En Estados Unidos hay actualmente 37 millones de estudiantes que están endeudados por motivos académicos. A falta de un adecuado sistema educativo público, y con una notable incapacidad financiera para hacer frente al pago de las matrículas, los jóvenes estudiantes estadounidenses se ven forzados a endeudarse para poder acceder a los estudios. La cantidad total de préstamos pendientes de pago es de 870.000 millones de dólares, con una media de 23.000 dólares por estudiante. Para hacerse una idea global de la magnitud, basta saber que la cantidad de préstamos educativos pendientes es superior a la de las tarjetas de crédito (693.000 millones) o la de compra de automóviles (730.000 millones). Además, el crecimiento de la deuda total es verdaderamente espectacular, como puede verse en el siguiente gráfico:

Captura de pantalla 2013-09-03 a la(s) 15.45.54
Este panorama es propio de una sociedad que concibe a la educación como una mercancía y no como un derecho, y está especialmente inserto en la genética de las sociedades anglosajonas, de clara cultura liberal. Cuando no es el Estado el que financia la educación, a través de los mecanismos de redistribución propios del llamado “Estado del Bienestar”, entonces el acceso a la misma queda dependiente de las oportunidades privadas de cada estudiante. Es decir, de su capacidad financiera. Y aquí es donde las entidades financieras ven un claro negocio.

En España el asalto de la universidad por parte de las entidades financieras tiene también, sin embargo, un largo recorrido. Desde el comienzo del proceso de Bolonia hasta ahora han conseguido grandes victorias, que van desde la entrada física en las universidades -con sucursales para facilitar las operaciones financieras de los estudiantes, en muchos casos en condiciones de monopolio-, hasta la financiación y elaboración de programas académicos -y con la capacidad de censurar ideas que no gusten-, pasando por la presencia directa en los órganos políticos de las universidades -los llamados Consejos Sociales-.

Y en lo que se refiere al endeudamiento estudiantil, el premio se lo llevó el Gobierno del PSOE. Para el curso 2007/08 habilitó los llamados Préstamos Renta Universidad como fórmula de acceso a los estudios universitarios, que vendrían a ir sustituyendo a las becas tradicionales en aras de una mayor “eficiencia”. Se trataba de un dinero que el Estado pondría a disposición de los estudiantes a través de la intermediación de las entidades financieras, que gestionarían el capital a cambio de ricas comisiones.

La primera convocatoria fue realmente generosa. Préstamos a tipo de interés 0% y con un período de carencia indefinido hasta su extinción a los 15 años. Ello significaba que si el estudiante no lograba trabajar en 15 años, la deuda se extinguía y el Estado no recuperaría el dinero. Pero las presiones de las entidades financieras y de los diseñadores de estos préstamos hicieron cambiar estas condiciones muy rápidamente. Según fueron saliendo nuevas convocatorias, anuales, se reducía el período de carencia y se eliminaba la posibilidad de no tener que devolver la deuda, reduciéndose a su vez la duración del préstamo. La convocatoria del 2009/10 fue aún peor: la carencia se redujo a 2 años, sin prórrogas y a tipo de interés variable.

Muchos estudiantes cayeron en verdaderas trampas financieras, ya que la comunicación del Estado fue pésima. En parte fue así porque el propio Gobierno del PSOE no parecía estar muy orgulloso de esta creación financiera, y en parte porque las entidades financieras elaboraron folletos informativos confusos que repartían directamente a las salidas de las clases. Y en momentos en los que las matrículas subían de precio y la crisis asolaba las finanzas familiares, las entidades financieras se presentaban como las salvadoras.

Pero nada más lejos de la realidad. Y ahora hay estudiantes que, habiendo suscrito las convocatorias de 2009/10, y habiéndose acabado el período de carencia, tienen  que devolver una deuda que puede llegar a ascender hasta los 20.000 euros. Una trampa diseñada por el Estado y las entidades financieras, jugando con algo tan básico como la educación.

De momento la organización FACUA ha denunciado a varias entidades financieras, mientras que organizaciones como el Sindicato de Estudiantes reclaman condonaciones sistemáticas por parte del Estado y otras como la Plataforma de Afectados por Préstamo Renta Universidad piden un proceso de renegociación de la deuda.

