“El modo de producción de la vida material condiciona el proceso de la vida social política y espiritual en general. No es la conciencia del hombre la que determina su ser sino, por el contrario, el ser social es lo que determina su conciencia” (K. Marx)

Publicado en La Opinión de Málaga

Desde que comenzó la crisis es creciente un sentimiento que responsabiliza a políticos, funcionarios y sindicalistas de la crisis o, al menos, de ser un obstáculo a la salida de la misma. Este sentimiento hunde sus raíces en la percepción, más o menos generalizada, de que son sectores privilegiados en comparación con el resto. Pero, ¿hasta qué punto tiene sentido hacer tales afirmaciones?

En los últimos meses, por ejemplo, ha circulado por internet el rumor de que en nuestro país hay casi medio millón de políticos. La fuente era una página web sensacionalista que, sencillamente, se inventó los datos. En realidad, y según los datos aportados por el Estado, hay un total de 73.500 políticos, incluyendo en esta suma a senadores, diputados provinciales, autonómicos y del congreso, concejales y alcaldes. Por otra parte, en general tampoco parecen los políticos muy caros a juzgar por el hecho de que el 90% de los concejales españoles no cobra remuneración alguna por serlo.

Desde luego que estas cifras no agotan el debate, pues de hecho queda pendiente reflexionar acerca de si algunas instituciones deberían reconfigurarse y de si algunos sectores concretos de los políticos (como los alcaldes de grandes municipios o los diputados) tienen remuneraciones excesivas de acuerdo con el rendimiento ofrecido. Pero lo que está claro es que el populismo de derechas que centra sus críticas en la clase política no está racionalmente justificado, precisamente porque es obvio que los políticos pueden ser culpables de la crisis por la naturaleza de sus decisiones y no por el hecho de ser políticos.

Resulta entonces interesante averiguar por qué los políticos están en el ojo del huracán. De hecho, según el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) la llamada clase política está en las horas más bajas de su historia reciente. Una historia en la que pueden diferenciarse tres etapas. Desde 1991 hasta 1996 sufrió enormes críticas de los españoles, coincidiendo con una percepción muy negativa de la evolución económica. Por el contrario desde 1996 hasta 2005, coincidiendo con la etapa de la burbuja inmobiliaria y una percepción muy positiva de la economía, los políticos estuvieron muy bien valorados. Desde entonces, y paralelamente al desarrollo de la crisis, el apoyo de la clase política ha entrado en una espiral descendente que parece no tener fin.

Ello nos muestra que los españoles no valoramos a los políticos directamente por sus actos, puesto que de lo contrario no tendría ningún sentido que en el período de mayor corrupción en España –con su burbuja inmobiliaria y la afluencia de ingentes cantidades de dinero que ahora toca devolver– los políticos hayan sido vistos con tan buenos ojos. Al contrario, realmente los españoles valoramos a los políticos de acuerdo con el estado de nuestras propias condiciones de vida. Se opera más o menos así: si vivimos cómodamente, con empleo y bienestar material suficiente, deducimos que los políticos lo están haciendo bien; si vivimos con dificultades, sin trabajo y sin expectativas de futuro, deducimos que la culpa es de los políticos. Y todo ello con independencia de si realmente son corruptos, honrados, privilegiados o humildes.

Culpar a los políticos, funcionarios o sindicalistas, como elementos visibles y más expuestos a la crítica, es una reacción natural o primaria ante la creciente desesperación. Y sin duda es también fuente de un gran número de votos, a pesar de ser a todas luces una argumentación desprovista de un mínimo de racionalidad. Desgraciadamente hay partidos y organizaciones que explotan este hecho y mantienen un discurso de esta naturaleza con el objetivo de ganar poder y sin que realmente se pretenda resolver el verdadero problema de nuestra economía. Caer en los brazos de ese populismo es errar el disparo y obviar las soluciones que necesitamos, pero es ante tomar partido por la antipolítica y una peligrosa senda de soluciones impulsivas e irracionales.

NOTA: Gráfico (escaneado, lo siento) sobre relación entre valoración política y valoración económica. Creo que esclarecedor.

COMPARTIR: Facebook Twitter Pinterest Google Plus StumbleUpon Reddit Email

Comentarios

  1. Demagogias aparte –como la campaña sensacionalista que mencionas–, me parece cuestionable afirmar que los políticos estaban “muy bien valorados” antes de la “crisis”. Las encuestas daban a sus líderes, como mucho, aprobados raspados. La desconfianza hacia ellos se palpaba en el ambiente.

