¡Feliz y combativo 2017!

Queridos compañeros, queridas compañeras.

Os escribo con la intención de transmitiros mis mejores deseos para este año que ahora entra. Al mismo tiempo, aprovechando la ocasión me gustaría compartir algunas reflexiones que espero sean oportunas y útiles para el año 2017.

Durante este año 2016 ha tenido lugar la sexta convocatoria electoral en apenas dos años, un reflejo más de la enorme volatilidad e inestabilidad política por la que atraviesa nuestro país. Afortunadamente, en este tiempo hemos conseguido dos objetivos estratégicos. Por una parte, hemos asegurado la supervivencia de la izquierda organizada en nuestro país en un momento de implosión del sistema de partidos. Esta no era tarea fácil, y en juego estaba la desaparición de la única organización de izquierdas con tradición marxista en nuestro país. Gracias al esfuerzo de nuestra lúcida militancia hemos logrado evitar ese escenario. Por otra parte, hemos logrado también iniciar un proceso de unidad electoral que hasta el momento nos ha permitido participar en gobiernos municipales y en un espacio electoral estatal que representa en torno a uno de cada cuatro votantes. Esto es tanto una anomalía histórica en nuestro país, pues nunca un espacio a la izquierda del PSOE había cosechado tanta simpatía, como una anomalía europea, pues somos de los pocos países en los que la crisis no está evolucionando pareja a un crecimiento de la extrema derecha.

Sin embargo, creo no es un momento de autocomplacencia, sino de enfrentarnos a los importantes retos que enfrentamos como organización, como clase y como país.

En primer lugar, la dinámica capitalista y su crisis sigue haciendo estragos en nuestra sociedad. En los últimos años han aumentado las privaciones de bienes y servicios esenciales para la vida para las clases populares. El desempleo y la precariedad se extienden, lo que está condenando a cada vez más sectores sociales a tener que vivir al límite. No abundaremos en cifras y datos porque los conocemos y porque somos nuestras familias, nuestros barrios y nuestra clase social los que sufrimos estas penalidades. Y esta situación, lejos de resolverse, se está agravando como consecuencia de la hoja de ruta de los recortes y la austeridad neoliberal impuesta por la oligarquía económica europea y española.

En segundo lugar, esta hoja de ruta ha podido continuar en nuestro país porque no logramos uno de los objetivos concretos que nos habíamos marcado: gobernar España. Ni lo conseguimos en diciembre de 2015 ni tampoco en junio de 2016. Precisamente durante este año hemos visto cómo la oligarquía española se veía obligada a intervenir cuasi-militarmente el Partido Socialista para evitar un gobierno alternativo al de Rajoy en el que tuviéramos influencia política. Aquella operación comandada por Felipe González y Susana Díaz era previsible, pero aislada no basta para explicar el gobierno de Rajoy. Debemos subrayar la incapacidad propia de atraer electorado suficiente. Quizás por cansancio, seguro por nuestros errores, mucha gente que confió en nosotros en diciembre se quedó en casa en junio. Mucha gente que sufre la crisis y es víctima de la dinámica del capitalismo no ha votado en las últimas elecciones o lo ha hecho por partidos del régimen. Este es nuestro gran reto no resuelto.

En tercer lugar, nuestra organización ha estado tradicionalmente condenada a la invisibilidad mediática. Quizás esto cambiaría si nos comportáramos de forma sumisa al régimen y los poderes económicos. Si dejáramos de pedir la nacionalización de las grandes empresas energéticas y financieras, si dejáramos de pedir la salida de la OTAN, si dejáramos de exigir un Estado laico, si dejáramos de reivindicar la memoria histórica, si dejáramos de señalar la corrupción del sistema, si dejáramos de señalar que el patriarcado mata, si dejáramos de considerar simple «ciudadano» a quien usurpa la soberanía popular… Si hiciéramos alguna o todas de esas cosas probablemente tendríamos más minutos en televisión, reportajes especiales sobre la izquierda amable y de orden y tendríamos a editoriales de los grandes medios explicando lo bueno que somos. Pero si hiciéramos eso, si dejáramos de ser lo que somos, también dejaríamos de ser decentes, dignos y, sobre todo, útiles para la causa del socialismo.

Estamos orgullosos de defender nuestras ideas y trabajamos para extenderlas, porque entendemos que es la única forma eficaz de luchar contra la crisis y contra el capitalismo. Porque es la única forma de lograr una vida digna. Y tenemos una organización que ha de afrontar nuevos e importantes retos, pero que está mejor de lo que ha estado en décadas. Tenemos la representación parlamentaria en Congreso y Senado más alta desde 1996, y participamos en un espacio político que representa el 25% del electorado en estos momentos. Y, sin embargo, eso sólo es una pequeña parte de lo que somos, pues lo más importante es nuestra militancia, y nuestra capacidad de transformar conciencias y realidades desde abajo, desde los barrios y desde los centros de trabajo. Por eso hemos iniciado campañas estratégicas como la campaña «¡Que no nos jodan la vida!», instrumento necesario para llegar a toda la gente que nos falta y que, como el resto, espera también construir soluciones a sus problemas concretos.

Este año también se nos han ido muchos y muchas compañeras, muchos y muchas militantes imprescindibles. Hace apenas unos días se nos ha ido Marcos Ana, pero su experiencia y su visión de vida queda en nuestros corazones y en nuestro proyecto. A él le gustaba decir que los comunistas tenían que ser buenas personas porque así la gente del barrio entendería perfectamente qué significa ser comunista. Sin necesidad de proclamas ni banderas. Con el ejemplo. Allí donde había una injusticia, allí habría un comunista combatiéndola. Creo que ese ejemplo de Marcos demuestra que nuestro proyecto es un proyecto ético-político, y que por lo tanto no podemos prescindir de valores y principios en nuestras vidas públicas y privadas, al mismo tiempo que también refleja que nuestro ámbito de actuación principal es la calle, los barrios, la vida misma.

Yo estoy seguro de que este año nos marcaremos aún más ambiciosos retos, y estoy convencido también de que juntos y juntas los alcanzaremos. Y estoy convencido de que más temprano que tarde construiremos una sociedad sin clases, una sociedad sin patriarcado, una sociedad que respete a sus animales y a su planeta, una sociedad en la que el reino de la necesidad haya dado paso al reino de la libertad. Tenemos el proyecto, los instrumentos, la gente. Cabe desearnos lo que necesitamos: buen trabajo y acierto.

Feliz 2017

¡Salud y República!

COMPARTIR: Facebook Twitter Pinterest Google Plus StumbleUpon Reddit Email

Comentarios

  1. Por fin un análisis lúcido de Alberto Garzón
    Entre palabras más o menos retóricas, para rellenar, dice verdades como puños
    Dice: En segundo lugar no hemos conseguido uno de los objetivos prioritarios que nos habíamos marcado –> Gobernar España. Porque sin Gobierno, no podemos aplicar las políticas sociales que propugnamos.
    Y a continuación enumera las razones por las que no han alcanzado ese objetivo.
    Estan todas definidas en el tercer lugar y no voy a repetirlas, pero él las resume muy bien diciendo que de haberlas aplicado, nunca podrían ser la izquierda marxista, decente, digna y útil para la gobernabilidad del País.

    Me recuerda sin saber por qué a la la película vista recientemente : 1898, Los últimos de Filipinas
    En ella, el Teniente Cerezo, magistralmente interpretado por Luis Tosar, defiende hasta las ultimas consecuencias, sus ideas, a pesar de que las evidencias, le dicen que la resistencia es inútil, que el Imperio americano ya se ha quedado con Filipinas, que el resto de los compatriotas en España, pasan olímpicamente de ellos, y que su cerrazón, solo lleva a los soldados a sus ordenes a la muerte.
    Eso si, a Martin Cerezo le dieron la Laaureada

    Feliz año nuevo a todos

  2. Con el cambio de año es bueno pasar de página para tratar de evitar errores en la estrategia de futuro…

    Todo lo mejor para este 2017 !

  3. Me permito aportar un artículo titulado “El infantilismo de Garzón” que publica harendt.blogspot.com
    El infantilismo de que hace gala buena parte de nuestra actual clase política de izquierdas no es solo producto de la edad, algo de lo que, lógicamente, no tienen culpa alguna, sino de que todo lo han aprendido, y encima mal, en los libros. Afortunados ellos que no han tenido que aprender nada de la vida a base de pegarse hostias con la realidad. En eso se parecen bastante a los fascistas europeos de entreguerras y a los falangistas españoles de 1933 que preconizaban apartar de toda actividad política a los menores de treinta años.

    Entre esos jóvenes políticos destacan los dirigentes de Unidos-Podemos, casi todos ellos profesores de las facultades de Ciencias Políticas españolas. Alberto Carlos Garzón Espinosa (Logroño, 1985) no ha salido de ellas, pero se les parece bastante. Político y economista, militante del PCE y de Izquierda Unida, es desde 2003 diputado en el Congreso y desde 2016 coordinador federal de Izquierda Unida, formación que ha entregado atada pies y manos, junto al histórico PCE, a las aguerridas y juveniles huestes podemitas.

