La editorial Temas de Hoy, en el marco de una muy acertada estrategia comercial, se aproximó a las bitácoras de contenido socio-económico para regalarles un ejemplar de una de sus últimas novedades. Fue hace dos meses ya, pero también yo recibí en casa y gratuitamente “El Economista Camuflado“, de Tim Harford. “La economía de las pequeñas cosas” es el subtítulo escogido para definir el contenido del libro, que pretende acercar la economía a los ciudadanos de a pie.

Se trata de un bestseller mundial, con más de 400.000 ejemplares vendidos, y compuesto por diez capítulos de fácil lectura. Más allá de eso no hay nada, sólo un vacío intelectual muy profundo. Si antes de leerlo desconfié, tras hacerlo sólo pude reafirmar lo que ya pensaba: se trata de propaganda liberal demasiado cínica para ser soportable. Efectivamente, los conceptos teóricos de la oferta y la demanda se explican en la obra con una facilidad pasmosa, pero sin tener en cuenta nada más. Lo que allí se describe es el mundo perfecto liberal, que se adorna con algunos ejemplos de la vida real que resultan ridículos y muy poco representativos de la misma.
La fe ciega en el mercado, esa nueva religión de hoy, queda expléndidamente reflejada en uno de los capítulos más tristes que tienen el libro: “los mercados perfectos y el mundo de la verdad“. En este capítulo se identifica el funcionamiento teórico del libre mercado perfecto con la verdad, mientras que se reconoce que se pueden dar casos en los que, por ejemplo, la competencia no es perfecta. Y, partiendo de esa argumentación tan… digamos, filosófica, saca dos conclusiones básicas.

La primera es que en “un mundo donde prima la verdad conduce a una economía perfectamente eficiente: una economía en la que resulta imposible beneficiar a alguien sin que alguien salga perjudicado“. Un dogmatismo tal que los fundamentalistas cristianos y musulmanes deberían reconocer como superior sin dudarlo. Y la segunda, ¡ojo!, es que “los impuestos son como las mentiras: interfieren en el mundo de la verdad“.

Pero lo más dramático está en el capítulo ocho, llamado “por qué los países pobres son pobres“. No se esperen un análisis histórico de la situación de cada uno de ellos, o de forma agregada. No. Tampoco esperen un tratamiento económico, siquiera clásico, del por qué de la deuda externa, o la relación entre geopolítica, recursos naturales y oligarquías. ¡Qué va!

Los países pobres son pobres porque tienen instituciones y leyes, porque por todos lados hay bandidos y porque, en definitiva, no están del lado de la verdad. El poder no tiene cabida en el análisis del señor Harford, más que para recordarnos que existe corrupción y que un día le robaron en Camerún. Ya se imaginan qué propone él como solución a todos los males, ¿verdad? Efectivamente, llevar la verdad a ellos, pobres insensatos que todavía no la han descubierto.

Así pues, estamos frente a un libro de fácil lectura, pero tan malo como él solo y con el que lo único que aprende uno es a entender cuán dogmáticos pueden llegar a ser los liberales. Menos mal que me lo regalaron.

COMPARTIR: Facebook Twitter Pinterest Google Plus StumbleUpon Reddit Email

Comentarios

  1. Les expongo un párrafo del libro.

    “la cleptomanía en las altas esferas es la que detiene el crecimiento de los países pobres. Sin embargo, tener por presidente a un ladrón no significa necesariamente estar condenado al fracaso: ese presidente podría preferir activar la economía y tomar una ración más grande de la tarta. Sin embargo, en términos generales, la práctica del saqueo se extenderá, ya sea porque el dictador no se siente seguro en su puesto, ya sea porque, para conservar el apoyo con el que cuenta, debe permitir que otros también roben.”

    Este párrafo procede del apartado de Camerún, pero España es un claro reflejo de esta situación. Si este señor no recomienda que leamos el libro, es porque quiere seguir agarrado a su sillón.
    Lo que Alberto Garzón recomienda es que no leamos este libro, y si acaso ninguno, ya que un pueblo imbécil es un pueblo dócil. Vaya banda de (di)puta(do)s que tenemos en Madrid.

  2. Yo lo compre y lo lei, me quede con ganas de resolver mis dudas acerca de la que esta pasando. El capitulo de china fue el que me engancho mas, aunque con esto no digo que sea bueno. Para mi es un libro vacio.
    Salud y Republica

  3. Como siempre la izquierda de este país, alentando a la gente a alejarse completamente del liberalismo y a quedarse mamando del sistema publico (Ojo no digo que el Estado no tenga que intervenir, y lo debe hacer con firmeza.)