Por otra parte, el Gobierno me ha respondido reconociendo este hecho al afirmar que “estos préstamos puestos en marcha por el Gobierno anterior, se han convertido en un problema para aquellos estudiantes que se acogieron a ellos y que llegado el momento de comenzar a devolverlos no pueden hacerlo”. Pero no ha dado ninguna solución concreta, más allá de la retórica propia de estas respuestas: “los representantes del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y del ICO, han indicado que el principal objetivo es buscar soluciones y que los estudiantes afectados no se queden desamparados”.

Lo único que el Gobierno dice (con fecha 26 de junio de 2013, a pregunta registrada en Congreso 29 de mayo de 2013 y acusada recibo en 29 de agosto de 2013) es que “en los próximos días los solicitantes de la línea de Préstamos 2009/2010 recibirán una comunicación personalizada, donde encontrarán las instrucciones pertinentes en función de su situación particular, para acogerse a esta nueva oportunidad de prorrogar del periodo de carencia”.

Ninguna novedad ante algo que, nos tememos, va a ser un paso más hacia la mercantilización de la educación en todos sus niveles. No olvidemos que el nuevo Gobierno sigue en este sentido la lógica del anterior en esta materia, y que el propio Wert ofreció “préstamos” a los que no pudieran pagar beca. Es decir, nos empujan a un escenario estadounidense.

COMPARTIR: Facebook Twitter Pinterest Google Plus StumbleUpon Reddit Email

Comentarios

  1. Gracias por hacer de altavoz Alberto, yo soy uno de los muchos afectados y si para finales de mes no tenemos una solución estamos preparando una huelga de hambre frente a la sede del ICO, la del Santander o el Ministerio de Educación.

    • Aun recuerdo el día que fui a la oficina del Santander de mi universidad para preguntar por los préstamos, pensaba hacer un Master que al final no hice . Recuerdo como el comercial de la entidad me animo a pedir el máximo con la escusa de que mucha gente aprovechaba para comprarse un coche, porque solo hacia falta demostrar la matricula en el Master y las condiciones eran muy ventajosas, yo alucine tanto que se me quitaron las ganas de pedirlo, me olió bastante mal la verdad, si todo el mundo hacia eso, ¿cómo iban a mantener el pago de intereses a estudiantes con coche, Mac, TV plana, viajes al caribe, Australia…? Todo subvencionado con dinero público que encima no iban a devolver porque no iban a encontrar un trabajo de más de 22000 ni con suerte y padrinos… En fin, una hoces mal copiada de los anglosajones que por supuesto no funcionaria en Hispanista… . Ahora veo que hice bien, que vergüenza de país, echamos la culpa al gobierno, pero hay mucha gente detrás que también tiene tela y se aprovecha de la ineptitud de la gente que hace las leyes… En fin, es divertido vivir en españoltan aunque la inseguridad jurídica y la ineptitud te hacen a veces subir la tensión arterial… Mucho animo a todos y recordar que solo se vive una vez así que a ser felices ¡

  2. ¡Hijos de puta!

    Alberto, genial, como siempre…

  3. Soy una d las q empieza a devolver el préstamo renta el próximo año. Lo q me parece triste es q tenga que empezar a devolver un préstamo q solicité para una formación específica q tanto se suponía q ayudaría a encontrar un trabajo…. y si… he sido afortunada porque he podido trbjar como trabajadoda social q fue lo q estudié.
    Pero en los tres últimos años he estado trabajando en fundaciones o asociaciones q tienen conciertos con la Junta de Andalucía. …. he estado un año sin cobrar , siendo despedidos finalmente todos.
    El siguiente trabajo medio año sin cobrar. …. y asi llevo un tiempo. Ahora sin trabajo, y debiendome entre unos y otros 12 nóminas, comienzo en unos meses a devolver un préstamo.

    Eso duele…. duele y mucho.

  4. A mí tanto el ICO como el Santander me torearon como a un idiota y sacaron provecho de una forma muy usurera.

    En teoría, el plazo de solicitud del PRU 2010-2011 se abría en el mes de septiembre, fecha en la que comenzaba el máster para el que lo solicité. Al final, la convocatoria se abrió el sábado 18 de diciembre. La Universidad de turno, pese a ser la que me animó a contratar dicho préstamo, me obligó a comenzar a pagar la matrícula desde septiembre. El banco Santander, muy amablemente, me ofrecía la posibilidad de abrir un “fantástico” préstamo puente con un “fabuloso” tipo de interés para poder pagar la matrícula. Rechacé y la estuve pagando con mis ahorros. Una vez abierta la convocatoria (repito: a finales del mes de diciembre), dispuse de un solo día antes de las vacaciones de Navidad (el lunes 20 de diciembre) para discutir en el Banco que todo lo que me habían vendido era una trola: de 3 años de carencia pasa a 2; de 10 de amortización, a 4; y de 0% de TAE pasa a 3,16%. El comercial se limita a encogerse de hombros y a repetirme que es que ellos no podían saber a ciencia cierta si el ICO iba a cambiar las condiciones del préstamo…

