Francia insumisa

Hace un mes, y antes aún más, teníamos la sensación de que la izquierda había tirado la toalla en Francia. El Partido Comunista Francés dudaba entre apoyar a Mélenchon o acudir por separado a las elecciones. Finalmente tomó la decisión razonable: sumar fuerzas. Y tras una campaña extraordinaria, coexistiendo con la descomposición del Partido Socialista Francés, situaron a la izquierda en la frontera que cambia la historia. Ha faltado muy poco pero no ha sido posible. La segunda vuelta contará con un representante neoliberal de las altas finanzas y también con la representante del (neo)fascismo. Un panorama aterrador, en el que no hay opción buena para las clases populares. Aun así, la historia no ha terminado. En el marco de implosión de la UE, la socialdemocracia rota y la extrema-derecha en alza, es una esperanza que la izquierda antiglobalización se esté recomponiendo. Es la única opción para el futuro.

COMPARTIR: Facebook Twitter Pinterest Google Plus StumbleUpon Reddit Email

Comentarios

  1. Nadie diga «desta agua no beberé»
    La victoria de Le Pen en las elecciones franceses al superar esta primera vuelta, en la que el Frente Nacional logra mejorar unas encuestas… que ya han demostrado que cuando el voto es oculto y existen ataques terroristas se equivocan de manera permanente.
    Desde que en 2011 sucedió a su padre, Marine Le Pen ha tratado de normalizar el FN, que, para la segunda vuelta electoral, mostrará su interés por colaborar con los republicanos, cuyo candidato (François Fillon) se ha visto envuelto en un escándalo de malversación de fondos públicos… y se ha notado en su clara derrota.
    Posiblemente más de un 30% de los votantes del partido republicano respaldarán a Le Pen en la segunda vuelta como única alternativa conservadora… y católica.
    Es cierto que la posibilidad de un “Frexit” hace dudar a muchos republicanos. Y Marine Le Pen sabe que los franceses están preocupados por el futuro impacto de abandonar la moneda única en relación a sus puestos de trabajo, en el ahorro y las pensiones. La posibilidad real de que pueda ganar las próximas elecciones presidenciales en Francia le han hecho proponer una solución lógica para acabar con el Euro/Error… regresar al franco francés con una estructura monetaria parecida al ECU (European Currency Unit). Incluso la deuda nacional del país se podría convertir en francos franceses a través del ECU.
    Además, tras los ataques terroristas en Francia, el FN y la derecha tradicional han empezado a converger en materia de inmigración y de identidad nacional.
    La presidenta del Frente Nacional rechazó la idea de que haya que acostumbrarse “al terrorismo islamista” y para evitarlo propuso “un plan de ataque” que pasaría por “el restablecimiento del control de las fronteras” de Francia y por “poner fin al laxismo y a la ingenuidad”.
    Para Le Pen, tras el reciente fallecimiento de un gendarme, las fuerzas del orden “esperan algo más que compasión, esperan medios” para hacer frente al riesgo de atentados.
    No se olviden de que Hitler fue elegido por el pueblo alemán en unas elecciones, Trump ha ganado en Estados Unidos con los votos del pueblo… y que el pueblo francés puede estar ya cansado de tanta política sin soluciones.
    ¿Se imaginan un “Front National” en España?
    Nadie diga «desta agua no beberé» (El Quijote II) …