    Una de las características más originales de estos jóvenes políticos, de los que el señor Garzón forma parte por edad y deformación ideológica, es su olvido voluntarioso y su altivo desprecio por la Transición y lo que ella representó para los que teníamos su edad cuando los españoles retomaron su destino con un esfuerzo lleno de generosidad que ellos ignoran y menosprecian y que se han encontrado hecho gracias al sacrificio y denuedo de sus padres y abuelos.

    El señor Garzón, que cuando murió el dictador todavía no había sido pensado ni siquiera como proyecto vital por sus padres, que para cuando vino al mundo ya había cumplido siete años la Constitución que le ampara aunque no le gusta, que habían pasado ocho de la matanza por la ultraderecha de los abogados laboralistas del PCE, y cuatro de que los golpistas del 23-F estuvieran en la cárcel, se ha permitido insultar y despreciar la memoria de sus mayores, en la persona de Santiago Carrillo, acusando a este último y al eurocomunismo de “izquierda domesticada”, lo que es una flagrante injusticia histórica aparte de una absoluta falta de respeto a Carrillo y a los militantes comunistas de la Transición, esa que él, que ellos, desprecian con inmadura y juvenil soberbia ignorancia.

    Javier Cercas, (Cáceres, 1962) también es joven para los parámetros vitales de hoy. Escritor, columnista habitual de El País, filólogo y profesor universitario, su obra es fundamentalmente narrativa y se caracteriza por la mezcla de géneros literarios, el uso de la novela testimonio y la mezcla de crónica y ensayo con ficción. Merecen mención especial sus Soldados de Salamina, La velocidad de la luz, y la exitosa crónica del golpe de Estado del 23-F titulada Anatomía de un instante, o la más reciente de El impostor.

    En El País Semanal de ayer, primer día del año, Javier Cercas le dedica una acerada crítica a Alberto Garzón titulada La dignidad del PCE, en la que le acusa de faltar al respeto histórico debido al eurocomunismo en general y a Santiago Carrillo en particular por su papel en la transición española a la democracia. Apreciación que comparto de la primera a la última línea.

    El que no sabe de donde viene difícilmente sabe adónde va, señala Cercas al comienzo de su artículo. Es lo que me digo, añade, desde que estalló la polémica entre Gaspar Llamazares, excoordinador de Izquierda Unida, y Alberto Garzón, líder actual de la coalición. Todo empezó cuando Garzón declaró a este periódico que el populismo de Íñigo Errejón cometía el mismo error que el eurocomunismo de Santiago Carrillo, secretario general del PCE durante el cambio de la dictadura a la democracia: la moderación. No es la primera vez que Garzón desdeña el papel desempeñado durante la Transición por el PCE, partido integrado en IU y en el que él mismo milita: hace unos meses afirmó que en aquella época el PCE ejerció de “izquierda domesticada” por los poderes políticos. Ahora, sin embargo, la respuesta de Llamazares no se hizo esperar: afirmó que “asimilar eurocomunismo a populismo es historia ficción”, denunció la superficialidad del análisis histórico de Garzón, concluyó: “Someter a una causa general a la izquierda de la Transición y la estrategia del PCE no es nuevo; lo raro es que lo asuma un dirigente del PCE”: “El PCE hizo durante la transición lo contrario de lo que hacen los populistas; no cargó la responsabilidad sobre las espaldas de otros, sino que, como había hecho durante el franquismo, las cargó sobre sí mismo”.

    Llamazares acierta de lleno, sigue diciendo Cercas. Dejemos de lado la disparatada equiparación entre eurocomunismo y populismo: baste decir que el PCE nunca se rebajó a atizar en democracia “el enfrentamiento entre pueblo y representantes”, la forma de demagogia que, como recuerda el propio Llamazares, define al populismo actual. Pero el acierto de Llamazares apunta a algo mucho más importante, que podría formularse así: uno de los errores fundamentales de la izquierda española consiste en haberle entregado el mérito de la Transición a la derecha, lo que a ésta le permite presentarse como casi única constructora de la democracia. Se trata de una flagrante falsificación histórica. La verdad es que la derecha española no quería la democracia, o quería una democracia tan limitada que apenas puede llamarse democracia; fue la izquierda –y muy en especial el PCE– quien empujó hasta conseguir una democracia plena. Por supuesto, el resultado no fue el que la izquierda quería; pero tampoco el que quería la derecha: el resultado fue un pacto. En eso consiste la política democrática: en ceder en lo accesorio para no ceder en lo esencial. Para el PCE de aquella época, al cabo de 3 años de guerra y 40 de dictadura, lo esencial era la democracia: la construcción de un sistema político donde todos cupiésemos. Eso fue lo que se consiguió. Y a eso contribuyó decisivamente el PCE, que desde finales de los años cincuenta apostaba por la reconciliación nacional, por no ajustar cuentas con el pasado y por lo que luego se llamaría la “ruptura pactada”. Si se recuerda que quienes proponían tal cosa eran gentes que habían llevado el peso brutal de la lucha antifranquista y que habían padecido exilio, persecución y a veces cárcel y tortura, se entenderá por qué ésa era una apuesta heroica. El PCE hizo durante la Transición lo contrario de lo que hacen los populistas: no cargó la responsabilidad sobre las espaldas de otros, sino que, como había hecho durante el franquismo –cuando protagonizó casi a solas el combate contra la dictadura–, las cargó sobre sí mismo, responsabilizándose de la construcción de la democracia. Todo hubiese podido salir mejor, claro; pero también hubiese podido salir peor, incluso mucho peor. Sea como sea, acusar a esa gente de ser una “izquierda domesticada” –a ellos, que se jugaron la vida contra el franquismo y le obligaron a aceptar la democracia durante la Transición– me parece no sólo despreciar lo mejor de la historia del comunismo español, sino faltarles al respeto que se ganaron; acusarlos de eso ahora, desde la comodidad de una vida transcurrida por entero en democracia –a ellos, que conocieron medio siglo de penalidades–, me parece una injusticia brutal.

    Es una injusticia, termina diciendo, que quienes no hicimos la Transición cometemos en los últimos tiempos con frecuencia. Si nuestros hijos nos tratan con la misma petulancia ignorante y despectiva con que nosotros tratamos a nuestros padres, lo pagaremos caro. Por lo demás, no me extraña que Garzón tenga problemas en IU. Quien no sabe de dónde viene difícilmente sabe adónde va. O como digo yo: la locura juvenil es una enfermedad que acaba pasándose con el tiempo.