    Claro, al final vivir del Estado resulta mucho mas rentable, que se lo digan a los supuestos corruptos andaluces beneficiados de los ERES que pagamos todos los Españoles….

  4. Es un libro divertidísimo que analiza algunos ejemplos económicos tras modelizarlos. No hace ningún análisis moral ni falta que hace. Su objetivo es mostrar cómo funcionan algunos mecanismos básicos de la economía, nada más.

    Un libro (en este caso con formato de tebeo) más denso, más serio y que seguramente te guste más es Economix, de Goodwin y Burr. Sus autores sí tienen en cuenta que en el mundo viven seres humanos, figúrese.

    Garzón, ves fantasmas neoliberales donde no los hay.

  5. Desalentando a leer un libro… Eso no es eficiente, mejor quememos los libros. Se teme que ese libro adoctrine con pensamiento liberal a la gente ¿? Porque podria pensar tal cosa ¿?… Solo deben leerse los libros que considere aptos…

  6. @Carlos, no recomendar es mencionar, por cierto el articulo es de 2007. Personalmente, cómo tú, prefiero la hoguera, es castiza y muy nacional-católica, herencia de la Santa Inquisición. Sin embargo, tratándose de ideas lo mejor es el olvido, la indiferencia, el mero comentario da paso a la publicitación aunque sea negativa.
    Bueno, ahora en serio, no creo que no recomendar sea quemar, o animar a la violencia. Simplemente es un consejo o recomendación, bajo la explicación de un análisis, para qué quiénes compartan opiniones no pierdan el tiempo en su lectura. Lectura que no se recomienda, no por liberal, sino por burda y estereotipadamente simple del liberalismo.

    Democracia o Barbarie

  7. el argumento contra este libro rspto pobre y generalista, no rebate con rsxonrs ni uno sólo frente los criterios del lbro. simplemente descalifica . me hace gracia lo del neo,
    acaso intervencionismo neosociata ?

  8. MUY ACERTADA SU RESEÑA, yo leí el libro y coincido con usted; tengo algo de experiencia en proyectos de desarrollo socioeconómico y lo de “por qué los países pobres son pobres” es para meterle en la cárcel al tipo. Por suerte el Nobel Stiglitz, en “Cómo Hacer que la Globalización Funcione” da mejores explicaciones y por cierto, el Nobel lo ganó por sus trabajos en la economía de la información, y explica claramente como la asimetría en dicha información es clave y hay que tenerla en cuenta, entre otras cosas por eso los mercados nunca pueden ser perfectos, ni siquiera aspirar a ello; las críticas que le hacen los otros comentaristas me parecen exageradas y extremistas; POR SUPUESTO QUE HACE BIEN EN COMENTAR UN LIBRO Y “NO RECOMENDARLO”, EL RESTO DE COMENTARISTAS PARECE QUE EXIGEN QUE USTED COMENTE UN LIBRO Y OBLIGATORIAMENTE LO RECOMIENDE lo cual sería absurdo si no fuera estúpido.

  9. Evidentemente, no es un libro que te vaya a ayudar si solo buscas que te confirme lo que quieres oír. Tus comentarios revelan que no ha querido entender a fondo lo que se cuenta en el libro. Flaco favor haces a la izquierda con semejante pereza intelectual. Así no haces más que confirmar el estereotipo que tienen de la izquierda los liberales garrulos. Y no solo ellos.

  10. bueno, quizá a Alberto le pase lo que a mi: yo leo libros entretenidos de yankys, molan mucho, pero siempre hay alguna alusión o algún capitulo relativo a lo de puta madre que es la democracia gringa y el bien tan grande que están haciendo al resto del mundo, protegiéndonos y tal….o sea, para ser bien aceptados detro del establishment yanky tienen que dejar clara su posición yanky-cateta….claro, pues es lógico que en algún momento se te hinchen las bolas y hagas una critica como la de Alberto, a pesar de que a mi me gustan esos libros en general

  11. A mi me sirvió para aprender el concepto de segmentación y fué lo que mas me sorprendió (y la forma un poco injusta en la que funciona), aquello de que llegaron a quitar el techo a algunos vagones porque tenian una fuga de clientes de clase alta (que deberian o podian pagar mas) a clase baja (tampoco habia tanta perdida de comodidad de la clase alta a la baja).