    Mark de Zabaleta

  2. PERDEMOS PORQUE NOS EQUIVOCAMOS.
    No hay opciones de Futuro que partan de discursos neomalthusianos, que aceptan la idea de escasez, de la imposibilidad del bienestar social anterior a la Gran Involución. Sea por criterios de igualdad social o ecológicos,… .
    Se lamentaba Melenchón, no sólo de que las opciones de la segunda vuelta fuera entre neofascismo y ultraliberales, sino también porqué ninguno de estas opciones atiende a principios ecológicos.
    Pensaba en cuales son los elementos distintivos, singulares del discurso de ultraliberales y neofascistas, el odio al emigrante que nos quita el puesto de trabajo, al tiempo que usa nuestros servicios sociales, educativos, sanitarios…, en detrimento de los lugareños que sufrimos su deterioro, por recortes y overbooking migratorio.
    Es la misma respuestas de los trabajadores ludistas contra las máquinas que les arrebataban el trabajo (aunque éstas ni sufrían,ni padecían), es el fascio nuevo o viejo ante los otros que pueden ser de raza, religión, o incluso los de Villaarriba.
    Es el discurso del todo vale, incluso la depredación absoluta del medio ambiente, la explotación de cualquier reserva vital de nuestro ecosistema, sea Alaska, los Polos, el Mar, el Aire… El no importa contaminar con basuras sólidas, gases o líquidas, con tal de alimentar la economía, de crear puestos de trabajo.
    Ante ello, nos colocamos en su mismo plano discursivo, pero dándoles respuesta desde valores humanitarios, éticos, solidarios. NOS EQUIVOCAMOS.
    Estamos ante una Crisis social, política y económica provocada por la mayor transformación del sistema de producción en la Historia. Que implica necesariamente una elevación del nivel de vida, para poder subsistir el sistema de valorización del capital, al tiempos que sus instituciones de poder, ofrecen grandes resistencias institucionales (ya ocurrió por la dinámica del capitalismo en los rededores de la 1ª y 2ª Guerra Mundial).

    Hoy la huella ecológica y su regeneración planetaria son un reto para la especie, pero la respuesta no es la reivindicación de menor disfrute, sino la desaparición de la depredación, de la basura. La generación de una industria de la reutilización y su organización social, contabilizando dicha huella (como plantea Naredo) para hacer que dicha industria sea viable, y todo ello desde el desarrollo de fuerzas productivas, y materiales de producción en camino del coste marginal cero (una fábrica automatizada de reutilización, se acerca al coste marginal cero). Hay que hacer de la huella ecológica, un activo que sirva para sostener una industria ecológica, en la eliminación de gases, sólidos y líquidos contaminantes. Una nueva industria que viene impuesta por las necesidades que ha impuesto nuestras sociedad, si queremos sobrevivir.
    No debemos contestar desde los valores éticos o solidarios a discursos del egoismo destructivo, sino que debemos demostrar que el altruismo es más eficiente económicamente, y que el problema no se situa en el emigrante, sino en la falta de reparto de la automatización por el egoismo destructivo de quiénes apoyan a neofascistas tal si fueran fariseos.
    Estamos de lleno en la automatización del sistema de producción, y sólo generando otros sectores industriosos de actividad humana, generaremos valor que intercambiar dando lugar a relación social: sea de prelación, dominio, democrática, horizontal, vertical, piramidal invertida o no, … , de lo contrario no cabe relación social, es decir, no cabe sociedad.
    Cuando estamos en mejores condiciones tecnológicas, de conocimiento, de procesos, comunicación …, no podemos salir con discursos de escasez, de incapacidad, porqué por muy revolucionario que sea nuestro sonido, en realidad estaremos respetando el tablero preestablecido y sus paradigmas, que ya han muerto.
    Nos equivocamos con el Neomalthusianismo, con el discurso de la escasez de un paradigma en que el disfrute va unido al consumo, a la basura, que consolida el discurso de la Gran Involución.
    Nos movemos en los mismo parámetros del discurso de la Gran Involución, por que somos hijos de su tiempo, pero debemos comprender que estos nuevos tiempos requieren para la subsistencia de especie, disfrute que no sea consumo-basura, contaminación… .
    Sinceramente creo que el planeta requiere superar al capitalismo, pues un intercambio de la actividad humana que requiere aumento continuo, tiene difícil solución tecnológica (explosión demográfica desde el afianzamiento del capitalismo) para regenerar su huella ecológica. Cabe la posibilidad de que procesos de intercambio de actividad humana alternativos, que no requieran su crecimiento continuo en términos de trabajo-valor económico, acaben por ser hegemónicos y permitan el decrecimiento demográfico con bienestar.
    Pero si no colocamos sobre el tablero político de las correlaciones de fuerzas dichos elementos, y seguimos moviéndonos en los parámetros convencionales para contestar a neofascistas y ultraliberales. Perderemos, y la Crisis de los socialdemócratas no significarán el triunfo de las posiciones de izquierdas, de bienestar para las mayorías sociales, clases medias y trabajadoras.
    Hay motivos para la esperanza más allá de la resistencia moral, pero debemos revisar nuestros discursos para llegar como alternativa de vida, no sólo moral, ética o de justicia social, sino vital por eficiencia, por suponer mejora. Una opción de Futuro para mejorar el Futuro.

