Dicen que la Web 2.0 es un fenómeno nuevo que refleja las nuevas funcionalidades del progreso técnico aplicado a Internet. Que permite un mayor nivel de interactividad y de dinamismo virtual, en esencia. Es algo que a priori cuesta entender, especialmente si uno se está iniciando en las nuevas tecnologías. Aunque no haya existido ningún cambio estructural, es decir, una modificación técnica que varíe la naturaleza de las relaciones de producción, esta ampliación de las posibilidades en materia de participación virtual se nos presenta como revolucionaria. Y, en particular, recientemente se está publicitando también como herramienta especialmente adecuada para el “marketing político”.

Yo, sin embargo, creo que esta efusividad reciente no tiene fundamentos suficientes, y que responde más bien a la conjunción de intereses comerciales de algunas empresas que han visto un nuevo mercado y a los intereses personales de algunos autodenominados “gurús” o líderes que buscan rentabilizar sus conocimientos en la especialización en esta materia. Creo, no obstante, que las herramientas 2.0 son útiles en muchos aspectos, pero de efectividad limitada en muchos otros. Y creo, especialmente, que como herramienta política son válidas pero en modo alguno la mejor opción. En consecuencia, entiendo que la euforia actual que conlleva este fenómeno, por parte de la militancia política, no está justificada y supone un coste importante en esfuerzos que podrían destinarse a mejores alternativas.

Para avalar esta tesis, y adentrarnos someramente en este mundo a través de este sencillo análisis, utilizaré como ejemplo a Izquierda Unida, a su militancia y a su público objetivo. Como se sabe, IU es una organización política que carece del poder y la influencia necesaria para disponer de espacios de comunicación de gran alcance, al mismo nivel que el Partido Socialista y el Partido Popular, como pueden ser la televisión o la radio. Sus áreas de influencia política han sido tradicionalmente la proximidad personal y una fuerte convicción ideológica individual que lleva al individuo a votar en consecuencia. La falta de estos espacios de comunicación que permitan al movimiento político trasladar sus propuestas e ideas es una de las claves para entender cómo el programa político de IU, que tiene como público objetivo a la inmensa mayoría de la población -la clase trabajadora-, no es seguido por éste. O dicho de otra forma, el control de los medios de comunicación por parte de grupos empresariales con unos objetivos políticos muy definidos determina el contenido de los espacios de transmisión de información (telediarios, reportajes, etc.) y que a su vez determina en gran medida el sentido del voto del público-cliente.

Entonces, surge como necesidad superar esta barrera comunicativa. Barrera que, por cierto, siempre ha existido. En ningún momento de la historia la clase dominante ha cedido voluntariamente espacios de influencia a sus adversarios, y en este sistema político actual llamado democracia tampoco va a ser así. Las ideas para superar la barrera comunicativa actual van dirigidas fundamentalmente en tres sentidos: los medios de comunicación tradicionales (folletos, carteles, revistas…), los medios “clásicos” de proximidad (conferencias, debates, asambleas…) y el más reciente fenómeno de internet (revistas digitales, blogs, y las herramientas 2.0 de twitter, meneame, facebook, etc.).

Mientras que los cambios en la naturaleza de la sociedad, hacia una más conformista, consumista y desvinculada de la acción poíltica y cultural, han reducido la efectividad de los medios de comunicación tradicionales y los de proximidad, en tanto que el número de personas dispuestas a leer y asistir a un evento político se ha reducido, los medios relacionados con internet han ganado en efectividad. Así, mientras que las asambleas y las conferencias se han vaciado, los foros y chats se han llenado.

Una anotación en un blog, como esta, puede llegar a ser leída centenares de veces al día, siendo un equivalente a una conferencia en una sala abarrotada por centenares de personas. A pesar de ello, lo que funciona en internet, y cada vez más, es la inmediatez y la lectura rápida. Los visitantes suelen mostrar un perfil más dado a leer poco, superficialmente, y artículos y comentarios sin sustancia. Lo vemos día a día en los agregadores políticos y, especialmente, en las herramientas 2.0 como meneame, twitter y facebook. O dicho de otra forma, la funcionalidad de internet se dirige cada vez más hacia un modelo donde la difusión de una información rápida y resumida tiene preferencia sobre una información amplia, sistemática y consistente.

Por lo tanto, el sistema conduce hacia una desideologización completa de los individuos. Y los partidos políticos que entran en este juego se tienen que limitar, por la propia lógica del sistema, a transmitir ideas vacías en forma de simbología e imagen carente de un sentido profundo. O formulado de otra forma: el marketing político basado en la imagen vence a la idea que transfiere conocimientos.