    Y eso tiene muchas implicaciones en la personalización que te pueden hacer hoy en dia en las tiendas en internet. De hecho hubo tiendas online tipo amazon que ya llegaron a poner precios diferentes de productos dependiendo de tu perfil de usuario en esa tienda de internet (y lo que sabian que estabas dispuesto a pagar), pero la gente se quejó y lo quitaron. Incluso como tienen en cuenta eso de las cookies (aunque no hagas inicio de sesión en la tienda online) saben lo que has estado mirando antes. En webs de viajes y vuelos baratos suelen decir que borres la cache y las cookies antes de visitarlas.
    Hoy ese candado lo tiene google (o facebook o cualquiera que venda publicidad de tiendas online o productos) mediante la publicidad contextual que pone en las webs. En las webs de clase alta (de gente con mas dinero) te pondrán publicidad que te lleve a tiendas mas caras. En las webs de clase baja te pondran publicidad de otras tiendas diferentes que venden (los mismos productos o casi identicos) pero mas baratos.
    Aunque igual prefieran segmentar entre los “inconscientes” que no comparan precios para los productos, y los que comparan precios. Con todos los datos que recopila google o facebook sobre nosotros, sabrá exactamente quien es quien.

  12. Uhhh….!!!!

    Liberalismo malo, muy malo, Uhhhh…..!!!

    Me recuerda a los curas del cole al que yo iba de pequeño. Comunismo malo, muy malo, Uhhhh…..!!!

    Dos religiones, el socialismo/comunismo y el catolicismo, que se parecen mucho más de lo que ellas creen: dogmatismo, demonización de quienes no abrazan sus creencias, apuesta por la ignorancia de la gente, preservación de status de sus correspondientes “sacerdotes”, … una mierda, vamos.

    Ah…!!! El libro es uno de los textos de economía menos ideologizados que he visto en mucho tiempo; si a alguien le parece que es “liberalismo” igual es porque cualquier cosa fuera de su dogmática ideología le parece todo lo mismo. Lectura más que recomendable, y si eso les parece liberalismo, pues que prueben con este otro, de dos catedráticos de economía:

    https://dl.dropboxusercontent.com/u/84444629/WhatEveryoneShoudKnowEconomics.pdf

    La economía puede ser Ciencia o creencia, bajo el socialismo siempre tiene mucho más de creencia que de Ciencia. En otras esferas la cosa está claramente diferenciada, no es lo mismo la astrología que la astronomía, la alquimia que la química, el evolucionismo que el creacionismo, o el curanderismo que la medicina. La visión socialista de la economía es prima hermana de la astrología, la alquimia, el creacionismo o el curanderismo; no hay más que ver cómo les ha ido a la URSS, Cuba o Corea del Norte. Por eso cuando los “curanderos económicos” han gobernado en España en los últimos 30 años siempre la han dejado peor de lo que estaba cuando ellos llegaron al poder; los hechos son los que hay.

  13. Santiago Alba Rico, continua con su serie de artículos de opinión, ahora en Diagonal: “confluencia y movilización”. Ayer ví de nuevo “amanece que no es poco” de José Luis Cuerda. Y filosofar viene bien, siempre que no sirva para deformar la realidad viéndonos desde espejos concavos o convexos, tan si fueramos esperpentos inclanianos. Este hombre dice que en lugar de confluir hay que fluir en todas direcciones, sigiendo esta tónica de “amanece que no es poco”, le diriamos que precisamente se requiere confluir para fluir en todas direcciones, dado que únicamente así habrá desborde, o sea desparrame que no otra cosa es el fluir en todas direcciones (perdonad la disgresión, pero no he podido evitar el capote).
    De nuevo olvida el filósofo Alba Rico, que el 15-M al que se refiere, es producto de la interacción provocada por la catarsis de la Crisis, más la acción de los activistas de la izquierda alternativa y élites libertarias, que debieran ahorrarse su agonía según él.
    Como relataba Ada Colau respecto al surgimiento de la PAH, su principal obstáculo fueron los propios perjudicados y oprimidos, que en su impotencia se culpabilizaban de su situación. Empoderarlos, continuaba diciendo Ada, fue la gran conquista del movimiento de la PAH, después vendría crear una gran movimiento de solidaridad y ganar mayoría en la Sociedad.
    Han sido los activistas de la izquierda alternativa, o los artivistas como gusta decir Shangay Lili, los que han sido catalizadores de todo ese malestar, y realizadores de la función de zapa necesaria, para que el sufrimiento material y existencial, desembocará en el movimiento iniciado en el 15-M, generador de potencia y cambio de cultura política.
    Cuando se plantea sesgar o separar dicho movimiento, de las bases diversas del activismo que lo alumbrarón, qué pretende.
    Cómo es posible que no vea dicha realidad, no lo se, pero probablemente comenzar el análisis con axiomas prefejidos, y validados en el discurso oficialista de la organicidad de PODEMOS tenga algo que ver.
    Pero la realidad es tozuda, y finalmente suele acabar por imponerse, ahora mismo van por 55.000 votos en las primarias de PODEMOS, de 379000 adscritos, rondando el 15%, tras un mes de movilización mediática, como decía la realidad es tozuda y acaba por imponerse, por que la realidad referida es la del movimiento, ese que se exteriorizo en la superficie un 15-M y adopta mil caras diferentes desde entonces.