    Un cordial saludo.

  3. Macron … ¿la solución de continuidad?
    Las elecciones presidenciales en Francia son toda una declaración de intenciones para Europa. Los partidos de siempre, los socialistas y la derecha moderada republicana, desparecieron para la segunda vuelta. Y, en el país de los ciegos…Macron ha sido la solución. Ya saben, más vale lo malo conocido…
    A sus 39 años Emmanuel Macron será, en el momento de su investidura, el presidente más joven de la V República.
    Además de ser funcionario público (si se fijan, casi todos los políticos los son), prefirió ganar más dinero dedicándose a la banca de inversiones.
    Trabajó en el banco francés Rothschild & Cie, para pasar a convertirse en asesor económico, y delfín, del presidente de la República François Hollande llegando a ser nombrado ministro de Economía en 2014. Pero, viendo desde dentro que el barco socialista hacía aguas, tuvo la genial idea de abandonarlo en 2016 para montar su “movimiento político de centro” En marche…un nombre que coincide con sus iniciales (E.M.) Llegó a decir lo de: “La honestidad me obliga deciros que ya no soy socialista”.
    Y ha sabido jugar la carta de las debilidades de sus rivales, los partidos tradicionales y sus escándalos… con un conciliador programa que apenas ha enseñado, en el que ha prometido de todo a todo el mundo…avisando de la desgracia que supondría caer en los infiernos con la derecha de Marine Lepen.
    Y ha sido la gran solución para una Europa que veía que se le acaba el invento, y para las grandes empresas, que, gracias a un socialista que ha vivido de la banca de inversiones, no ven peligrar su control de la Economía.
    El gran problema de un programa que trata de contentar a todos, su verdadero talón de Aquiles, es su viabilidad económica y de dónde podrán obtener los fondos para contentar a tantos. ¿No les suena a futuros recortes?
    Porque un simple análisis deja claro que el equipo de Macron fía la viabilidad de sus promesas a un nuevo modelo de crecimiento (crecer lo soluciona todo, porque dicen lo mismo tanto Mariano como Luis de Guindos) mediante un plan de inversión de 50.000 millones de euros, una política fiscal “más justa”( lo dicen todos…) que permita esta inversión junto a la siempre anunciada (e imposible) reducción del gasto público … Reduciendo el paro al 7%, con un pacto en los organismos del estado y modernizando la función pública. ¡Toma ya!
    Salvo lo del 7% … ¡todo lo demás es muy parecido a lo que promete Mariano!
    Ya lo dijo Clemenceau : “Es preciso saber lo que se quiere; cuando se quiere, hay que tener el valor de decirlo, y cuando se dice, es menester tener el coraje de realizarlo”
    ¿Ustedes se creen lo de Macron? … teniendo en cuenta que a Mariano todavía le votan…