    Estoy de acuerdo en que hay que evitar el populismo barato (típico, por lo demás, de no pocos políticos, como Amenaza Aguirre o muchos nacionalistas periféricos). A la vez, aunque sé que no es tu intención, el artículo de hoy parece una reacción demasiado defensiva, con tintes gremiales, de una clase (incluso casta) a la que espero nunca pertenezcas.

    No olvidemos que, por ejemplo, inmensa mayoría de los diputados y senadores no son, en la práctica, más que esbirros del Régimen, lacayos del Sistema y cipayos del Imperio.

    Saludos cordiales.

  2. Es lo de siempre, acusamos a otros con tal de evitar juzgarnos a nosotros mismos. No queremos culparnos de que nosotros somos los responsables de que tengamos esta casta política, o yendo más aún que esta situación es en parte responsabilidad nuestra porque de alguna forma lo hemos permitimos e incluso fomentado. Así que mejor buscar a otros culpables que carguen con la culpa… Aunque eso no quita que haya mucho político malo en la actualidad y que haya que hacer reformas en todo este entramado.

    Algo que deberíamos aprender (o se nos debería educar en ello) es en aceptar la parte de responsabilidad de lo que sucede en torno a nosotros. Nuestra capacidad de influencia es enorme, sin embargo preferimos escudarnos en que no es algo que nos atañe y así evitamos el actuar.

  3. Gran artículo y muy interesante.
    Mi padre es político desde hace más de 30 años y alcalde de un pequeño municipio gallego desde hace 12.
    Con el paso de los años su popularidad ha ido creciendo gracias a su transparencia y cercanía con la gente (cierto es que en un municipio pequeño es más fácil conocer a la gente de forma individual) y también le ha llegado el reconocimiento a su trabajo con su reciente nombramiento como diputado provincial.

    Lo que quiero decir es que puedes explicar a la gente de forma individual cómo son las cosas, cómo se hacen y por que´; intentar explicárselo a la masa es mucho más difícil porque casi siempre carece de razonamiento y se guían por el primer sensacionalismo que les llegue a los oídos para buscar una cabeza de turco ya que es lo más fácil.

    Y como bien dices no quieren ver lo que son en realidad, tanto si es corrupto o no, soberbio o no; meten a todos los políticos en el mismo saco de forma indiscriminada.

  4. Alberto Garzón Espinosa 21 julio 2012 at 12:07 · · Responder

    He agregado el gráfico del final porque se ve perfectamente cómo la valoración política de la gente (la percepción de la situación política) mantiene una correlación prácticamente lineal con respecto a la percepción de la situación económica.

  5. Hola Alberto, me llama un poco la atención ¿podrías subir la correlación que has encontrado y los datos que has manejado? Un abrazo.

  6. Fermin Fernandez Fernandez 21 julio 2012 at 12:14 · · Responder

    73.500 políticos, estos son los que elegimos directamente (mediante las urnas), pero luego indirectamente estan los elegidos o puestos a dedo por los partidos politicos.

    Ejemplo de esto serian:

    Los Vocales vecinos de las juntas de distrito de Madrid, dado que Madrid tiene 21 distritos, cada uno de ellos su Junta Municipal y cada Junta sus propios vocales disfrutamos en la actualidad de un total de 525 cargos elegidos por los partidos cuya única obligación laboral establecida dentro del Reglamento es la que se expone en el artículo 43 que nos habla de asistir a las sesiones de la Junta Municipal (aproximadamente una por mes excepto agosto, más una de presupuestos y una de estado del distrito al año y las reuniones que celebren los órganos de participación ciudadana del Distrito en el que desempeñen su cargo, fundamentalmente el Consejo Territorial que se reúne una vez cada tres meses). La única salvedad que existe a este respecto es que los concejales del ayuntamiento acudan al pleno de alguna Junta, número que en la legislatura pasada fue de 42 (incluyendo a los Concejales de Distrito). Por tanto, siendo generosos, podemos afirmar que existen no menos de 483 personas elegidas por los partidos (que no electas por los ciudadanos) que responden únicamente a los criterios de su partido.

    Los vocales vecinos se estructuran en torno a tres figuras, la de portavoz que cobra 1.141 euros/mes, el portavoz adjunto 855 euros/mes y el vocal vecino 713 euros/mes todos ellos en once pagas. Si bien la cantidad exacta es difícil de calcular puesto que depende del número final de concejales que acudan a las juntas y el régimen retributivo de los mismos (exclusiva o parcial) podríamos decir que lo destinado por los ciudadanos madrileños a pagar esta estructura oscila entre los 4,5 y 4,2 millones de euros al año para un total de entre 18 y 16,8 millones de euros por legislatura.