    Saludos

  4. El “amanece que no es poco” que tanto nos gusta, y rememoró en este blog el amigo Jose, fotografía el esperpento de la izquierda española, como la vida de Brian nos enseña su internacionalidad. Si hay desmovilización y una gran Alianza Santa o no, se constituye en lugar de agrietarse, algo debemos estar haciendo y diciendo mal.
    Mientras discutimos si somos churras o merinas, moderados o radicales, la realidad es que no aportamos nada. Ahí andan enzarzados Cercas y Monedero junto a much@s más.
    Pero tampoco debemos pensar que es propiedad de la izquierda, también es esencia de lo español que estos días nos enseña con otras cuestiones, la operativa de la izquierda –populista o no-.
    Al caso viene el debate público de si los ciclistas deben tener carnet por puntos, matrícula las bicicletas y seguro de responsabilidad (no sabemos si el vehículo con varios tomadores, o bajo que otra fórmula)….
    Y es que estricto sensu, podríamos decir que los ciclistas conducen vehículos, pueden provocar accidentes (con responsabilidad); como conductor debería demostrarse su capacidad de conducción (carnet); como factor de riesgo debería tener seguro de responsabilidad…; y como tal debería identificarse al vehículo (matrícula).
    Pues bien, así operamos demasiadas veces desde la izquierda, paseando por nuestros principios, desconectados de la realidad, o renunciando a intervenir en ella (sólo denunciarla), negándonos a gobernar si no es desde nuestras posiciones y principios puros.
    Damos tanta importancia a la puridad, que incluso en el interior de nuestras organizaciones se justifica en los procesos asamblearios o congresuales, la votación de documentos en bloque que sólo pueden ser cambiados por la asunción de la ponencia. Robándole al adscrit@, afiliad@, militant@ la capacidad de enmendar dos líneas, una coma, tres palabras o 1.001, que el ponente o líder no esté dispuesto a asumir. De forma que el militante-s encorsetado entre las distintas ponencias, sin posibilidad de intervención ni empoderamiento real que no transite por las venas de l@s líder@s, es más espectador pasivo que elige pero no es elegido en la mochila de ideas, acabando así con la licencia libre del Ubuntu, con el acto de pensar, preguntarse y crear en el conjunto de la militancia, que sólo debe elegir entre el menú.
    Como decía, esta puridad de la bicicleta esperando a Marieta, puede tener muchas razones y argumentos, verdades, pero no soluciona nada. España va a la cola en el uso de la bicicleta y a la cabeza en ciclistas atropellad@s. La bicicleta, cuando vemos ciudades con EPOC en España y Gaia, obligadas a restringir y prohibir por urgencia sanitaria los vehículos a motor, debe ser promocionada: eliminando barreras jurídicas y materiales (romper la exclusividad de las vías para el motor); debe promocionarse además por la salud individual del usuario (cardiovascular, articular, muscular…); debe ser promocionada por que no contaminar con gases, ni ruido y elevar los beneficios del usuari@ y su entorno.
    España es la madre de la Santa Inquisición, de la culpa y la pena –punitiva-, de la responsabilidad, de pagar por encima de reparar y rehabilitar. Y las izquierdas españolas no pueden escapar de esquemas formales, de caminos por donde andan contenidos antagónicos, némesis que en tanto negaciones comparten lenguaje con lo negado, comparten procesos del pensar.
    Debiéramos esforzarnos en cómo podríamos intervenir, solucionar mejor las cosas de nuestras vidas cotidianas. Vistas desde el paseo pegado a tierra y reposado de la bicicleta. Hoy Isaac Rosa escribía como están normalizando, naturalizando, la precarización de la vida en la involución vital del modelo social.
    Recordaba al hilo de todo esto, que la Revolución francesa de 1789 no trajo el derrocamiento del monarca absolutista, sino que instituyó la monarquía parlamentaria. Recordaba que la bancarrota de Francia y la negación de los prebostes a contribuir y pagar, llevó al Rey a convocar los Estados Generales, acelerante de la Revolución. Recordaba que la primera Constitución de la Revolución (1791) era monárquica y que sólo meses después (al intentar el rey encontrarse con los invasores de la Santa Alianza) la posición republicana pasó a ser mayoritaria entre los revolucionarios e instituyéndose la Constitución de 1793….
    Todas las reflexiones se entrelazaban, ¿somos churras o merinas o estamos con nuestras bicicletas viendo a Marieta?
    Me pregunto y es la reflexión fundamental, ¿con nuestras acciones, estamos contribuyendo a cohesionar un partido del orden grande y fuerte? ; ¿Estamos generando contradicciones en el bloque orgánico?; ¿Se prevé que con nuestras acciones abramos grietas en la legislatura o la consolidemos?
    Como denuncia Isaac Rosa, se está normalizando, naturalizando la precarización de la vida, la menguación de la clase media, la miseración de l@s trabajadores en ejercici@… ¿Pero qué papel estamos jugando las izquierdas en este contexto? ¿Se ha renunciado al relato de ganar la Sociedad, el sentido común, de generar contradicciones? ¿Se ha renunciado a buscar aliados, a articular una mayoría social que necesariamente pasa por la unión de la menguante clase media y la obrera en depauperación?
    Mientras, seguimos hablando de nuestros ombligos, y cuando lo hacemos del precariad@ nos quedamos en la denuncia, pero no organizamos redes solidarias en base a nuestras infraestructuras materiales y nudos humanos. Para ser conflicto, hay que incorporar al conflicto –al precariad@- intervenir directamente entre ell@s, y la solidaridad efectiva es de los mejores medios para organizar la acción que es también ideación. Si no, seas viejo o joven, serás un turista en la tribu de yanomamis, watusis, masai, o entre l@s tártaros, pero nunca articularás a la tribu como parte del proyecto, nunca serás el origen del conflicto.
    Si hay desmovilización y una Gran Alianza Santa o no, se constituye en lugar de agrietarse, algo debemos estar haciendo y diciendo mal. No creo que gritar más, que aumentar los decibelios de la denuncia conceptual, sea la solución, menguarla tampoco es la cuestión.
    Renunciamos a articular un proyecto de las clases media y obrera, esa es la clave con todas sus derivadas. No hay más mayoría que la existente.

    Abrazos a tod@s.

  5. Enhorabuena Cayetano
    Veo que los Reyes Magos te han traido el Don de Lenguas
    Todo lo que dices tiene su enjundia (bastante más para pensar que la retórica de Alberto garzón), pero yo me quedo con varias IDEAS, relacionadas con la IZQUIERDA
    Dices que estás esperando a Marieta con tu Rolls y ella aparece con su bicicleta
    No sé si a tus 50 y ventitantos años, te ha dado por el ecologismo ó mandas una carga de profundidad ideeologica
    Yo más bien creo en lo segundo
    Mientras la izquierda está sentada allí como un jilipoyas, madre, con ssus ideas, con sus verdades irrefutables, el chulo del barrio se está beneficiando a Marieta
    Dices una frasse al final del comentario con laa que me quedo
    “No hay más mayoría que la existente”
    Y me viene a colación, la peicula de Martin Scorssese “Silencio”
    Es un tocho largo, largo, largo, pero tiene mucho que analizar.
    Con respecto a la Mayoría existente, en la película, un misionero jesuita va a Japón a buscar a un compañero desaparecido
    Los cristianos japoneses están sufriendo persecuciones y torturas por defender su Fe (La única verdadera).
    Al misionero le cogen los japoneses y el Inquisidor de Nagasaki le pregunta con mucha educación, que porque insiste en defender unas ideas que chocan con la cultura japonesa y el misionero responde, que porque es fundamental extender la Fe verdadera a todos los confines del globo
    Le pregunta el inquisidor que porque sabe él quee tiene la propiedad de la Fe verdadera y el misionero dice que porque le ha sido revelado desde eel Altísimo
    Y el inquisidor le dice: Anda, aprende el japonés, estudia un poco más y verás que laa mayoría en este país está por el budismo. No trates de imponer tus ideas que no son más que eso, ideas. Pueden estar bien en Portugal, pero aquí no sirven
    Pues lo mismo la Izquierda

    Un abrazo y me alegro de leerte

  6. Jose, cuando me refiero a la mayoría existente es tanto a las ideas y como los intereses materiales. La mayoría existente en el capitalismo maduro, la constituyen trabajadores y clases medias, son sociedades mesoclasistas.
    La salud del capitalismo parió dicha Sociedad, y su agonía la está matando; decían contestando a l@s de PODEMOS, que los tres millones perdidos por la menguante clase media que recogía el informe del BBVA, no eran desde 2011 a la fecha, sino de 2003 a 2013. El dato corregido nos dice que la menguación de la clase media no es sólo de la Gran Crisis, sino que viene de más lejos, es más estructural, iniciándose mucho antes en 2003 (son los venidos a menos de la serie del camping “con el culo al aire”).
    El modelo puesto en marcha, es incapaz no ya de sostener el estado del bienestar, sino tampoco de sostener una sociedad mesoclasista, ni de reproducir empleo que libera al trabajador de la pobreza, como norma general.
    Luego la mayoría social la constituyen dichas clases en su respuesta al mismo. Ahora bien, la acumulación de experiencia y conocimiento de las izquierdas y movimientos de liberación, debe llevar en nuestro espacio geopolítico a reformular las alianzas, asumiendo errores y concluyendo propuestas que puedan articular dichas mayorías en pos de una sociedad distinta estratégicamente, y táctica o políticamente debemos favorecer las posiciones que en otras organizaciones están por articular dicha mayoría.
    En el horizonte del largo plazo, no podemos defender al estatalismo como instrumento para la destatalización (comunismo), ya hemos visto como dicha experiencia lleva al estado capitalista de las nomenclaturas, como la disposición de las infraestructuras en el modo de producción reproducen al Capital como sujeto automático.
    Hoy día debemos promocionar una economía democrática, de código abierto, que no sólo es para los software, sino también para la producción y distribución de energía, o que como decía Francisco González del BBVA “los bancos futuros serán aplicaciones”, ¿por qué no aplicaciones financieras abiertas, transparentes, participativas… (acaso el mayor volumen de capital, por ejemplo de fondos de pensiones, no es de las clases medias y trabajadoras no precarizadas). De aquí a nada la impresión tres D y software libres serán una de las vías de producción directa e intercambio masivas. Escuche que había una compañía tipo IKEA pero de camiones, enviaban las piezas y el usuario las ensambla. Las cadenas de montaje sean por robotización (no por la competencia de bajos costes salariales) o por la eclosión de nuevas formas de producir y distribuir que se abren paso, serán vestigios residuales del pasado. Como el capitalismo conocido comenzó siendo una práctica minoritaria y acabo dejando al artesano otrora dueño de la producción como algo residual, la actual manera de producir y distribuir está convocada a su residualidad o a condenarnos con tiempos muy oscuros, es su propia naturaleza (como la del escorpión de la rana).
    Necesitamos reconfigurar nuestro modelo de sociedad alternativa, que no pasa por la estatalización para destatalizar, sino por intervenir la economía para impulsar la desoligopolización de la economía privada y estatal, para democratizar la economía desde la producción, a la distribución, facilitando también la democratización de la gestación y maduración de proyectos. El neosocialismo debe aprender de su historia y proponer una sociedad alternativa, con principios de libre concurrencia desde la igualdad o equiparación formal y material de los concurrentes. Posible en el marco de un sistema económico en que los medios de producción y distribución están democratizados, es decir la producción y distribución se realizan en red. Redes que por ejemplo serían mucho más libres que la determinación neuronal de los precios hoy día.
    En lo político implicaría en España:trabajar por la soberanía energética de las renovables en lugar de penalizarlas; trabajar por la implementación en los hogares del intercambio y uso de software y sistemas operativos libres. Impulsar la robotización y utilización del 3-D; redistribuyendo los beneficios tecnológicos: fomentar nuevos empleos a través del TSG, en los cuidados de los vulnerables, del medio ambiente…; apostando por la readaptación a las nuevas tecnologías de nuestro sistema educativo que permita una mayor adaptación de los currículos (más ñoño que el antiguo código militar que arrestaba al palo si te caías de él), contribuyendo a superar la tasa de absentismo y fracaso escolar; apostando por la sanidad pública en deterioro; por la investigación –abandonada- y su aplicación…; apostando por un mayor nivel de vida que permita eclosionar a nuevos empleos del sector servicios. En definitiva, entrando de una puñetera vez en la era de la Odisea del 2001, y romper con las rémoras que desde los reyes católicos han atado España a lo más reaccionario de Europa (salvo cortos períodos, nuestra democracia uno de ellos, pues pese a todos los pesares, para bueno y malo nos colocó en el tablero geopolítico de nuestro contexto, por mucho que su Régimen haya caducado). No podemos permitir que otra vez España se quede en el pasado y pierda el ritmo de los tiempos en su contexto geopolítico.
    Es en ese quehacer de España moderna y satisfactoria para l@s español@s, dónde debemos encontrar contradicciones que permitan articular políticamente una mayoría amplia, no sólo de un proyecto como Unidos Podemos ya de por sí diverso, sino que sea capaz de contribuir a incorporar la sensibilidad socialista que todavía representan muchos líderes del PSOE( y ojala al propio PSOE), y a todo aquel susceptible de compartir puntual, táctica o a más largo plazo, planteamientos que contribuyan a la mejora de una sociedad mesoclasista, para poder llegar a una sociedad meso en que desaparezca su ser clasista.
    En ese empeño, tendremos enfrente no sólo a los oligopolios interesados en la conservación de infraestructuras antiquadas, sino también a quiénes con ellos han pactado el papel residual asignado a España como país periférico del centro económico (Alemania). También entre éstos (oligopolios y transnacionales) deberemos encontrar las contradicciones que puedan favorecer el desarrollo de una España moderna, por muy puntuales que puedan ser (no menos nos dijo un bolchevique como Lenin).