    Saludos

  4. El gobierno de tod@s de Macron reverbera al primer Sarkozy.
    De otra parte si no cambiamos el sistema de producción -desde su propia realidad material e infraestructuras, más allá de voluntades políticas o no-, nos encontramos con que el crecimiento económico (entendido como masa de producto,trabajo y valor) es condición sine qua nom para el funcionamiento de su valorización e intercambio. Es decir, crecimiento económico como sinónimo de depredación, calentamiento planetario, cambio de composición química del mar …, superación más rápida y bestial de la capacidad de regeneración.
    Pero, ¿podrían explorarse fórmulas postcapitalistas en que la competitividad no sea pez grande-chico? ¿en qué cooperación sustituya a lucha competitiva?. Ello requeriría un cambio de paradigma, pues la valorización del trabajo que se iguala al producto y costo (ceteris paribus), no podría ser acumulada sin límites, o más bien no podría ser el objetivo o deidad dinámica del sistema de producción, económico, político… .
    Como decía José Luís Sampedro de sistemas anteriores respecto del capitalismo, éste es impredecible porqué sólo tiene como referencia la maximización del beneficio pecunario, no existe como en otras sociedades otros valores u objetivos, sean superiores o que discutan inter pares.
    El cambio vendrá por iniciativas productivas que vayan recuperando el control del producto al productor, y vinculando directamente el intercambio con la producción. Sin producirse inabstracto para un mercado, e intercambiando directamente entre consumidor y productor. IKEA, por ejp. ya explora con la 3-D descentralizada, la producción localizada bajo pedido. Pero ese mundo se abre para cooperativas o servicios mancomunados, o en régimen de bienes públicos, como otrora las tierras comunales.
    Cambiar el modelo de producción es revolucionar su sistema, la acumulación convencional de innovación ya ha llegado a su límite, se requieren cambios de paradigmas. Y el principal es crecer sin depredar, crecer decreciendo, menguando la depredación, frenando la espiral devoradora del ecosistema que require en éste punto, el crecimiento del sistema tal cual.
    Paradójicamente, sólo podemos darle viabilidad mejorando el nivel de vida de la mayoría, dándoles acceso a nuevos servicios y bienes, alimentado y alimentando la aceleración de los cambios tecnológicos a la producción, la creación de nuevos sectores económicos.
    No lo haremos ofreciendo en la era de la revolución del conocimiento, austeridad a las mayorías sociales -clases medias y trabajadoras en el capitalismo senior-; la austeridad, su menguamiento ya lo ofrecen las malas políticas conocidas, el neoliberalismo.
    Mejorar el bien estar no implica más depredación, más riqueza no es más basura, ni más horas de trabajo, como más masa de producto no es más PIB -pues se mide monetariamente-.
    Cambiar el modelo de producción es acelerar el proceso, revolucionar, un nuevo paradigma que no nace de la misma estructura de poder (que se reproduce por las viejas reglas). Aunque puede alentarlo parte de ella, la realidad y sus desarrollos no suelen responder a las dicotomías de modelos explicativos, y la r-evolución está por andarse haciendo su propio camino, que no sabemos a donde nos lleva.
    Totalmente de acuerdo contigo Mark.

    Saludos.

  5. jesus@lorcamarin.es 25 julio 2017 at 13:09 · · Responder

    Hola Cayetano,
    ¿Todo bien?
    Veo que seguís con el trabajo. 8-)
    Una cosa: ¿hay algún dato que relacione cada millón de € que se va en pagar deuda pública frente a puestos de trabajo que se podrían crear? Así de media, a bote pronto.
    Gracias,
    Jesús

  6. Hola Jesús, aunque más lento, todavía la nave va, gracias por preguntar.
    Te contestaré, pero como digo cada vez soy más lento y no sólo físicamente.

    Un fuerte abrazo.

  7. Cuantificación del costó en proposiciones como el Trabajo Social Garantizado y otros hay, igualmente se conocen los intereses de la Deuda, relacionarlo es sólo cuestión de buscarlos.
    Parece más interesante un día como hoy, en que España ha llegado a la Luna en creación de trabajo según la publicidad del PP, recordar la película de Toni Leblanc. En que creyéndose que alunizó, después pensó que alucinó al ver cargar al séptimo de caballería y finalmente, cayó en la cuenta de que estaba en el desierto de Almería.
    Tanta alharaca por el número de contratos o de personas en paro, no es haber superado ningún Rubicón.
    Faltan los millones de inmigrantes y españoles que han abandonado España, y rompen el cálculo de alunizaje.
    Pero sobre todo son los trabajos de la pobreza, los empleados pobres, que no sólo sufren la explotación, sino que además viven en la inseguridad de no saber siquiera si dispondrán mañana de la miseria de hoy.

  8. Jesús, parece que el proyecto de un país de camareros se consolida. Además de ser un sector competitivo, y de que la competencia de los países afectados por el terrorismo yihadista, mediterráneos o no, acrecienta el efecto llamada. Este Agosto va a estar abarrotado además por los efectos de los terremotos en Grecia y Turquía.
    El Turismo es además uno de los pocos sectores, junto al público que pueden tirar de la construcción. No sólo por la propia industria, sino por las compras de vivienda del Turismo residencial.
    Pero seguiremos con la misma estructura económica que nos sitúa en vía al subdesarrollo y dependencia del exterior en condiciones de mayor desigualdad.
    Vamos de cabeza como vaticinaba Krugman y otros a otra Crisis mayor.
    Ya que no internacional, ni estatalmente hemos corregido nada. Por ejemplo la banca en la sombra ( bank shadow) cada vez ocupa más espacio en la composición interna de las finanzas internacionales, y Trump encantado.
    No hay cambios en las infraestructuras, y éste modo de producción con éstos medios están agotados, no sirven a sus fines. Están en un proceso de descomposición que los lleva a la feudalización desposeedora de las mayorías, ante la incapacidad de generar tasas de ganancias suficientes que no se apoyen en el trileo especulativo de las finanzas, o sea, desposesión, empobrecimiento,…, una espiral peligrosa.

    Un saludo.

  9. Gracias Cayetano.
    Háblame de la evolución de las horas trabajadas, por favor.

  10. Jesús, sobré el tema hay un artículo en elDiario.es, creo recordar que se titula algo parecido a, “cinco gráficos sobre el paro que rebajan la euforia del gobierno”.
    La evolución de las gráficas recogen los últimos 6 años, y una de ellas versa sobre la totalidad de horas trabajadas. Bien nos dice que respecto al 2009 hay 200.000 infraempleos más, y por qué nos dice implícitamente que son infraempleos. Porque respecto del 2°Trimestre de 2009, semanalmente se trabajan 41 mill. de horas de trabajo menos. Luego, más empleo para menos trabajo=infraempleo.
    Ésta relación, probablemente implicaría al mismo tiempo que la evolución de la composición interna de la Renta Estatal, esté aumentando aceleradamente respecto a nuestro entorno geoeconómico en desigualdad, favoreciendo el incremento de la Renta del Capital en detrimento de la Renta del Trabajo.
    Podrías encontrar alguna evolución de la composición interna de la Renta, entre Trabajo y Capital, si encuentras una comparativa con nuestro entorno geoeconómico sería estupendo.
    La industria o propiedad de la información en España, nos mantiene más informados sobre países en vías al desarrollo o subdesarrollados, quizás para que nos acostumbremos al futuro que nos deparan.
    Y no es que no entienda el humanismo internacional. Pero nos dejan sin poder tomar el pulso a nuestra realidad europea, al ofrecernos constantes vitales que están fuera de nuestro cuerpo geoeconómico.
    Luego tenemos más infraempleo ( hay 600.000 indefinidos menos y 200.000 empleos más), menos horas trabajadas y la distribución de Renta entre Trabajo-Capital crece en desigualdad. Resultado equivalente a una involución social y económica que se impone no como algo transitorio, sino como nuevo modelo social que sustituye al estado del bien estar.
    Y entre otras cosas demuestra que si hay crecimiento económico, pero no crecen las horas trabajadas ( la relación de las horas negras suelen contabilizarse, no olvidemos que el PIB ya incluso recoge la economía procedente del crimen, sea narcotráfico, prostitución…), debemos llegar también a la conclusión de que la desigualdad de renta creciente tiene un doble origen: uno la presión de las consecuencias sociales de la Crisis; y otro que sustenta la categoría de que no es sólo Crisis, sino un nuevo e involutivo
    Modelo Social, la negación a distribuir los beneficios que generan el desarrollo de la productividad tecnológica.

    Un saludo.

Leave a Reply to Cayetano

You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>