En este segundo mensaje (se recomienda leer el anterior para saber qué son los CDS) vamos a ver cómo la especulación en el mercado de CDS tiene importantes consecuencias y, más importante aún, sí existe aunque los liberales de izquierdas quieran pensar lo contrario.

Para este mensaje vamos a seguir tres ejemplos expuestos por el economista Ángel Vilariño (2010), que si bien no son del todo sencillos creo que podremos exponerlos de forma que quede suficientemente clara. Veremos también qué significa eso de la probabilidad de impago por parte de los países y qué sentido y objetivo tiene.

Una forma de especular con los bonos de deuda pública es mediante los préstamos de los bonos y las operaciones al descubierto (vender sin tener el activo). En este caso, y siguiendo con la metodología del ejemplo anterior, el país emite deuda pública que comprará el Banco. Entonces el especulador, nuestro “inversor financiero”, pedirá prestado los bonos al Banco. Si el especulador ha conseguido suficientes bonos prestados, procederá a venderlos en el mercado secundario (lugar donde se pueden comprar y vender títulos financieros ya emitidos con anterioridad) de forma masiva, buscando enviar una señal al mercado: los bonos son de mala calidad y por eso se venden. Al venderse de forma masiva otros inversores, asustados, harán lo mismo con los suyos (los mercados financieros funcionan bajo el criterio del “comportamiento de rebaño” por las dificultades de tener información precisa) y todo ello causará un descenso en el precio de los bonos. Conseguido que el precio de los bonos en el mercado secundario haya descendido suficiente, el especulador procederá a comprarlos para poder devolverlos (los tenía prestado). Una vez comprados a menor precio los deolverá al Banco y así habrá conseguido una ganancia importante: concretamente la diferencia entre un precio de venta alto, un precio de compra bajo y los intereses del préstamo.

Una versión complementaria es la que se hace con operaciones al descubierto, esto es, exactamente igual pero sin necesidad de pedir prestado los bonos. En este mercado financiero (el de deuda pública) es posible vender títulos sin tenerlos, pues la única condición es que al final del día se transfiera la propiedad efectiva. Así, el especulador puede vender masivamente tantos bonos como quiera esperando una bajada del precio en los mismos. Una vez bajan, los compra más barato y recoge la ganancia. Una operación sencilla pero que entraña riesgos: puede que el especulador no tenga fuerza suficiente para llevar a cabo su objetivo y tenga que asumir cuantiosas pérdidas. Por esa razón suele complementarse la operación con la difusión de noticias y rumores que sirvan a la estrategia seguida en el mercado, esto es, la bajada del precio en el momento de la venta de bonos.

Pero en el mercado de CDS que tiene como subyacente el de deuda pública (es decir, seguros contra el impago ante títulos de deuda pública) también se especula y con aún mayor facilidad.

Como dijimos en el anterior mensaje, un comprador de CDS busca protección ante el posible impago de los títulos que tiene en posesión. Los vendedores de esa protección lo que harán será asumir ese riesgo y rezar para que no ocurra el incumplimiento. Sin embargo, el mercado de CDS también permite que compren protección agentes financieros que no tienen los títulos. Gente que se protege por si se incumple el pago de un título que en realidad no tiene. En este caso estos especuladores estarán buscando que aumente la percepción del riesgo, es decir, que la compra de seguros de impago envíe al mercado la sensación de que se compran con razones más que fundadas. Otros inversores con títulos se sentirán asustados y querrán comprar también protección, reforzando las señales enviadas al mercado. De esa forma, el mercado de CDS empieza a sentir cómo hay muchas operaciones y cómo las primas de CDS (lo que se paga por cada contrato) suben y suben (suben porque los vendedores de protección también piensan que el riesgo es creciente y entonces reclaman mayores pagos por su cobertura).

Si el especulador ha conseguido ese alza en las primas, entonces deshace todas las operaciones suscribiendo contratos inversos: busca ahora ofrecer protección (ahora mucho más cara). En consecuencia, si en un primer momento compró protección con unas primas bajas, ahora vende protección con primas muchos más altas y, por lo tanto, obtiene importantísimos beneficios.

Pero hay muchas más formas de especular en torno al mercado de deuda pública y del de CDS que es paralelo. Otra, que ya no explicaremos porque es mucho más compleja, es el uso de futuros con subyacentes en los bonos que se quieren atacar. Y también tenemos la operación que hizo Goldman Sachs con la deuda griega.