    Un abrazo para ti Jose, y para el compa Mark.

  7. Estimados amigos,
    Es un verdadero placer veros comenzando este nuevo (y siempre complicado) año 2017 con ilusión y ánimo para escribir vuestros interesantes artículos…

    Mis mejores deseos para este año político !

    Un abrazo

  8. A ver que me pierdo
    Si meso, significa medio, la Sociedad mesoclasista, la formarán, la clase media, los trabajadores y los compradores en las rebajas del Corte Ingles y Media Mark, (que hoy estaban abarrotaos).
    El Capitalismo, nunca ha gozado de mejor salud y el Capitalismo necesita a las Clases consumistas, ergo las clases medias y la sociedad, no están muriendo
    La Izquierda está estatalizada
    Quien la destatalizará
    El destastalizador que la destastalice buen destastalizador será
    Y será un dirigente conservador, visto que la izquierda sigue dando la tabarra con Marieta y su bicicleta
    Lo mismo digo del desoligopolitizador que desolipolitice

    No demos la vara con las Renovables como la panacea de todos los problemas
    Es una actividad más y no la más importante
    Dejemos que eel hombre blanco siga inventando. Bill Gates, Steve Jobs, Elon musk y otros muchos serán recordados como los grandes impulsores de la actividad moderna y no se les recuerda por las Renovables.
    No estoy de acuerdo en que España es retrograda desde los Reyes Caatólicos. Tenemos luces y sombras en todas las épocas. Hemos inventado la fregona, el chupachups y los equipos españoles de futbol están en la elíte del futbol mundial

    Tenemos que tenr cuidado porque si articulamos políticamente una mayoría amplia, que entre en contradicción para los españoles pero no para las españolas, tenemos un conflicto de género .
    No es lo mismo dirigirse con un único lenguaje a los inscritos que a las inscritas, qque diría Pablo.

    Y si, estoy de acuerdo en cuanto a incorporar a los líderes del PSOE, pero no debemos olvidar a Susana Diaz, que aun no siendo líder sino lidera, pinta mucho