    Por eso seguro que no son casi medio millon de personas, pero tambien te aseguro que son mas de 73. 500.
    ¿Sobran políticos? pues para ser sincero, claro que sobran, todos aquellos que no aportan nada a la ciudadania, mas bien subsisten comoparasitos, cuantos diputados, senadores, concejales hay que en una legislatura no realizan ninguna labor, unicamente se limitan a votar. Asi, como aquellos cargos politicos incrustados entre los funcionarios, mediante el subterfugio de personal laboral, conozco muchos cuya unica razon de ser era el pertenecer al partido gobernante de turno.

    Pero de ahi,a meter en el mismo saco a todos, es como que los arboles no te dejaran ver el bosque. A lo mejor faltan buenos politicos, que es lo que escasea y sobran los malos.

  7. Retiro mi comentario. Problemas de baja velocidad de mi conexión :) Gracias.

  8. El gráfico no me sorprende pero tampoco aporta mucho, aparte de la constatación de algo obvio: que la gente no se cuestiona a sus gobernantes hasta que las cosas les va mal. Sacar la conclusión de que se les valora cuando las cosas van bien, me parece arriesgado: es más preciso decir que en esas épocas la gente se concentra en otras preocupaciones, y tiende a dar valoraciones neutras (nunca han sido muy altas).

    Por ejemplo, existe un convencimiento cada vez más generalizado de que gran parte del problema no está en el político profesional que el pueblo elige con mejor o peor tino, sino en el “ecosistema” parásito, hipertrofiado y esencialmente improductivo de amigos, asesores, etc, que van con ello. Particularmente en el caso de los partidos grandes.

    ¿La gente no es consciente de que esto existe, de que resulta caro, de que favorece la corrupción, de que debilita a las instituciones creando capas de oscurantismo y arbitrariedad? Pues sí, desde siempre, pero se olvida de ello cuando las cosas les va bien. Así nos luce el pelo.

  9. Y Alberto: ¿tú te consideras un privilegiado perteneciendo a la clase política?.
    ¿Estás satisfecho con los cambios que se han realizado a nivel de gobierno autonómico desde que
    tu grupo pertenece al gobierno? Yo no percibo cambios…

  10. Luca T. Barone 21 julio 2012 at 12:34 · · Responder

    Estoy perfectamente de acuerdo, como siempre bien escrito y argumentado. Es preocupante como cada vez más en España y en otros países, culpar a los políticos es el atajo para no encararse a las políticas equivocadas. A menudo los partidos desgraciadamente a penas se distinguen pero ponerlos todos y todas en la misma caldera no solo que es injusto, si no que también es la mejor forma que tiene el capital para evitar solucionar los problemas (y de paso, llegar a dictaduras, u oligarquias, formales o de hecho).
    Un saludo, y gracias,
    Luca

  11. Alberto, hacía tiempo que no leía algo tan sensato, racional y que desmonte así el populismo derechero que nos invade a todos. Plas, plas, plas, plas.

  12. Para empezar la pregunta ya tiene trampa, Alberto. ¿Sobran concejales en los ayuntamientos, en las diputaciones, cabildos y comunidades autónomas? Ni lo sé, ni me interesa, para empezar porque rebajar su número no incide en el ahorro que el Estado puede y debe hacer, quitar concejales, políticos en diputaciones y cabildos o quitar electos en comunidades autónomas no es más que un gesto que no sirve para nada.

    ¿Cuál es el verdadero problema? El verdadero problema es que las diputaciones y cabildos no sirven para nada, al igual que no sirve para nada, tal y como está configurado su funcionamiento, el Senado. Unos son el cementerio de elefantes de los politicastros regionales, y el otro de los nacionales. Iré más lejos, como instituciones, ¿Los ayuntamientos sirven para algo? Pues si el uso que le dan a los fondos de creación de empleo, de protección social y de formación es poner aceras… va a ser que no.

    La percepción de la ciudadanía es que las instituciones democráticas, ahora mismo, no sirven para nada, es más, tod@s sabemos que ni siquiera son ellas las que gestionan nuestros impuestos, los gestionan otros allende nuestras fronteras y bajo pedido y mandato de entelequias abstractas que moran en consejos de administración de Bancos y empresas de inversión, o subversión, que les pega más, global.

    Tod@s sabemos lo que hace falta para salir de esta crisis, tú lo sabes, lo sabe Montoro, lo sabe Rajoy, lo sabe el butanero, lo sé yo… más Democracia, más Democracia como lo han conseguido en Islandia, como llevan disfrutando de ella en los países escandinavos, más Democracia que impida a los politicastros meter mano al Estado de Bienestar cuando se lo ordena quien les paga sus campañas electorales, más Democracia que les obligue a gastar nuestros impuestos en lo que tienen que gastarlo en vez de en dárselo a la Banca.

    ¿Sobran políticos? Bueno, en la medida que no hacen aquello para lo que se les vota… sobran tod@s.

  13. juan martinez 21 julio 2012 at 12:58 · · Responder

    Hoy voy a tratar de ser mucho más breve.

    En esta entrada vuelvo a estar muy de acuerdo con Alberto en su afirmación de que los políticos, funcionarios y sindicalistas están cargándose con mucha culpa que no les corresponde. Además, el gráfico que aporta me parece realmente muy aleccionador, de ésos que se expresan por sí mismos. ¡Y qué decir de la cita de Marx con la que abre el post! Sólo una cosa: urge recuperar a Marx. Es más, muchos de los capitalistas ya lo han hecho…

    Lamentarse de que la gente común, o sea, nosotros, nos pasamos la vida culpando a los políticos sólo es en parte acertado. Al hacerlo se está pidiendo que intentemos tener una visión algo más profunda, no limitarnos a lo estrictamente superficial y a lo instintivo. Totalmente de acuerdo.

    Pero al mismo tiempo hay que tomar este estado de opinión como un dato objetivo, como algo que debe estudiarse y comprenderse. Incluso aunque el pueblo estuviera equivocadísimo cargando las tintas contra los políticos y los sindicalistas habría que explicar por qué el pueblo ha llegado a esa opinión. Esa situación está señalando algo, y es preciso descubrir qué, no solamente reprender a la población por pensar de esa manera…

    Yo creo que la gente equivoca el tiro cuando sólo ve corrupción en los políticos, funcionarios y sindicalistas, pero al mismo tiempo me interesa mucho señalar que la gente sólo ve eso y al mismo tiempo me interesa comprender por qué y de qué manera todo lo demás no lo ve …

    Precisamente eso es lo que hace tan difícil combatir realmente el orden social en el que nos encontramos: que la gente no lo ve … o que para verlo hay que superar ciertas convicciones apriorísticas y automáticas como la de que los corruptos tienen la culpa de todo. Es más difícil conocer lo que sólo es posible conocer reflexionando, y ahí está la fuerza esencial del sistema: en que sólo se le puede percibir y comprender cuando se va más allá de las convicciones inmediatas.

    Hasta cierto punto, además, atribuir la responsabilidad a los políticos y sindicalistas, o a los banqueros, viene a ser como echarle al pueblo un chivo expiatorio para que lo linche a gusto, y de esta manera lograr echar una cortina de humo sobre todo lo demás. ¡Y es en ese “todo lo demás” donde está en realidad el problema!

    Saludos

  14. Está tan mal q concejales no cobren como el largo listado de privilegios de los que gozan parlamentarios y senadores, propios de epoca feudal y q propicia, salvo contadas excepciones, q se arrimen sinvergüenzas y vividores generando lo q se denomina “clase politica” como profesion.¿Alguna vez alguien de algun partido ha propuesto q se igualen condiciones d pensiones y sueldos a una mas q decente media nacional? Con la boca chorreando pringue de jamon, con que decencia se piden dias de ayuno al pueblo?

  15. Tampoco se han enumerado a todos los pseudo políticos y pseudo funcionarios que trabajan en empresas públicas de las comunidades autónomas con sueldos altísimos y metidos directamente a dedo, sin pasar oposición alguna. GIASA, EGMASA…etc o las miles de agencias como la AGENCIA EXTREMEÑA DE ASUNTOS AFRICANOS, en la que el nombre lo dice todo. En España hay muchísimos puestos de esos, completamente a dedo para comprar votos.

    CLARO Q SOBRAN POLÍTICOS

  16. Además yo realmente no sé para qué queremos un Senado y si me apuras hasta un Congreso con tanta gente. Porque al final, todos los del PP votan lo que diga el PP y todos los de IU lo de IU. Pues para eso sería mucho más barato uno o dos diputados por partido y que su voto fuese proporcional a su resultado electoral. Porque un montón de gente allí simplemente para hacer palmas al discursito de su lider, pues la verdad no lo veo.

  17. Diputados provinciales y su personal de confianza sobran todos.

    Con el estado autonómico no se liquidaron las estructuras provinciales porque la derecha española siempre ha sido de una, grande y libre y que hable en cristiano. Entiende el Estado como una tarta donde todas las raciones se cortan desde el centro y el cuchillo siempre lo ha conservado reluciente y afilado.

    Sólo conozco estos argumentos a favor de la diputaciones:
    – Los alcaldes que son también diputados provinciales le ahorran un sueldo al municipio
    – