padecemos? ¿Podemos construir y trabajar un concepto de patriotismo revolucionario integrador con las nacionalidades del estado?”
    Lo primero a preguntarnos es a ¿qué concepto de España se refieren? ¿por qué “España” a de recordar al franquismo centralista o sus herederos? ¿Esa acepción o significado de España es atemporal y universal, dogmática? ¿Podemos hablar de España como comunidad plurinacional, y de los españoles como sus pueblos, sin necesidad de uniformidad -diferentes identidades culturales, gastronómicas…-? ¿Los norteamericanos estadounidense son patriotas, pese a ser distintos pueblos con Estados propios y multiraciales?
    Sí debemos preconizar un patriotismo revolucionario, para superar las fuerzas que constriñen a España y sus pueblos a la dependencia económica, a la desigualdad como rasgo distintivo en su espacio geopolítico y económico.
    L@s herman@s latinoamerican@s ya nos mostraron hace tiempo que el patriotismo no esta reñido con el internacionalismo.
    Debemos ser conscientes que nombrar España es significar su realidad plurinacional. El patriotismo para un comunista no se sustenta en fetiches, sino en proposiciones, en tanto que hay reivindicaciones soberanas frente a mercados e instituciones supraestatales, hay discurso patriótico revolucionario.
    Sin embargo, no entiendo la necesidad de incluir el término nacional: soberania nacional.
    Incidir en España como nación de naciones, es algo que no entiendo por aportar poco, además presupone dos categorías de naciones. En principio el término soberanía no requiere de adjetivo, la soberanía de España no necesita adjetivación ni nacional, ni estatal, ni … para referir la colectividad de pueblos. Con independencia de que el término soberanía nacional provenga de la tradición en la Ilustración, como dijera ya Raul, Rousseau nos hablaría de la soberanía popular y el Abate Siéyes de la nacional.
    Quizás, si pretendieramos darle al concepto soberanía mayor carga política en los términos planteados, debieramos acuñar un nuevo concepto: soberanía democrática, como reclamación democrática ante la dictadura de los mercados y la imposición de las instituciones supranacionales.
    Sí el patriotismo es revolucionario y puede ser internacionalista, y se puede prácticar el patriotismo de España sin distinciones de nacionalismo, dado que es objetivo ante la UE del € y la dictadura de los mercados, por parte de una comunidad de intereses que constituyen a todos los españoles, pueblos españoles o de España (llamésmole formalmente como queramos, lo que da entidad es la comunidad de intereses, además del legado histórico común producto del rose).

    Saludos Cordiales

  62. Rousseau sabía que no siempre la Voluntad Popular (lo que el pueblo decide) coincide con la Voluntad General (lo que el pueblo, como individuo compuesto, realmente quiere).
    La Voluntad Popular puede no coincidir cuando cada parte piensa solo en sí misma; cuando prima el egoísmo sobre el interés general.

    ¿España como estado plurinacional? No, a no ser que sea una expresión redundante (todo Estado es plural, a difenrencia de las tribus, que son homogéneas, y ahí reside la grandeza de la Política. La Política es la administración de lo necesariamente heterogéneo.

    La ciudad, la Polis es heterogénea. Volver a la homogeneidad es intentar volver al estado de barbarie prepolítico. No hay democracia posible sin heterogeneidad.

    Me hace mucha gracia la necesidad de resaltar las diferencias, como si en España hoy no se pudiera hablar en distintas lenguas o respetar las tradiciones y usos y costumbres de cada sitio. Como si viviésemos en la época franquista (cuando además Franco beneficio a Cataluña y al País Vasco más que a otras regiones…).

    Si a veces más parece que lo clandestino es todo aquello que nos une como españoles.

  63. Y Cayetano: si tú quieres separarte y romper mi nación (mi Estado), inténtalo.
    Pero sé consciente de que ninguna nación (o Estado) serio deja pacíficamente que le mutilen.

    Juégatela y lucha por tu independencia, pero no reclames privilegios ni evoques a la santa democracia.

    Las naciones no se construyen democráticamente. Pueden funcionar internamente democráticamente, pero de cara al exterior y de cara a su supervivencia, reina la ley de la fuerza.

    Si quieres independecia, haz la guerra. Y luego no llores si alguien más fuerte que tú te vence.

    La Historia real es así.
    Lo otro son cuentos para niños.

  64. Que no es que lo diga yo: que es que lo decía Marx. Que sí, que puede que Marx ya esté anticuado. Pero nadie obliga a nadie a ser comunista; siempre se pueden escoger autores más “actuales”….

    Con esta «enajenación» […] solo puede acabarse partiendo de dos premisas prácticas. Para que se convierta en un poder «insoportable», es decir, en un poder contra el que hay que sublevarse, es necesario que engendre a una masa de la humanidad como absolutamente «desposeída» y, a la par con ello, en contradicción con un mundo existente de riquezas y de cultura, lo que presupone, en ambos casos, un gran incremento de la fuerza productiva, un alto grado de desarrollo;
    20. [D]e otra parte, este desarrollo de las fuerzas productivas […] constituye también una premisa práctica absolutamente necesaria, porque sin ella solo se generalizaría la escasez y, por tanto, con la pobreza comenzaría de nuevo, a la par, la lucha por lo indispensable y se recaería necesariamente en toda la inmundicia anterior.
    21. [A]demás, porque solo este desarrollo universal de las fuerzas productivas lleva consigo un intercambio universal de los hombres, en virtud de lo cual, por una parte, el fenómeno de la masa «desposeída» se produce simultáneamente en todos los pueblos […]. Sin esto, 1.º el comunismo solo llegaría a existir como fenómeno local; 2.º las mismas potencias del intercambio no podrían desarrollarse como potencias universales y, por tanto, insoportables, sino que seguirían siendo simples «circunstancias» supersticiosas de puertas adentro, y 3.º toda ampliación del intercambio acabaría con el comunismo local.
    22. […] Para nosotros, el comunismo no es un estado que debe implantarse, un ideal al que haya desujetarse la realidad. Nosotros llamamos comunismo al movimiento real que anula y supera al estado de cosas actual.[…]. Por tanto, el proletariado solo puede existir en un plano histórico-mundial, lo mismo que el comunismo, su acción, solo puede llegar a cobrar realidad como existencia histórico-universal, […] vinculada a la historia universal.
    23. La forma de intercambio condicionada por las fuerzas de producción existentes en todas las fases históricas anteriores y que, a su vez, las condiciona es la sociedad civil, que, como se desprende de lo anteriormente expuesto, tiene como premisa y como fundamento la familia simple y la familia compuesta, lo que suele llamarse la tribu.

    Márx: La ideología alemana.

  65. Raul, no se con quién discutes, en las posturas que críticas no me doy por aludido. Ya te hice la observación pero parece que sigues debatiendo contigo mismo, es decir con las ideas preconcebidas que tienes del tema conforme a un guión de pros y contras que no acepta más.

    Un cordial saludo.

  66. Hola,me gusta lo que dice garzón,pero por qué no os presentáis como partido comunista españa ,no sería más sencillo y claro¿ u os da vergüenza presentaros como comunista.?No me gusta vuestro acercamiento a podemos a pesar del rechazo……………….. yo he leído un artículo de alcaráz donde habéis votado la disolución de i.u

Dejar un comentario

You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>