    Abrazos a todos los que escriben en este blog, incluido Mark

  9. Feliz año Cayetano!!
    Muy acertado el post de AG.
    Abrazos,
    Jesús

  10. @Jesús, me alegro de leerte por estos lares, feliz año.
    Jose la clase media esta menguando, así lo dice el informe del BBVA de 2003 a 2013 en 3 mill. de personas. La clase trabajadora, y los más de 3 mill. de la media ven precarizarse sus vidas: este año vienen curvas y la incertidumbre no es poca, me encantaría saber como han evolucionado las horas de trabajo; los cambios operados en las relaciones laborales (mercado laboral) ya sabemos que han creado al emplead@ pobre; y el pobre mileurismo de antes ahora es una meta inalcanzable para millones.
    El Capitalismo conocido tras la II Guerra Mundial creo las clases medias y el consumo, pero los sistemas operan con dinámicas que son, en cierta forma, independientes de la voluntad de las partes. Y el capitalismo recurrió a la multiplicación de bienes ex-novo, al reparto de beneficios para auspiciar los treinta dorados tras la Gran Guerra. Hoy día sin embargo no repartenlos beneficios de la productividad tecnológica (planteamiento de Ford), cerrando el paso a nuevos servicios y consumo, es decir nuevos trabajos(cerrando la vía a lo que Shumpeter llamaba creacionismo destructivo, lo que llamo desecación destructiva). El Capital no es más que otra forma de llamar al Trabajo-Valor ( enajenado=plusvalía), y cuando no se incorpora trabajo no hay valorización del Capital; esa es la meta del sistema capitalista la máximización del beneficio, el consumo no es más que un síntoma o posible consecuencia (fijate como se destruye material -consumo- para valorizar el capital-trabajo). Por eso la ingeniería especulativo-financiera puede funcionar como motor de crecimiento económico, pues aunque genere burbujas bursátiles, también tira de la economía productiva, del trabajo. Pero dicho proceso no puede ser infinitum sine die y una vez que se gripa -como ahora, al igual que en el 29-, sólo permite períodos cada vez más débiles y breves de recuperación, cosa que manifiestan Krugman o Stiglitzs entre otros. Además cada burbuja no es más que una operativa legal y piramidal como la de los sellos de Afinsa, que al estallar deja pelaos a clases medias y trabajadoras (desposesión).
    Jose todo se ha quebrado o desdoblado por la Gran Crisis, hasta las rebajas; al igual que hay trabajador@s de l@s de antes y precari@s, clases medias y menguadas, el aluvión de las rebajas debe ser visto con dos ópticas: una la de toda la vida, gentes que iban motivadas por el ahorro, pero entre estos y quiénes buscan el sustento en la basura, hay otr@s much@s que han de esperar a las rebajas para cubrir sus necesidades de ropa, electrodomésticos… . El aluvión de las rebajas como todo en esta sociedad involucionada ha cambiado, como el empleo de quien trabaja y continua siendo pobre.
    Lo de las renovables se plantea por qué hasta ahora los paradigmas que han promocionado cambios sociales profundos, han sido protagonizados por energía y comunicaciones, como bien explica Rifkin (presidente de un think thank para las multinacionales sobre adaptación al cambio tecnológico). Sin embargo, en esta ocasión entiendo que la revolución paradigmática viene acompañada además por la revolución del conocimiento y su comunicación, por el internet de las cosas que comunicará a los aparatos entre sí (alcanzando todo tipo de sensores, incluso sentidos que los humanos no podemos percibir y a tiempo prácticamente real a distancias de miles de kilometros).
    Jose el mundo del trabajo conocido, de las cadenas de montaje … ha caducado, y la robotización que anuncia el internet de las cosas lo sustituirá, no el mejicano ni el chino a coste salarial más bajo. Fijate en la línea 9 del metro de Barcelona, totalmente automatizada, es el presente no una fantasia, mientras lo anterior comienza a ser un recuerdo. La valorización del Capital en éste estadio no fomenta el consumo, ya ha pasado otras veces, decía Valentín Andrés Alvarez en el prológo de 1933 al libro de los Principios… de David Ricardo: ” la ruina entre la riqueza, la miseria en medio de la abundancia, las vacas flacas a trojes llenos. En España, y en otros muchos países, se da con frecuencia el caso de que cuando hay más gentes que carecen del pan de cada día se tienen que arbitrar recurso financieros y legales para que no se pudra el trigo en los graneros.
    ¿Cree usted todavía que la finalidad de la producción es el consumo? Pues uste es un ingenuo. No se produce para el consumo, sino para el mercado, y el mercado es sólo una pieza de un complicadísimo engranaje financiero que actúa sobre la producción de tal forma, que una gran cosecha puede ser causa de un mal año para el labrador, por que …
    Porque uno de los más graves defectos de la actividad productora de hoy es el tener como finalidad primordial, no la riqueza, lo que se disfruta, sino el valor, lo que se cotiza. Valores, mercados, cotizaciones, bolsas…, complicadísimo engranaje financiero responsable de que hoy la riqueza se produzca mal y se distribuya peor.”
    Como decía el prólogo es de 1933, pese a la actualidad de sus palabras en esta involucionada sociedad.
    Sólo un cambio en la operativa de las infraestructuras, en la democratización de la producción y distribución, pueden permitir un cambio profundo de Sociedad, que aliente una desoligación de los medios estatales o privados. Aunque debemos intervenir en la economía para fomentar la desoligación de los medios y prebostes que deámbulan entre lo privado y público.
    Hoy a diferencia del pasado, existe una sociedad mesodemográfica, de clases medias y trabajadoras, que sólo pueden esperar su depauperación de la involución en curso, del choque entre tecnología y los corses dinámicos del sistema que otrora alentaba su avance produciendo bienestar social. Hoy cuando la tecnología ha avanzado más, con la revolución del conocimiento, resulta que asistimos a la más grave Crisis desde 1929. Cuando más capacidad de generar riqueza tenemos, nos enfrentamos a las mayores Crisis humanitarias, no sólo de paro, deterioro de la sanidad y educación pública, desahucios…, sino también en el mundo de destrucción de estados, conflictos armados, exodos de pueblos enteros, terrorismo … . No, no goza de buena salud el moribundo, y a diario vemos sus bubas, aunque no necesariamente su heredero le mejore.
    Ha habido grandes españoles, pero normalmente han triunfado en el extranjero, y la historia de España si ha sido negra (te recomiento rosa y negro, una peli para partirse) con honrosas excepciones, entre ellas nuestra democracia, pese a que el Régimen del 78 esté ahora caduco-como tantas cosas-, en su momento nos situó en el contexto geopolítico real y no en el de la España negra (en esas apreciaciones no soy tan maximalista como nuestro amigo Garzón, en ocasiones la juventud es demasiado absoluta en sus sentencias).
    Laclau como ideólogo del populismo (icono podemita) decía verdades de perogrullo, como que al ser más amplio el abanico social que se recogía, también eran mayores las contradicciones que éste albergaba.
    Lo distintivo no son las contradicciones al determinar la amplitud, sino la centralidad vital de lo que une socialmente a una amalgama de clases, edades, condiciones, géneros… . En una etapa como la actual dicha mayoría objetivamente puede ser constituida por l@s damnificad@s -o en riesgo- de la Crisis, de lo que se trata es de trasladarlo al terreno subjetivo de la ideas, las alianzas institucionales, la táctica…, al tiempo que planteamos un horizonte alternativo que porten en estadio histórico esa amalgama de clases sociales. Demostraba Garzón con datos, algo que conocíamos desde hace tiempo respecto al electorado de IU, fundamentalmente viene constituido por clases medias, profesionales liberales, funcionari@s … . Podemos quedarnos con distintos referentes del por qué, pero quizás debieramos a la luz de los datos repensar sobre la capacidad de rebelión de las clases medias y trabajadoras, más aún en una situación de Crisis Sistémica Involutiva, y empezar a dar respuestas que no sean huidas irreflexibas.
    Preocuparse por incorporar a quién no quiere ( Susana), lo muestra y lleva a gala, como diría nuestro icono José Mota, es pa na. Contribuir a incorporar el socialismo español (ojala que al PSOE) a la articulación de dicha alianza social, y visibilizarlo sería un acierto. Incorporar a la sociedad civil como en el caso de magistrados, o de gentes como José Manuel López proveniente de Caritas fue todo un acierto, que demostraba la amplitud de la alianza y su vitalidad. Es necesario recuperar la vitalidad e iniciativa política del movimiento, de no ser así, la radicalización o moderación huera acaba por ombligarse e iniciar la putrefacción que lleva a la marginalidad, algo que en éste estadio histórico no podemos permitirnos.

    Un abrazo a tod@s.

  11. Por cierto entre macrodato para ver la evolución del PIB, y ví el salto del año 2013 a 2014 abismal, pensé en los avances del PIB de 2015 y 2016. De los últimos concluí que se debían al incremento del gasto público y su efecto multiplicador, podía corresponderse perfectamente a eso, más al aluvión del turismo por la situación internacional. Pero el salto de 2013 a 2014 era tremendo, recordaba que algo había cambiado, ¿sería la bolsa de bienes y/o sus coeficientes?, pero no eso es el IPC. Entonces que carajo cambio, será que lo están haciendo bien y no me enterao, entonces justo antes de escribir éstas líneas lo recorde: ahora se computa en el PIB todo el dinero negro, por muy negro que sea, es decir, se computa PIB la trata de personas, el narcotráfico… . ¡Carajo! ahora sí me cuadran las diferencias, y entonces recordaba al artículo de Isaac Rosa en elDiario.es, sólo se consideraran: muertos por accidente de tráficos a l@s fallecid@s en el momento; asesinatos de genero a las muertas en el acto y sólo si el asesino era su conyuge, no ex … o pareja…; parado a aquel que no labore o forme ocupacionalmente una hora en un año. Pero eso sí, toda actividad por criminal que sea será computada PIB.

    Un abrazo.

  12. Cayetano, me da mucho miedo tu comentario (por lo de los nubarrones)
    Dices que la clase media está menguando ¡¡¡ ¡¡¡¡
    Por aquello de los vasos comunicantes, si algo mengua es que otro algo sube
    Solo hay dos otros
    Los superrricos, que algo han subido, pero están en menos del 1% del total
    Los pobres, proletarios, o superpobres.
    Me inclino por la segunda opción
    Si los superpobres en el mundo (Y en España en particular, que es lo que nos ocupa), han aumentado fuertemente y los votos al PP han subido fuertemente (junto ccon C,s, ya llegan a la mayoría absoluta) y al PSOE hoy por hoy podemos situarlo en el centro-derecha, quiere decir que esas políticas Financiera-Mercantiles, qque no consumistas, atraen a muchísimos proletarios.
    Mal lo tiene la izquierda
    Vi el otro dia, una obra de teatro “Lluvia constante” muy bien interpretado por Roberto Alamo y Pepe Ocio.
    Trata de dos policías y su visión ante el mundo
    En el inicio, el policía interpretado por Alamo, hace una declaración de intenciones de lo que es para él la felicidad.
    Tiene un televisor en cada habitación de su casa pero el que más le gusta es el del salón de 75″, en invita a ssu amigo (Ocio) a que deje de darle tanto al coco y actue como él

    Saludos

  13. Jose tienes razón con los vasos comunicantes, y el fluido Capital se ha acumulado bastante entre los más ricos, creciendo mucho la desigualdad. Está claro que han crecido y mucho, los trabajadores precarizados y menguado la clase media, pendiendo el riesgo sobre muchos más, pues el proceso no se ha detenido, ni mucho menos. Si no Jose, de dónde crees que provienen los 5 mill. de votos a la izquierda del PSOE a Unidos Podemos, fenómeno éste desconocido en toda la historia de nuestra democracia.

    Un saludo.

  14. Alberto Garzón no se entera del todo, compartiendo gran parte de la reflexión recogida por elDiario.es http://www.eldiario.es/politica/Alberto-Garzon-oligarquias-domesticada-Transicion_0_599840180.html.
    El problema principal para la izquierda no es su domesticación o no, sino su marginalidad o relevancia; a la oligarquía (y la mayor parte de la gente) se la trae al pairo que la izquierda se tire al monte, si ésta es marginal y al echarse monte arriba pierde aun más apoyos. Que la izquierda defienda la ruptura, si esta es minoritaria entre el pueblo, sería un motivo de alegría para la oligarquía, pues significaría la marginalidad y derrota de la primera.
    Aquí seguimos hablando de radicalismo, de Carrillo, de Javier Cercas, de moderación, pero continuamos sin articular un proyecto que pueda representar más allá de lo ya conseguido a las clases medias y trabajadoras, y que no se por qué nombran siempre como clases populares . A la oligarquía lo que le preocupa es la existencia de una izquierda que pueda tener relevancia para negociar cambios sustanciales, no sí es simpática, domésticada o radical. Y la influencia de esa izquierda depende de la corrección de su línea política, es decir, de responder a la articulación de esa mayoría existente de clases medias y trabajadoras. Lo demás, no es más que fuego de artificio, circunloquios que no abordan el quid de la cuestión, que contribuye a no recuperar el contacto con la realidad, e iniciar un proceso de iniciativa política y movilización, de articulación y visibilización de toda la pluralidad de esa mayoría.
    Mirad vuestro entorno y obrad en consecuencia, no os hagais más hiperbólicas consideraciones, no es un problema de radicalidad o moderación, de ruptura o reforma, de quien la tiene más grande, es cuestión de propuestas e iniciativas políticas que permitan articular más mayoría social.
    Si estamos pendientes de que quiere la oligarquía, es porque nosotros no sabemos que queremos y necesitamos referenciarnos con nuestra némesis o adversario. Ya nos ha ocurrido otras veces referencianos respecto del PP o el PSOE, cuando el PSOE era ese gran astro gravitacional del que distanciarse por carecer de gravedad y eje propio. Debemos recuperar la iniciativa política y social, con nuestros propios ejes y gravedad más fuerte, con más masa, aumentando así la fuerza gravitatoria del proyecto de articulación social. Una cosa es denunciar o criticar al contrario y/0 adversario y bien distinta es referenciarse respecto de él o ellas.
    En aquellos años defendí la ruptura, viví las multitudinarias movilizaciones, como antes viví movilizaciones no tan multitudinarias en las postrimerias del franquismo pero relevantes. Nunca fuí carrillista y debatí políticamente para minorar su escisión. Pero compañer@s y camaradas, tampoco olvidó que en 1982 el pueblo sacrosanto dió la espalda al PCE con un 3,5% de votos. Y no, no fue por su política reformista frente a la ruptura, por su carrillismo o institucionalismo. Si así fuera, no hubiera caido antes el PTE, la otra gran formación comunista que defendió hasta el final la ruptura, que se fusionó con la ORT, y que se disolvería tras las elecciones de 1979. Estamos hablando del Partido de la lucha antifranquista y por la Democracia, apenas cinco años después el mito del PCE se llevo el varapalo de 1982, antes cayo el PTE-ORT. No podemos ser tan simples, maximalistas, y absolutos en nuestras sentencias. Para sacar conclusiones del pasado, debieramos mirar al bosque en su conjunto y no sólo a los árboles que nos interesan.
    Para concluir que el Régimen del 78 ha caducado, para reivindicar un proceso diferente en 2017 no se requiere vilipendiar todo el proceso. Además el proceso o la transición actual no es de orden político, comparar el cambio del franquismo a la Democracia, con la necesaria modernización de España y por ende de su modelo productivo, formativo, social …, es hablar de realidades muy diferenciadas.
    La verdad no comprendo nada de éste debate huero, y más bien parece que se ha frenado nuestra iniciativa política ante la sociedad sin saber como reanimarla, y por eso cabamos nuestras posiciones más como trincheras internas. No comprendo estos debates, ni unas posiciones ni las respuestas, parece que tod@s estan perdid@s.

    Un cordial saludo.

  15. Creo que Cayetano sabe centrar el problema… “Sólo un cambio en la operativa de las infraestructuras, en la democratización de la producción y distribución, pueden permitir un cambio profundo de Sociedad, que aliente una desoligación de los medios estatales o privados”.
    Ciertamente es la clave, aunque los mercados y los intereses empresariales (¿políticos?) lo hacen casi imposible si no se produce un claro cambio a una mayoría social !

    Saludos

  16. Compartiendo las opiniones con el maestro Vinçens Navarro (http://blogs.publico.es/dominiopublico/19046/la-despolitizacion-de-lo-politico-la-frivolidad-del-supuesto-futuro-sin-trabajo/), cabría también puntualizar que la transformación que está operando la revolución tecnológica del conocimiento y comunicación, abarcando la comunicación entre las cosas inteligentes y con sensores, está transfigurando el mercado laboral.
    Piketty abordaba la relación que existía entre períodos de Crisis o decrecimiento económico y acrecimiento de la desigualdad. Y probablemente dichos períodos podrían relacionarse también con parámetros de destruccionismo o creatividad de nuevos empleos, en sentido Shumpeteriano.
    Lo cierto es que los macro datos habituales, sean de crecimiento o rentas familiares, son síntomas, consecuencias, unos de mayor trascendencia que otros, pero la operativa central se centra en una estructura productiva y redistributiva en que las tasas de ganancias de la economía productiva no son suficientes.
    Hemos de estudiar el por qué en un momento dichas tasas son suficientes y en otros no. En ese sentido queda claro que el capitalismo supero la LTDTG (ley de tendencia decreciente de la tasa de ganancia), que debía llevar por la dinámica capitalista a la uniformización depauperada del proletariado, por la diversificación de productos exnovo que contribuyó a la incorporación de más trabajo (y valorización del capital).
    La creciente desigualdad y fracturación social, vendría a ser un síntoma animado por la competencia empresarial ante unos mercados saturados, trasladando la carga de dicha competitividad sobre las clases sociales dominadas; como medio principal de acumulación.
    Los mantras actuales del neoliberalismo lo plantean descaradamente, la mayor salida para la competitividad y productividad en la era de la tecnología por antonomasia, paradójicamente la cargan sobre los costes salariales.
    Consiguiéndose la reproducción de una estructura productiva obsoleta con mercados saturados, significadas en las grandes transnacionales. Este síntoma de incremento de la desigualdad y pobreza, a la vez tiene su cara reproductiva de sí misma, pues ante la saturación de los mercados, opera con un coeficiente que acrece las primeras.
    Si las políticas invirtieran las tendencias de la desigualdad y redistribuyeran mejor la riqueza, aparecerían nuevos empleos alentados en nuevos sectores económicos, y a su vez permitiría que invenciones tecnológicas mudaran la estructura productiva, ampliando, creando nuevos mercados y nichos de trabajo-capital.
    Lo planteado anteriormente ocurrió tras la II Guerra Mundial, y en lugar de un desierto a lo Max Mad, vívimos los llamados 30 Dorados. La cuestión es si las dinámicas políticas, económicas y sociales, nos pueden evitar dicho trance –pues ahora tenemos capacidad para destruir el planeta-, o necesariamente nos vemos abocados a una hecatombe para modificar dichas dinámicas.
    De momento los avances de la ultraderecha y redoblar de las políticas neoliberales, o de los proteccionismo depredadores: con el ascenso de sus partidos en Europa y la victoria de Donald Trump; el repliegue de la izquierda en su conjunto desorientada -en el capitalismo dominante-…, no auguran nada bueno.
    Pero habiendo matizado el discurso del maestro Vinçens, es justo terminar colocando el acento central de dichas dinámicas con sus palabras: “El mundo del futuro, como el mundo del presente, será lo que las relaciones de poder (sobre todo de clase social) determinen.”

    Abrazos.

  17. De lo leido sobre el borrador en negociación entre PP Y PSOE sobre la devolución de las cláusulas suelo, lo más escandaloso no es que si al consumidor que se acoge voluntariamente no le convenciera la cantidad ofrecida por la entidad, en su caso, y reclamará a la justicia fallando el juez la misma o inferior cantidad. Éste, el consumidor se vería obligado por dicho decreto a pagar los costes de su defensa, aunque el juez en su setencia declarara abusiva dicha cláusula. Lo más escandaloso es que si el banco decide no reconocer la abusividad de la cláusula suelo, y por ende no ofrecer ninguna cuantía, el mismo real decreto no establezca directamente la obligación del banco de correr con las costas del procedimiento judicial, extremo que si regula en el caso del consumidor.
    Con ello y más allá de la valoración que podría merecernos la limitación al consumidor de los costes procesales, y ello pese a la desproporción de capacidad material de litigar frente a la entidad financiera. Lo que sería claramente desproporcionado, por no decir abusivo, es que el Decreto obligara a pagar los costes al consumidor caso de no someterse al procedimiento extrajudicial establecido, mientras el Banco pudiera irse de rositas, pese a su situación de prevalencia y poder respecto del consumidor. Extremo éste último que espero solucionen antes de la aprobación del mismo.

    Un cordial saludo.