Un partido político como Izquierda Unida, en tanto que sus objetivos son la transformación social y política de la sociedad actual, no puede jugar en el mismo plano que el resto de partidos políticos si su objetivo es vencerlos. Y no puede porque tanto su objetivo como su público es distinto al de sus oponentes.

Y no perdamos de vista la noción de “público objetivo”. ¿Quién usa Internet? Según los datos de Eurostat sólo el 55% de las personas en España utilizaron Internet el año anterior a la encuesta. Y un 43% de personas jamás había accedido entonces a Internet. Cierto es que la desagregación por edades muestra que estos datos dependen fundamentalmente de la educación, o lo que se ha venido a llamar la brecha digital nacional, de modo que los más jóvenes sí que usan internet con bastante regularidad. De hecho, un 90% de las personas entre 16 y 24 años usaban internet.

Pero resulta que sólo un 24% de los españoles que usaban internet ese año, leyeron periódicos o revistas en internet en los tres meses previos a la encuesta. De los jóvenes entre 16 y 24 años sólo un 33% lo había hecho. La conclusión parece inmediata: a pesar del uso más intensivo que hacen los jóvenes de internet, están menos (relativamente) interesados en la lectura de periódicos y revistas. Y, como dato interesante, sólo un 20% de los desempleados que tienen internet había accedido a este tipo de información.

Aprovechando el simil que antes había establecido al hablar de la sala de conferencias abarrotada y las lecturas en un blog, podemos ahora decir con los datos en la mano que la mayoría de las personas ignoran nuestras charlas virtuales. Y que quienes lo hacen son, en realidad, el mismo público potencial que acudiría a la conferencia real o cogería nuestra revista en la calle. Si existe un diferencial efectivo, esto es, que hay personas que leen con atención nuestras entradas pero no asisten a las conferencias o debates es simplemente porque o bien están geográficamente alejados (que esto es una ventaja indiscutible de internet) o bien son lo suficientemente vagos y se limitan a hacer la revolución desde casa.

Por lo tanto, los intentos de la militancia política por adaptarse a las nuevas funcionalidades de internet, la Web 2.0 en definitiva, son insuficientes de cara al objetivo fundamental, y en el caso de partidos que apuestan por la transformación social y política están claramente desvinculados del público objetivo.

En mi opinión, la ingente cantidad de esfuerzos que se están dedicando a la adaptación a estas tecnologías deberían dedicarse, al menos en una gran parte, a otras tareas más urgentes y más efectivas. Así, es necesario recordar que el público objetivo de Izquierda Unida se encuentra entre las clases sociales más desfavorecidas, normalmente con menores conocimientos tecnológicos, y particularmente entre los desempleados y los trabajadores cuyos derechos laborales se están reduciendo continuamente y que, por lo general, no tienen (tal vez ni quieran) acceso a estas nuevas funcionalidades.

COMPARTIR: Facebook Twitter Pinterest Google Plus StumbleUpon Reddit Email

Comentarios

  1. Mientras no saneemos los cimientos, cualquier otra cosa es inútil y juega en contra de los ciudadanos, de cualquier ideología:

    * Nota: Cuando hablo de casta no personalizo en Alberto, distingo perfectamente entre personas y colectivos, sino no escribría aquí mis opiniones.

    MOLAWARE

    Prefacio/Glosario

    INOCUO PERO CARO

    Cualquier software desarrollado por la administración, siempre carísimo, en el mejor de los casos inocuo por inúril, como la última hazaña: La web del senado por 500.000 euros.

    Cualquier tontería que engañe a los ciudadanos, pues si nunca se han enterado de nada, si es en un cacharro con pantalla mejor, aunque no es necesario. Ejemplos:

    DNI-e su único objetivo es controlarnos mal, pero gracias a su absurdo diseño, y al fracaso de la implementación de todo tipo de costosos sistemas, es inútil

    Todas las brillantes ideas de tarjetas varias diseñadas por cada reino de taifas, casualmente todas han fracasado por absurdas e inútiles. Eso sí, caras y presentadas como inversiones

    TONTERÍAS DE MODA.

    Banca cívica: Dado que me llaman la atención los oximorones, recomiendo como pasatiempo averiguar quién esta detras de triodos ¿podría ser una secta?….

    15M¿Quien financió en la sombra el 15M…? en el que a pesar del inesperado y genuino interés ciudadano se desviaron todas las asambleas de lo importante: NO HAY DEMOCRACIA, y cayeron en la trampa de proponer soluciones… claro como nadie lee un maldito programa, piensan que algo pone…

    Realidad aumentada: Traducido es realidad focalizada, y encima compramos un trasto que permite hacer un perfil exacto de nustros gustos, itinerarios, costumbres… y nos dirige al comercio que más pague en publicidad

    HACIA UNA DEMOCRACIA DE VERDAD, PERO VERDAD DE LA BUENA EHHHHH!