    Obviamente, se trata de un caso de flagrante publicidad engañosa, pero, además, de un claro aprovechamiento de la situación de dependencia del alumno dadas las fechas. Si llego a saber todo esto en septiembre, me habría buscado otro camino. Sin embargo, confías en unas condiciones que resultan ser totalmente falsas. Para cuando me quise dar cuenta, ya era tarde y no había nada que hacer.

  5. Buenas…
    Acabo de leer este artículo y quería comentar que hay una errata en el documento.
    Se habla de la convocatoria 2009-2010, pero no es ésta la que está sufriendo las peores condiciones de los PRU, sino la 2010-2011, que es realmente la que se describe aquí y a la cual yo pertenezco.
    Solamente quería aclararlo, por si diera lugar a otros comentarios equívocos, puesto que los del 2009-2010 contaban con 3 años de carencia, (creo recordar) prorrogables. Los de mi convocatoria, por ejemplo, no contamos con dicha opción: a los dos años pagas sí o sí.
    Saludos a todos!!
    Sandra Pérez.

  6. Muchas gracias por traernos esta información, es digna de que se entere todo el mundo, y muchas veces un blog es la mejor manera, enhorabuena

  7. Begoña Carreres 9 diciembre 2015 at 22:11 · · Responder

    ¡Hola Alberto!
    Yo soy una de las afectadas por los préstamos, y una de las que, junto a otros compañeros, hemos creado un grupo de organización para volver a reactivar la plataforma.

    Estuve en un acto de UP en Alicante y no conseguí hablar contigo :( Quería darte las gracias por ser un tío honesto,y por preocuparos de nuestro problema, lo único que os pido que no os olvidéis de nosotros y sigais luchando por nuestra causa!!
    ¡Nos vemos el 20D!

  8. Gracias por contribuir a la denuncia de esta situación que nos afecta a miles de jóvenes titulados. Frente a la imposibilidad de optar a las becas de posgrado (que iban en detrimento, envueltas en un proceso de privatización) muchos de nosotros optamos por creer en una absurda inversión: nuestra formación nos habría de servir para en un futuro tener un trabajo digno con el que poder pagar la deuda; la misma deuda que contraíamos para poder formarnos y acceder a esos trabajos. Es el pez que se muerde la cola. Y también es el mundo al revés, porque no somos nosotros quienes tendríamos que haber asumido la deuda, sino el Estado, que es quien hubiera debido hacer la inversión, para luego retribuirse con una sociedad bien formada. Se invirtieron los papeles y en la confusión el dinero público acabó en manos de los bancos, que son los únicos que aquí no arriesgan. Ni el dinero es suyo, ni la deuda tampoco; pero si cobran (y de dinero público) por la gestión de esos créditos. No conformes con eso, nos cobran comisiones por impagos, mantenimientos de cuenta que no dejan cancelar, seguros supuestamente obligatorios que obligan a contratar…
    En fin… Ahora, que el cambio parece más cerca, espero que en un futuro os acordéis de nosotros. Mientras tanto, nosotros no paramos.
    Aprovecho la ocasión para comunicar que la Plataforma de Afectados por el Préstamo Renta Universidad convocó una rueda de prensa para el día de hoy que se ha celebrado en Madrid a las 12:30 de la mañana. Han sido muy pocos los medios de comunicación que han acudido, pero muchos los afectados que hemos ido. En la rueda de prensa se ha comunicado, entre otras cosas, lo siguiente: La Plataforma de Afectados por el Préstamo Renta Universidad, tras varios intentos ignorados de comunicarse con los responsables, va a iniciar próximamente un proceso de demanda contra el Ministerio de Educación y las entidades bancarias colaborativas.
    Un saludo!

Trackbacks for this post

Dejar un comentario

You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Participa! ¿conoces el trabajo de Alberto Garzón en el Congreso?