La vergüenza de la Unión Europea

Aylan era un niño sirio de tres años que viajaba con su familia huyendo de la guerra. Murió junto con su hermano, su madre y siete personas más intentando llegar a Grecia desde Turquía. La foto de su cadáver en la orilla del mar es sencillamente terrible, y una muestra más de las vergüenzas de esta Unión Europea y de sus dirigentes. La foto nos conmociona porque hace visible lo invisible. En julio de 2008 nueve bebés murieron ahogados cuando intentaban llegar a España en una patera huyendo de la pobreza. No había fotos. Como suceden las decenas de miles de muertes de personas que huyen de la sangre o la miseria y buscan alcanzar nuestras costas. Y recibidos como escoria. Nuestro pueblo también sufrió el exilio político y la emigración económica. A veces fuimos recibidos con honores y otras nos llevaron a campos de concentración. Deberíamos haber aprendido. Por eso me da vergüenza que uno de los países más insolidarios ahora sea precisamente España. No por mis conciudadanos, que son solidarios. Sino por nuestro Gobierno, que pasará a la historia de la vergüenza.

COMPARTIR: Facebook Twitter Pinterest Google Plus StumbleUpon Reddit Email

Comentarios

  1. Estamos asistiendo a la extensión de las inercias insolidarias, que mueven la actual UE, comprobadas con sus propios pueblos, como el griego.
    Versa el villancico navideño: madre en la puerta hay un niño, más bonito que el Sol bello, parece que tiene hambre y frío.
    -Pues dile que entre, se calentará, porque en esta tierra, ya no hay dignidad.
    Cuantos líderes, católicos, cierran hoy la puerta, cultivando la indignidad.
    Después, podremos debatir de hipocresía paridora de desarraigo y sus responsables. Pero, como dice Krugman respecto de la Crisis, tener la posibilidad de paliar la emergencia y negarla, es criminal.
    Hay que mostrar la solidaridad de los pueblos de España, para que quiénes priman opciones electorales, se vean impelidos a recuperar la propia dignidad, practicando la solidaridad de los pueblos.
    Practiquemos el abrir las puertas que cantamos en Navidad.

    Saludos.

  2. Los ciudadanos de a pie hemos asumido, unos con más y otros con menos indignación, pero todos igualmente resignados, un empeoramiento de nuestras condiciones de vida y una considerable disminución de derechos, porque nos han explicado hasta la saciedad que no podíamos sufragarlo, que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades y que nuestro dinero se tenía que invertir en la recuperación del sistema financiero, supuesto pilar básico de nuestras vidas.
    En cambio ahora sí nos planteamos que no podemos destinar dinero para acoger a esta gente que llama a nuestras puertas, cerradas a cal y canto.
    Probablemente porque no consideremos que sus vidas sean ningún pilar básico en la nuestra… y también porque no nos sintamos en absoluto responsable de sus desgracias….quizás no queremos reflexionar sobre cuanto necesita nuestrobbienestar de su malestar.
    No será esto findamentalismo capitalista?
    Seguro que no….los europeos no somos fundamentalistas…. detestamos el fundamentalismo.

  3. Realmente trágico y lamentable.
    Europa no es ni será nunca un único país….y queda patentemente demostrado.

    Saludos

  4. Yo creo que la necesaria solidaridad es clara a todos los niveles, sin embargo se olvida que este drama tiene responsables a los cuales también hay señalar y desenmascarar, concretamente los que han alimentado por sus intereses imperialistas en la geopolitica y tienen nombre y apellidos y son los reyezuelos de Arabia Saudi, Qatar, los presidentes de Turquia, Francia, EEUU, etc, e incluso nuestra inefable Elena Valencia, eurodiputada, que la tenéis cerca, la que manifestó en su día que había que bombardear Siria, aunque no se tuviera el permiso de Naciones Unidas, todos deberían ser juzgados por crímenes de guerra, todos ellos so pretexto de derribar a un tirano Bashar Al Asad, jugando con sus intereses geoestratégicos han alimentado una guerra cruel mediante el suministros de armas, financiación, cediendo bases en sus territorios para llevar a cabo las operaciones (Turquia) y reclutamiento de mercenarios sin los cuales este guerra desatada por el imperialismo no hubiese podido existir, con objeto de como ha efectuado con Libia, Irak, Afganistan, en donde reina el terror y el caos de las bandas armadas que sustituyeron a los “tiranos” que se opusieron a sus intereses y que quieren sustituir por otros mas a fines a ellos, sin importarles que sean aun mas tiránicos y despóticos que los que han querido o quieren derribar, la destrucción del país y el dolor y la muerte de sus ciudadanos.
    Por eso creo que toda campaña de solidaridad debería ir acompañada de la denuncia de los responsables de la situación y pedir que sean juzgados por crímenes de guerra.

  5. Ante una imagen como la de ese niño sirio es imposible no sentirnos conmovidos y que se despierten en nosotros los sentimientos más solidarios y fraternales posibles. Pero arriesgándome a ser linchado, voy a ser abogado del diablo.
    En nuestro país el paro, la pobreza y el hambre campan a sus anchas entre los sectores más desfavorecidos de la sociedad. Y a veces uno tiene la sensación de que lo tenemos tan asumido que nos acaba pareciendo menos grave de lo que es, tan asumido que ni siquiera es noticia ya en los telediarios.
    Aylan se ha convertido en un icono porque ha aparecido en todas las televisiones del mundo, pero en España, sí en España, igual mucho más cerca de nosotros de lo que imaginamos, miles de niños pasan hambre todos los días o tienen que esperar que la cruz roja les reparta material escolar para poder ir al cole, o que abran los comedores escolares para poder comer. El año pasado, el hijo de una amiga mía no fue al colegio los ocho primeros días de clase, hasta que su madre pudo comprarle unos zapatos, porque se avergonzaba de que su hijo tuviera que ir con unos zapatos por los que asomaba la punta de los dedos.
    No, no voy a decir que no debamos ejercer la solidaridad con los refugiados sirios, pero no deja de resultar paradójico que acojamos a los refugiados mientras seguimos desahuciando a los nuestros. Pero claro, para ir de progre y de izquierdas en este país, hay que ser solidario con el tercer mundo y estar a favor de la independencia de Cataluña, vamos hay que ser chupiguay, aunque ese tercer mundo lo tengamos cada vez más dentro de nuestro propio país. De lo contrario, eres como mínimo un retrógrado, eso si no te acaban tachando de nazi y vete tú a saber que otras barbaridades.

  6. El pacto de la vergüenza: Europa reniega de sí misma y externaliza el problema de la inmigración, poniendo en bandeja a Erdogan la adhesión de Turquía a la UE
    http://elpais.com/elpais/2016/03/08/opinion/1457424011_548168.html

    Cuando creía que ya no era posible hacer o actuar con mayor hipocresía que la UE, cada día me sorprendo más y lo que más me duele..es que yo creía en ella..

    Si alguien lo quiere comprobar, no tiene más que leer del artículo 1 del Tratado de la Unión Europea en adelante, tratado que junto con el Tratado de Funcionamiento de la Unión son fundamentos de la misma:

    http://eur-lex.europa.eu/legal-content/ES/TXT/PDF/?uri=OJ:C:2012:326:FULL&from=ES

Dejar un comentario

You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>