En todo caso, todas estas operaciones suponen importantísimos beneficios para los agentes financieros que especulan, un creciente riesgo sistémico (una asunción de riesgos importante y concentrada por quienes cubren esos riesgos) y, sobre todo, una presión gravísima sobre los bonos de la deuda pública de un determinado país. Esa presión provoca que nuevas emisiones de deuda pública sean mucho más caras (les resulte más difícil al Estado financiarse) y en gran medida es una presión que se transforma en los requerimientos de reformas estructurales de la economía en un sólo sentido: el sentido que buscan los mercados financieros y sus especuladores. Es decir, las reformas estructurales neoliberales.

COMPARTIR: Facebook Twitter Pinterest Google Plus StumbleUpon Reddit Email

Comentarios

  1. Muy interesante ya habia oido hablar de los CDS en el periodico pero no sabia exactamente que era ni como especulaban con ellos.
    ¡Gracias y sigue educandonos jaja!

  2. Muchas gracias, llevo 1 hora navegando, tratando de informarme sobre este tema, y hasta ahora no me había enterado de nada.
    Muy bien explicado !!!

  3. No entiendo muy bien lo de “En este mercado financiero (el de deuda pública) es posible vender títulos sin tenerlos, pues la única condición es que al final del día se transfiera la propiedad efectiva.”. Básicamente no lo entiendo porque no entiendo como se puede vender algo que no se tiene. Es cecir, al menos tendrán una acción de compra de bonos aceptada por el vendedor sin que se haya hecho efectiva todavía,¿no?

    Por otra parte, siempre hablan de “los mercados” pero no es fácilmente visible quiénes son. Con la bolsa aún podías imaginarte el espacio físico donde tenía lugar pero con los mercados no. Por ello, ¿dónde se vende la deuda española? ¿Dónde se comercia con ella? ¿sabemos quién la compra y en qué cantidad?
    En fin, supongo que con tantos derivados, puede ser más difícil seguir la pista…

  4. Alberto Garzón Espinosa 14 mayo 2010 at 16:22 · · Responder

    Hola Someone,

    Se llama “Naked short selling” (http://en.wikipedia.org/wiki/Naked_short_selling) y es la posibilidad de vender si tener el activo. Si tú eres quien lo hace, lo que estás haciendo es establecer un contrato por el cual te comprometes a darle ese activo (bono de deuda pública) al final del día. Es decir, antes de que acabe el día tienes que comprar esos títulos para poder dárselos de forma efectiva. Pero claro, tu objetivo es que en la compra esos títulos sean más baratos (vendiste caro, compras barato) para sacar dinero.

    Los mercados tienen al final un espacio físico, aunque sean ordenadores con centralitas. Para el mercado de acciones está la Bolsa, como bien dices; para el mercado de derivados hay otros espacios, por ejemplo el Chicago Board Options Exchange que está en Chicago. Allí se negocian la mayor parte de derivados. Así que quien quiere comprar y vender derivados va allí (o a través de internet, pero siempre haciendo operaciones con servidores que están allí).

    En el caso de la deuda pública española se negocia a través de Iberclear (http://www.iberclear.es/Iberclear/home/home.htm), que es la evolución del sistema de anotaciones en cuenta. Lo tienes más o menos explicado en http://www.tesoro.es/sp/deuda/mercados/canotaciones.asp

    De todas formas, a ver si puedo hacer un par de post más adelante para explicar todo esto con detenimiento y claridad. Porque en una cosa estás plenamente en lo cierto: todo el mundo habla de los mercados financieros y nadie sabe qué son. ;)

  5. Capitan salami 8 julio 2010 at 12:40 · · Responder

    ESPECULADORES: ¿HEROES o VILLANOS?