    WEB 2.0. nadie sabe de que va, pero mola y se olvida el concepto de base: Los cimientos tipo artículo99.org

    PETICIONES POPULARES:

    No valen para nada, como bien saben los acratas y abstencionistas, que son en el total de la población quienes más se informan de la realidad.
    De paso entre tanto comprometido de sofá, se facilitan de forma voluntaria todos aquellos datos personales que permiten clasificarless en función de cualquier cosa, cruzarlos con la info de hacienda, SS… es automático. Un gran porcentaje de peticiones son simples encuestas y sondeos propuestos por ciudadanos “Independientes y concienciados” jojojojo

    SISTEMA ELECTORAL:

    El nuestro es una farsa por los motivos ya repetidos hasta la saciedad, un dato accesorio de última hornada: El limitar la proliferación de partidos pequeños, y de paso exigir que un mínimo nº de ciudadanos los avale.
    Curiosamente todos lo aceptan, y la plebe ve perfectamente democrático limitar su derecho a que haya mas opciones, votando sólo a uno. (escrutinio adelantado y con nombres y dni)… Objetivo real: Dado que esto es una farsa de legislativas que encubren presidenciales, y que la ley D’hont no tiene en cuenta el total de votos (por algo cuantas más circunscripciones pequeñas mejor, interesa comprar 200 votos aquí, otro puñao allá…) un exceso de partidos aunque no cambie el ganador final, igual crea un legislativo plural y a algún ciudadano le da por pensar: Si legisla el ejecutivo… y más allá: Sería mucho más descarado el tema de alianzas contranatura: heptapartitos no serían nada imposible, y eso canta o esa esperanza aún es posible.

    Evidentemente dado que los aspirantes callan como putas, tienen claro que su objetivo es medrar y esperan lo que haga falta, o directamente son anormales, y eso que el listón está alto.

    AHORA VAMOS A LO BUENO, EL VOTO ELECTRÓNICO TAN GUAY:

    1er problema:
    Internet y sus protocolos, por diseño lógico, van encaminados a asegurar la identidad de emisor y receptor de forma unívoca, para que lleguen los correos, te salga el porno que has seleccionado y no haya dudas en transacciones económicas….

    Solución que nunca se dará, pues ya hay diferentes desarrollos, en USA por ejemplo:

    Realizar un programa por la comunidad de software libre, de uso mundial, lo que aseguraría su revisión por cientos de miles de ciudadanos para garantizar su efectividad, el anonimato de los datos finales y la no existencia de puertas traseras. Además se desarrollaría en tiempo mínimo y gratis.

    Realizado como se ha echo hasta ahora atenta directamente contra todas las garantías fundamentales de un sistema de sufragio democrático:

    EL ANONiMATO es indemostrable. De paso segmentar a la población sería automático, incluido el censo de abstencionistas por regiones, status….

    LA LIBERTAD DE ELECCION: Imposible detectar coacciones, si ahora apesta el interés de los partidos por fletar autobuses vaciando asilos, donde bajan todos con su sobre, al menos se disimula pues en teoría pueden meterse en la cabina y votar lo que deseen, y no hay dios que se lo impida si tienen dinero para el taxi de vuelta. Sin embargo en el ordenador del asilo, o de la casa de una familia de orden de cualquier ideología, o del vigilante suegro, o…

    IGUALDAD DE OPORTUNIDADES: No todo el mundo dispone de un ordenador. En un pueblo pequeño serían mayoría los ayudados por el alcalde.

    RECUENTO OBJETIVO: IMPOSIBLE garantizar la inexistencia de cualquier apaño, principalmente el simple dato de participación, con quitar abstenciones, y repartirlas para que todos saquen pasta y no se altere el resultado…

    JORNADA DE REFLEXION: Aunque en España nadie piensa, ya que genéticamente tiene claro a su líder, tenemos el claro ejemplo usa, alabado por todos los medios patrios: El voto adelantado, o sea en pleno bombardeo electoral.

    y como toda la casta se muestra de acuerdo, y lanza globos sonda… no es raro suponer que estas hipótesis sean viables.

    Resumiendo: Pérdida absoluta de los derechos mínimos de un sufragio universal garantista, y cada vez más anormales lo ven convencidos del aumento de la calidad democrática y la participación en decisiones jojojo

    Haciendo amigos ;-) No va por nadie, son pensamientos objetivos… por mirar siempre los pros y contras…

Dejar un comentario

You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Participa! ¿conoces el trabajo de Alberto Garzón en el Congreso?