  18. El gran problema para los consumidores es que el PP sigue ahí, y los bancos acabarán “salvando los muebles”.
    Has sabido expresar la situación perfectamente…

    Saludos

  19. @Mark, efectivamente, pero el desequilibrio manifiesto en que pudiera incurrir el manifiesto, entre le tratamiento dado al consumidor de una parte y a la entidad de otra, podría convertir a la normativa nacional, en este caso dicho Real Decreto, en abusivo -cuestión condenable por el ordenamiento jurídico de la UE. Cuestión que podría juzgar de nuevo el TJUE pero dándole un varapalo al Gobierno y partidos que por activa o pasiva le apoyen ( PSOE,C´s). Y es que pese a ser voluntaria la aceptación, en el caso del consumidor contraería una limitación o perjuicio a la hora de litigar, mientras para el Banco -con más medios-, no tendría consecuencia alguna el desistir del procedimiento. Es evidente que para el Banco como para el consumidor, la no aceptación de las conclusiones del procedimiento debieran tener algún efecto en el posterior litigio: y si para el consumidor consiste en negarle el pago de las costas de su defensa, cuando el juez le sentencia a la misma o menos indemnización por el Banco; en el caso del Banco debiera recogerse la condena a costas del mismo, cuando el juez declarara abusiva la cláusula en cuestión.
    De no ser así, y dado el abaratamiento de costes de los trámites ante notario y registro, e imagino liberación de impuestos, con que se incentiva positivamente al Banco para aceptar el procedimiento. La norma claramente constaría de incentivos positivos materiales para el Banco de forma desequilibrada, y por lo dicho anteriormente abusiva, respecto del consumidor.
    En relación a los intereses que debieran generar las cuantías cobradas de más, no creo que el Real Decreto no las recoja, pues la abusividad en que se incurriría de nuevo, fundamentaría más aún el recurso al TJUE.
    Dicho lo cual, creo que la norma debera recoger el pago de los intereses, y en el caso de los incentivos respecto de la Banca, además de los positivos derivados del pago mínimo de notaria…, debieran incluirse los negativos del pago de costas siempre que la cláusula sea declarada abusiva en juicio con posterioridad, y también que dada la negativa del Banco, el Banco de España recogiera la solicitud y elaborará informa, sancionando a la entidad que de forma reiterada incurriera en obstaculización injustificada del procedimiento, lo que vendría avalado por las posteriores sentencias.
    Aunque joda reconocerlo, el problema no es que el PP está ahí, sino ¿por qué está ahí? Esas condiciones son sobre las que hay que intervenir.

    Un abrazo Mark

  20. Tiri ti trump, trump, trump, tiri ti trump, trump, trump, tiri ti trump, trumptero… . Parece que Trump es el ombligo del mundo, bien es cierto que el nuevo Cesar imperator nunca es moco de paco. Y que en las actuales circunstancias económicas, aún menos. Pero nos entregamos demasiado al personaje, sin mirar el contexto que lo ha creado, alimenta y reproduce.
    Hoy leía a Eugenio Gascon un art. en Público, planteaba la posibilidad de que el capitalismo dominante-político, transnacionales, financiero y mediático-, prefiriera la inestabilidad de Oriente Próximo, aún a costa de sufrir esporádicos y dramáticos zarpasos del terrorismo, e incluso utilizarlo para inocular miedo http://www.publico.es/internacional/trump-promete-acabar-terrorismo-acabar.html.
    Pero la cuestión es ¿Por qué?, en principio podríamos pensar que sería más interesante el desarrollo económico, y con ello el aumento de mercados de consumo. Pero la valorización del Capital no depende del consumo, sino de la enajenación del trabajo-capital.
    Es evidente que las políticas de represión sostenidas sobre una situación social, económica, cultural y política de injusticias crean ollas a presión; pero mayores son estas ollas cuando se sustentan sobre creencias religioso, que siempre vinculan nuestra vida eterna a la acción u omisión en la terrena.
    Balagan nos habla de pelis conspirativas, algunas con visos de veracidad o no, pero lo cierto es que los aliados de Occidente (Arabia Saudi sobre todo), ha sido la financiera de miriadas de mezquitas por todo el mundo árabe o no, al fin de fomentar el fundamentalismo que ha sostenido al terrorismo.
    Desde el capitalismo dominante no se requería tanto el trabajo-valor de dichos países, tanto como mantenerlos en los atabismos religiosos, y continuar explotando sus fuentes primarias, energéticas. Por eso se han demolido los estados más desarrollados en infraestructuras y capacitación profesional de sus pueblos, con la excusa de la democracia mientras se sostenían y sostienen regímenes medievales. Porqué el desarrollo de esas infraestructuras y capacitación eran las bases precisamente en que pudieran asentarse la democracia y también la independencia material y jurídica, cosa que no puede permitirse por sus reservas energéticas.
    De Oriente Próximo se pretende no valorizar capital vía trabajo y desarrollo, sino vía enajenación energética. Para ello la demolición de los Estados más desarrollados y la teoría del microkaos controlado, como control de la zona a menor coste, ha funcionado. La ensalzada y apoyada Primavera Árabe desde Occidente ha terminado como largo y duro invierno, mientras Occidente sigue apoyando además de a los reinos sátrapas, a multitud de pequeños señores de la guerra y …, que gobiernan sus taifas consentidamente.
    Trump y su entorno sabe perfectamente que sus acciones y declaraciones caldean la Olla, trasladar la embajada a Jerusalen, es tanto como declarar el apoyo a la anexión total de ésta a Israel, sin respetar la convivencia de las tres comunidades religiosas. Y saben que es alentar la vía de la fuerza, la violación de derechos por el gobierno de Israel. Pero, más allá del pueblo palestino, significa contribuir a la reproducción de una lógica belicista de interpretar la existencia de Israel, enfrentada a los cientos de millones que habitan la península arábiga.
    La política a la que vamos a asistir por desgracia, es la alternativa a no repartir el benificio de los avances tecnológicos que contribuyan a nuevos mercados. Es la política que niega el calentamiento del planeta y piensa contaminarlo más, pensando que la relación coste-beneficio será muy positiva; es la política que involutariamente o no generará nuevos focos de violencia, creciendo la industria militar como único medio de eternizar los problemas ( y beneficiar a esta industria); es la política que elevará el nivel de los conflictos en el mundo, pues no contribuiría a crear nuevos mercados y repartir los beneficios del avance productivo, animándolo así.
    Y ese es el problema, sea vía neoliberalismo o proteccionismo ultranacionalista, nadie plantea el reparto del beneficio tecnológico, y sólo pueden llevarno al Kaos pero incontrolado, ¿y quién sabe a …?.
    El sistema, no nadie en concreto, sino sus propias dinámicas nos marcan unos límites, y dentro de éstos se está apostando por las vías que ya antes nos llevaron a Guerras Mundiales. Trump, el Cesar del Mundo es sólo un síntoma definitivo de los tiempos, que debemos tomarnos en serio, a partir de ahí: ¿por qué no, Lepen en Francia, o en Austria ….? La historia no sé si se repite o no, si como drama o farsa, pero debemos de ser muy generosos tod@s y construir un nuevo pacto social que permita dar salida, si es que estamos a tiempo, antes de que el neofascismo destruya la Tierra.
    Lo demás son zarandajas, vivimos tiempos trascendentes y no debemos ocuparnos de lo intrascendente, ni si quiera contestarlo, defender el TSG, la Renta Básica, a las clases medias y trabajadores ante los abusos de los oligopolios.
    El movimiento si está vivo se organiza a sí mismo, ocuparos de lo trascendente y no intenteís tutelar al movimiento, manteniendo todas las diversidades orgánicas e individuales, esa es la receta y no tanto control orgánico de cúpulas. Reflejad fidedignamente al mismo, respardarlo políticamente, acompañarlo, prestad vuestras infraestructuras pero dejaros de rollos macabeos. Ocupaos de todas las expresiones que estan precarizando a l@s trabajador@s y clases medias.

    Saludos Cordiales.

  21. Cuando Trump nos dice que Norteamerica será lo primero y único, en realidad nos dice y así lo entendemos en nuestro fuero interno tod@s-queramos o no reconocerlo consciente o inconscientemente-, que se han roto todos los equilibrios y consensos que construidos a partir de la II Guerra Mundial.
    Trump explicado para cortit@s, si para l@s oligarcas del mundo casi sin excepción, el consenso o pacto social que nació tras la Segunda Guerra Mundial a muerto, y ya no podemos permitirnos el Estado del Bienestar, provocándose una involución del modelo social a la depauperación uniformadora de las clases populares del mundo, clases medias y trabajadoras. Lo único que ha hecho el señor Trump es consecuencia de dichos principios, que en lógica también dan por muerto el estatus quo geopolítico y económico que nació de la II Guerra Mundial.
    Eso es lo que da miedo a gran parte de l@s oligarcas, el resultado para ell@s de la ruptura del estatus quo geopolítico y económico, por parte de la superpotencia o Imperio, llamémoslo como queramos.
    El mundo tras la II Guerra Mundial ha vivido un equilibrio en la tensión, con guerras localizadas, que con la desaparición de la URSS se trastoco, y que con la Crisis Económica Internacional ahora EE.UU., en la Administración Trump da por muerta.
    Aunque su preocupación no sea el machismo, ni el autoritarismo o si apuran el neofascismo, el racismo o …, como han demostrado utilizando los movimientos de la primavera árabe para dejar en peor situación política, económica… a sus pueblos. No deja de ser cierto, que la ruptura del estatus quo o equilibrio geopolítico y económico construido desde la II Guerra Mundial por EE.UU. es preocupante para tod@s sin exclusión, aunque sea por diferentes motivos.
    Pero deben comprender que la respuesta a esta ruptura no puede ser un juego lineal, entre proteccionismo y neoliberalismo, sino que fundamentalmente a de atender al reparto, a la reconstrucción del pacto social roto que aliente crecimiento económico. A ser posible de nuevos modelos productivos, de productos ex-novo, de diversificación de industrias, de nuevos servicios, de recuperación de tasas positivas de ganancias en la economía productiva, vía diversificación y multiplicación de productos de bienes y servicios.
    No comprender esta realidad es abocarnos aceleradamente al escenario primero de conflictos regionales, como antesala de una conflagración internacional.
    EE.UU siempre ha sido lo primero y único realmente importante para su Administración, cuando Trump nos manifiesta que Norteamerica será lo primero, en realidad nos dice que va a romper los equilibrios construidos desde la II Guerra Mundial. De ahí su actitud ante la OTAN, ONU, reconocimiento de la anexión y capitalidad de Jerusalem al trasladar allí su embajada… . Todos los equilibrios se han roto, ahora mismo la inestabilidad e involución no sólo afecta a las clases populares, sino que preocupa también en pleno conflicto a la oligarquía del mundo. Cómo se ha repetido hasta la saciedad, se confirma que éstos tiempos son málditos por históricos.

    Un cordial saludo a tod@s.

  22. Dilma Rouself hoy en la Cadena Ser con una gran entrevista, sobre todo a partir de los 12:30 minutos, http://cadenaser.com/programa/2017/01/24/hoy_por_hoy/1485292005_270465.html Dice: si Trump pretende responsabilizar de los rigores de la Crisis financiera y económica de su país, a los pobres del mundo, asistimos al fin de la Civilización.
    Mark, Jose os gustará.

    Saludos Cordiales.

  23. Acabo de leer la carta de Alberto a la militancia, y muestra la clara voluntad de no fusionarse con PODEMOS. Plantea con lealtad que no ha sido lo aprobado en la anterior Asamblea: “Nuestra XI Asamblea aprobó construir un movimiento político y social más allá de IU, con otros actores, que partiera de una fuerte apuesta por el socialismo, el feminismo y el ecologismo.” Aclarando que la construcción de ese movimiento más allá de IU, es la superación en la unidad no por la desaparición, sino manteniendo su identidad colectiva organizada que aporta diversidad al mismo.
    En cualquier caso, la carta de Alberto siendo clara en cuanto a la voluntad, se posiciona sin abordar los ejes de la necesidad política de IU. Debiéndose abundar en el pérfil propio de IU, en que aporta políticamente, por qué entendemos necesaria su existencia y futuro; e insisto no sólo desde la perspectiva orgánica, o ideológica, sino desde el perfil propio en lo político y propositivo.
    Asistimos con normalidad a la distancia entre sensibilidades o corrientes de Unidos Podemos, sean las confluencias catalanas, gallegas o Compromis; igualmente asistimos al debate interno y distintos pérfiles políticos dentro de PODEMOS. Pero pregunto, ¿tenemos iniciativa política visual como IU, que nos de perfil propio? ¿Se visualiza a IU como motor o parte del motor, o como vagón arrastrado por locomotora? Eso es lo realmente importante, colectivamente IU como aparece en el terreno de la iniciativa política, con perfil propio, es decir, con iniciativa o carente de ella.
    Lo dicho anteriormente hay que entenderlo como una reflexión entorno a la necesidad o no de IU, muy estrecha, pero que refleja la vitalidad o no de una organización política, en unos trazos gruesos, sin entrar en las consideraciones políticas que sustenten el perfil propio.
    En definitiva es muy sencillo, IU debe aparecer en el debate público por mor de su propia iniciativa, porque de no ser así se da pábulo a debates sobre la existencia de IU, la fusión o integración en PODEMOS… .

    Saludos Cordiales.

  24. Estamos de acuerdo. Lo mismo que sucedió con la esencia del PCE cuando quedó difuminada en el proyecto IU, ahora puede suceder con IU… engullida por PODEMOS.
    Salvemos la quintaesencia del sentir social sin caer en las luchas de poder en ¿Podemos?…

    Saludos

  25. @Mark, no exactamente igual que la difuminación del PCE, y ello con indenpendencia del fundamento ideológico de éste mientras el de IU es programático.
    La realidad del PCE en el proceso que va tomando cuerpo la consolidación y asentamiento de IU, fue el de la traslación de sus dirigentes del primero a la segunda. Por qué la segunda-IU-, fue la que tuvo todo el protagonismo político, en el PCE sólo quedarón gentes de peso político entre sus máximos dirigentes y compatibilizándolo con la dirección de IU.
    IU no puede como el PCE renunciar a su iniciativa y protagonismo político, o dejará de tener razón de ser. Para decirlo de otra manera, al igual que en UNIDOS PODEMOS: ni las Mareas, ni EnComún, ni Compromís, ni PODEMOS…, renuncian a su iniciativa y protagonismo público, IU tampoco puede dejar de hacerlo.
    IU puede aportar en el seno de Unidos Podemos, aunque sea un movimiento-coalición, ya lo hace Compromís o las confluencias, la cuestión es el grado de iniciativa y protagonismo público que reflejen su vitalidad o no.
    El fenómeno que se ha comentado del PCE respecto de IU, ocurrió porque se transfirió -voto- voluntariamente todo el protagonismo a IU, no hizo falta que se aprobara dejar a los dirigentes de más peso político en IU o dotar a IU de mayor infraestructura humana que al PCE, todo vino por añadidura, vía hechos, causa-efecto.
    La idea de la fusión o disolución de IU en UP o Podemos, es independiente de voluntad consciente o de mal intencionalidad (aunque pueda concurrir en algun@s, sea la primera o segunda). Si de hecho no hay iniciativa política y protagonismo por parte de IU,compartiéndose un espacio político, implica que otros agentes ocupan tu iniciativa y protagonismo. Luego declinas con independencia de voluntad, declinas por inacción, incapacidad,…, porque en tal caso eres -vía inacción- innecesari@.
    Aquí la cuestión no trata de un debate sobre la necesidad o no de IU, sino de ser necesario por tus hechos, acción, proposición.
    Por ello la carta de Alberto es positiva, pero debería completarla con bagaje político, propositivo, e iniciativa propia, que justifiquen la existencia de IU como espacio con ideario-no ideológico-, sino programático, de cultura política y forma de hacer. Y sobre todo más allá de cartas que declamen voluntad, IU requiere de más iniciativa política propia y pública, sea a la Sociedad o propositiva a Unidos Podemos, que hagan innecesarias las cartas.

    Saludos Mark.

  26. Tienes razón, y lo has expuesto perfectamente. Coincido en que Alberto debería defender un verdadero ideario frente a UP…

    Saludos Cayetano,

  27. @Mark, el lenguaje de la izquierda es muy frentista, bélico, y a veces no comunica con claridad. Respecto a tú último comentario, más que frente a UP, sería junto a UP, a UP o a la Sociedad como expresión de la pluralidad en UP, como ya se manifiesta por Compromís, Mareas, En Común o PODEMOS. No más que ell@s, pero tampoco menos, esa es la riqueza de la diversidad. La unión entorno a lo común y prioritario, no significa la anulación de la diferencia. Creo que éstas de acuerdo, pero quería matizarlo por si algún-a compañer@ lo lee no llamarl@ a equívoco, defendemos la necesidad de UP, pero también la de IU y para ello a de estar viva políticamente.

    Saludos compañero.

  28. Una iniciativa que nada contracorriente de los mensajes e ideas que dominan por su reiteración en medios de comunicación, agentes polític@s interesad@s…, y que también contribuye acreciendo a los Trumps. Interesante iniciativa http://www.eldiario.es/madrid/islamista-musulman-yihadismo-Al_Fanar-integracion_0_607889628.html

    Otro Mundo es Posible, démosle una oportunidad al Mundo. Saludos.

  29. Señor Garzón,

    Me dirijo a Ud. para poner en Su conocimiento como un líder local de su formación ha ofendido por escrito, ninguneado, vejado y humillado un colectivo de discapacitados físicos donde se le incluía a Ud.

    Un líder no puede cometer estos hechos y le ruego responsabilidad y que semejante sujeto se disculpe en público hacia nosotros y hacia Ud. o sea expulsado de la formación.

    Dichos actos no solo le restan votos, sino son un ataque contra la salud pública y todo tipo de Derechos Humanos.

    De lo contrario nos reservamos los derechos legales a los que tengamos lugar.

    Muchas gracias por sus múltiples apoyos públicos y en Bruselas hacia dicha causa..

    Por privado le he hecho llegar más datos.

    Francisco Holzer

Leave a Reply to Mark de Zabaleta

You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>