    Hemos oído estos días que toda la culpa del derrumbe de los mercados la tienen los especuladores que se han ensañado con la zona euro, y mas en concreto con España. Da repelus escuchar a nuestros dirigentes culpabilizar a los malvados especuladores de que solo quieren tumbar los mercados y sacar tajada de esta situación, y esto es así aunque con matices ya que no atiende a ningún complot paranoico para derrocar un gobierno ni a ningún afán por estancar el crecimiento de una economía. El pseudónimo de especulador por naturaleza intrínseca del ser humano despierta aversión y rechazo ya que se asocia siempre a una persona o entidad avariciosa que no tiene escrúpulos, y no es así, ya que especular es simplemente aprovechar una oportunidad que otros con su mala gestión han creado. Ademas, nuestra naturaleza humana solo nos permite concebir el concepto de ganar dinero comprando a un precio y vendiendo mas caro, pero la gran mayoría desconoce que este proceso se puede invertir para ganar dinero, es decir, vendiendo caro para luego comprar mas barato y aprovechar así también la próxima subida. Es cuestión pues de cultura financiera y económica, algo de lo que carece por lo visto nuestros ministros y presidente. Así que los especuladores tan solo aprovechan esta oportunidad que les presenta una economía deteriorada y aun en secesión incapaz de crecer debido a la mala gestión e ineficacia de un equipo de gobierno que ha sido incapaz de salir aun de la recesion por no tomar medidas ni aplicar reformas necesarias ante escenarios de crisis. Así que los especuladores, entre los que me incluyo, no somos ningun villano malvado con afan de destruir el mundo, ya que si lo hicieramos no podriamos vivir en el, simplemente aprovechamos oportunidades de inversion que la gente desconoce mediante la venta en descubierto.

    Ah! Un ultimo apunte, os sugiero que leais a todo una institución llamada Francisco Llenares que publica su blog en la pagina rancia, donde en uno de sus post le propusos a Zapatero que utilizara la venta de cds para salir de la crisis, ¿y de que manera?, muy sencillo, habiendo vendido todos los cds disponibles del mercado i gresando por ello un total de 5.000 millones de euros, y al dia siguiente, DIMITIR, anulando asi cualquier riesgo de quiebra. Eso, seria una accion patriotica y la unica salida que le queda a este gobierno ya desgastado. Y conste, que no me gustan las gaviotas……

  6. Pero, ¿como se permite toda esta mierda?

  7. Hola Alberto, veo que este post no es muy reciente, pero tengo una importante sobre los CDS. A ver que opinas.

    Los CDS, y muchos derivados ¿no serán una nueva forma de apalancamiento? Por lo visto es un mercado no-regulado y cualquiera puede contratar un CDS aun sin tener nada que ver con el crédito. ¿Hay alguna restricción de capital? Porque sobre una misma deuda podría contratar miles de CDS, si finalmente hay un “credit event” y el vendedor tiene que responder ¿tiene capital para hacerlo? Porque la reestructuración de la deuda griega podría estallarle en la cara a los Hedge Funds

  8. Hay algunos supuestos del “modelo” que utiliza para explicar la especulación con CDS desconcertantes.

    En primer lugar, la suposición de que tanto el banco como el inversor financiero tienen poder de mercado suficiente para imponer una tendencia, ya sea al alza o a la baja. Sin datos de la composición del mercado concreto (deuda pública italiana, por ejemplo) no podemos dar por supuesto este punto.

    En segundo lugar y más importante, la premisa del “comportamiento de rebaño” dada la dificultad para conseguir información relevante y suficiente. Sinceramente, me cuesta imaginar que grandes empresas como el Banco Santander, Deutsche Bank o Merrill Lynch no empeñan recursos suficientes para informar sus decisiones de mercado. No obstante, sin más evidencias, tanto una hipótesis como la otra son únicamente papel. ¿Alguna publicación para comprobar en qué grado explican la realidad?

    Muchas gracias por tu trabajo divulgativo y tu atención.
    Un saludo desde la UPO ;)

  9. cual es el sofware para comprar y vender deuda de los paises alguien me puede ayudar

  10. Saludos!
    Querría saber si me podríais solucionar una pequeña duda:
    Yo vendo un bono que no tengo…¿¿a quién?? y si al final del día lo compro más caro,¿ a quién pago, o quién me paga si es más barato? he oído que hay bancos de por medio, ¿cómo actúan?
    Gracias, no tengo ni idea de economía, pero intento comprender todo este lío (no es fácil…)

  11. Podias explicarle como las politicas ultraexpansivas han generado la mayor burbuja sobre bonos soberanos, y los CDS credit default swap,es un seguro que se paga en el caso de que los bonos hipotecarios quiebren, como fue lo que paso en la crisis de hipotecas de bajo riesgo, las crisis no son mas que la codicia de la gente, no de los especuladores, y te lo dice un trader de divisas.

Trackbacks for this post

Dejar un comentario

You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Participa! ¿conoces el trabajo de Alberto Garzón en el Congreso?