Unos interesantes gráficos del Pew Research Center. Según el primero, el 58% de los estadounidenses cree que es más importante para la gente que los ciudadanos puedan perseguir sus objetivos vitales sin la interferencia del Estado. Piensan así tres cuartas partes de los votantes republicanos (conservadores) y la mitad de los liberales (progresistas). Por el contrario, el 35% de los estadounidenses piensa que el Estado debe garantizar que nadie está necesitado. En los países europeos la tendencia es la contraria. En España el 67% cree en el Estado en esos términos, como lo hacen el 64% de los franceses y el 62% de los alemanes.

Según el segundo gráfico, el 49% de los estadounidenses está de acuerdo con la frase “nuestra gente no es perfecta pero nuestra cultura es superior a otras”. Esa frase la suscribirían el 47% de los alemanes, el 44% de los españoles y el 27% de los franceses. En contra de la misma estarían el 72% de los franceses, el 55% de los españoles y el 46% de los estadounidenses. Es decir, los franceses los más humildes y sensatos.

Hay otros datos interesantes en el informe completo.

 

COMPARTIR: Facebook Twitter Pinterest Google Plus StumbleUpon Reddit Email

Comentarios

  1. el problema es que eso da igual. Vivimos en una Democracia de Mercado donde la Soberanía ya no reside en los ciudadanos sino en la colocación de la deuda. Qué importa lo que opinen los ciudadanos? qué importa que seamos más de izquierda o menos, tengamos una visión u otra del Estado? Importa lo que digan el Banco de Alemania y el BCE. El resto da igual.

    Que en una crisis, hecho coyuntural claro está, nuestros políticos ni quieren ofrecer batalla por defender la sanidad, la educacion y las prestaciones sociales, dice mucho de ellos.

    Ni quieren defenderlo ni lo harán. No creen en ello, pero es que además, nosotros no pintamos ya nada. Esta crisis si algo tiene de bueno es que ha quitado la careta a muchos actores de la política nacional e internacional.

    Ahora sí me creo que la UE es un proyecto eminentemente neoliberal. Y ahora sí me creo que de romanticismo y valores no hay nada en Bruselas. Hay dinero, poder y política.

    No es lo mismo que en 1789. Pero sí nos aproximamos.

    Se acuerdan que se decia hace unos 2 años de refundar el capitalismo??? en las sedes del Banco Santander y del Deutsche Bank deben estar de un cachondeo padre…

  2. Jajaja, lo de los franceses es propio de ellos. Soy bisnieta, nieta e hija de hispanofranceses (los hijos de la emigración y el exilio) y viví y estudié en Francia cuatro años. Allí aprendí la disciplina intelectual y a preguntarme por todo lo que hacía a criticarme y criticarlo todo con método. Nada comparable a los ingleses que conocí bien después o con los alemanes, rígidos e inflexibles, sensibles y atormentados, pero no tan disciplinados y autocríticos como parece.

    Para la autocrítica, como los franceses nada. Confiemos en esta capacidad para que voten izquierda, Mélenchon mejor.

  3. No lo habéis entendido, los franceses se oponen a la frase porque creen que *además* su gente es perfecta.

  4. La formulación de la primera pregunta es capciosa. Porque ¿qué hay de la freedom del que tiene need?

    ¿Desde cuando existe una contraposición entre los ideales de libertad e igualdad? Precisamente es la desigualdad la que limita la libertad. Mientras exista un Botín, un Alierta o un Brufau, mi voto valdrá menos que el guano.

  5. Mireya, totalmente de acuerdo contigo, puedo constatar además perfectamente lo que dices de los alemanes.
    “rígidos e inflexibles, sensibles y atormentados, pero no tan disciplinados y autocríticos como parece”. Es exactamente así. Sólo faltaría decir de los españoles que tenemos el defecto de ser prepotentes e ignorantes.

  6. lynx_pardina 8 abril 2012 at 12:33 · · Responder

    Interesante. Opino que se podría añadir una dimensión más para entender mejor el carácter colectivista en España.
    Dentro del colectivismo e individualismo hay muchas variedades, y una de las más estudiadas es la dimensión horizontalidad-verticalidad de las relaciones sociales. En función de ello habría dos opciones: Las sociedades “colectivistas-horizontales”, en la que las personas cooperan entre sí, se enfatizan las meta comunes, la empatía e la interdependencia, pero no se someten fácilmente a la autoridad.
    Las sociedades “colectivistas-verticales”en las que, por el contrario, las personas se someten a la autoridad del grupo y son capaces de sacrificarse ellos mismos por el interés común. Son culturas tradicionalistas y sus miembros se esfuerzan por mantener la cohesión dentro de su grupo, respetando las normas y órdenes que reciben.
    No sé cuáles son los datos de España, pero quizás esta distinción podría ayudar a explicar que sigan existiendo algunos sectores que aún no se hayan indignado como debieran, y que aceptando una política paternalista en la que no tienen que reflexionar por sí mismos porque les han dicho que “no hay alternativas”…

  7. Como no, los estadounidenses, siempre pavoneándose, los más fanfarrones y los más prepotentes.

Trackbacks for this post

Dejar un comentario

You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Participa! ¿conoces el trabajo de Alberto Garzón en el Congreso?