Regalos y economía

En fechas de regalos siempre me acuerdo de la figura del Potlatch, que aprendí leyendo a Karl Polanyi. Se trata de un ritual que operaba como mecanismo de redistribución entre algunas tribus indias. Dar un regalo era visto como un signo de grandeza, y proporcionaba prestigio a quien lo hacía. Cuanto más valioso –en el sentido de valor de uso; esto es, útil- era un regalo, más prestigio recibía quien lo daba. Así, la acumulación de bienes y riqueza era un medio para obtener un reconocimiento social. La riqueza se repartía. No había motivaciones propias del llamado homo oeconomicus, es decir, basadas únicamente en la maximización de ganancias. En estas sociedades lo económico estaba subordinado a lo social. La economía era parte de la sociedad, su esclava. Hoy sucede al revés. Menos cuando regalamos, probablemente.

Read More