Etiqueta: globalización

La izquierda española ante la globalización

La expresión los árboles no dejan ver el bosque nos ayuda a entender qué le está pasando a la izquierda en España. Concentrados en el día a día de las noticias mediáticas, en las valoraciones trimestrales de los datos del paro o en las innumerables novedades que afloran de corrupción política, apenas tenemos tiempo para pensar en el tablero de juego sobre el que hacemos política. Y lo cierto es que, desde la perspectiva española, es un panorama preocupante.

Read More

Francia insumisa

Hace un mes, y antes aún más, teníamos la sensación de que la izquierda había tirado la toalla en Francia. El Partido Comunista Francés dudaba entre apoyar a Mélenchon o acudir por separado a las elecciones. Finalmente tomó la decisión razonable: sumar fuerzas. Y tras una campaña extraordinaria, coexistiendo con la descomposición del Partido Socialista Francés, situaron a la izquierda en la frontera que cambia la historia. Ha faltado muy poco pero no ha sido posible. La segunda vuelta contará con un representante neoliberal de las altas finanzas y también con la representante del (neo)fascismo. Un panorama aterrador, en el que no hay opción buena para las clases populares. Aun así, la historia no ha terminado. En el marco de implosión de la UE, la socialdemocracia rota y la extrema-derecha en alza, es una esperanza que la izquierda antiglobalización se esté recomponiendo. Es la única opción para el futuro.

Read More

Entrevista: “Tiene sentido ser comunista siempre que exista el capitalismo”

¿Qué significa ser comunista? Es muy difícil de responder de forma breve y en todo caso lo voy a hacer o lo voy a intentar. Es complicado porque el comunismo tiene diferentes acepciones, por decirlo de alguna forma. Para mí sería una forma de resumirlo decir que el comunismo es una suerte de concepción del mundo. Es decir, son como unas gafas a través de las cuales vemos la realidad social y la realidad que nos rodea. Y esas gafas son diferentes que las que suele usar la mayor parte de la población en un momento como este.

Read More

La extrema derecha es hija de la globalización

Pensemos la globalización como si fuera un juego. Cada jugador comienza con una determinada dotación de recursos y termina con otra distinta, y por lo tanto durante la partida puede haber ganadores y perdedores. Nos vamos a concentrar en tres jugadores. Por un lado está el jugador llamado «trabajador urbano chino», que comienza con 5 euros.

Read More

¡Digamos adiós a la izquierda pija!

Artículo escrito al calor del triunfo de Donald Trump en las elecciones de EEUU. Con un título provocativo, el análisis parte de las transformaciones económicas recientes en el mundo y de cómo han afectado a la estructura social de cada país. Sin tratar de establecer soluciones simplistas, la tesis de fondo es que la izquierda, en general, ha desconectado su práctica de los intereses de la clase trabajadora realmente existente. Los datos revelan eso en EEUU pero también en Europa y en nuestro país. Eso abre un espacio enorme para un fascismo que se dirige directamente a la clase trabajadora para prometerle restaurar su protección frente a la globalización así como también sus privilegios de género, étnicos e incluso laborales. La conclusión es que no es posible neutralizar estas nuevas formas de fascismo si no existe una izquierda imbricada en las prácticas cotidianas de una clase trabajadora cada vez más fragmentada, precaria y flexible. En suma, no se trata de representar al pueblo, sino de serlo. Espero que sea útil y contribuya a un debate necesario.

Read More

El síntoma de la globalización

Parece que Trump será el próximo presidente de Estados Unidos. Un multimillonario excéntrico, xenófobo y machista. Los liberales se rasgan ahora las vestiduras, o eso dicen, pero Trump es el síntoma de la globalización neoliberal. Su mensaje tiene un claro destinatario: las clases medias empobrecidas con la crisis, las clases populares víctimas de la globalización y en general todo ciudadano harto del establishment. A Trump se lo ha puesto fácil, sobre todo, el Partido Demócrata. Elegir a Hillary Clinton de candidata, una criminal de guerra que además es símbolo de la clase política, era tanto como votar a Trump de presidente. El único que podía enfrentarles era un candidato antiglobalización neoliberal, Bernie Sanders. Al fin y al cabo la única forma de enfrentar al fascismo es hablarle a la clase trabajadora desde la izquierda, sin adornos, sin mentiras, pero con un proyecto de esperanza. Eso también nos toca aquí.

Read More
Loading

Suscríbete

Tu e-mail:

Tuits recientes