    Un cordial saludo.

  14. Me encanta que nadie apoye a Alberto Garzón y su opinión sobre el libro de Tim Harford. Yo amé el libro, y me leí el segundo, y el tercero y el cuarto! Muy divertidos y muy bien narrados. Mi opinión es que hay que leer de todo, escuchar de todo, mirar de todo y probar casi todo. Sólo así podremos tener opinión.

  15. Señores, desde unos de los países que más estatismo ha tenido, Argentina, les digo, con la riqueza que podría haber miren los resultados, cómo estamos por el peronismo. Después sigan hablando de las bondades de la gente buena de la política, que va, que los malos siempre son los emprendedores privados. No tienen idea de la cantidad de mugre que hay en las insitutciones argentas. Sería bueno que el señor Garzón use la misma vara para medir su supuesto mundo ideal de estatismo, no vaya a ser que también esté dejando partes de la realidad sin tomar en cuenta. Véngase a Argentina y vea los resultados de un Estado fuerte e intervencionista en su esplendor. Vea como a pesar de las toneladas de recaudación de retenciones de commodities la mismísima Buenos Aires está rodedada de millones de personas en pobreza que no verá en España, y le reafirmo, a pesar de su crisis, no verá el nivel de pobreza que verá aquí donde se ha llevado a cabo su sueño intervencionista durante hace ya ocho décadas!

    • Algunos capitulos del libro como el de los “no-impuestos” sobre emisiones (tasas que aumentan de forma no lineal) podrían ser aplicables para desincentivar el “como puedo pagar, contamino”. Al final es lo que habrá que hacer para que no aumente la contaminación en el centro de las grandes ciudades.
      El capítulo sobre las zonas económicas especiales de China (zonas con competencia capitalista para aportar más al estado comunista) tambien puede resultar interesante y servirá para explicar cuando ocurra el crack, sobre todo la burbuja inmobiliaria y la compra desaforada de deuda publica de los estados occidentales.
      Lo que no entiendo es que haya un señor de Argetina que asegure que la pobreza de los alrededores de Buenos Aires proviene de estados demasiado controladores en los ultimos 80 años, y compare con la “no-probreza” en España (quiza hambre no se pasa como en la posguerra, pero pobreza hay comparando con lo que se necesita para vivir). Cuando alli han tenido bastantes años con periodos no democráticos, y gobiernos “de derechas” en democracia, en los que la corrupción ha continuado y ha provocado problemas como el corralito, el impago de la deuda y la devaluación de la moneda, que es la causa final del hundimiento del nivel de vida general.

  16. Agradezco el comentario. Buscaba una reseña sobre el libro porque estaba pensando en comprarlo pero estoy cansada de libros que luego me aburren y hacen que sienta que he tirado el dinero. No tiene nada que ver ni con formato (de bolsillo) ni con precios. He comprado joyas por menos de 10 euros (Las constantes de la naturaleza, Cuántica, guía para escépticos, o ¿Juega dios a los dados?, los recomiendo si os gustan las matemáticas y la física) la historia es que buscando la reseña he encontrado esta opinión y lo agradezco mucho aunque me gustaría que hubiese ido acompañada de alguna recomendación. Por eso, ¿algun libro sobre la materia recomendable o muy recomendable?

Trackbacks for this post

Dejar un comentario

You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Participa! ¿conoces el trabajo de Alberto Garzón en el Congreso?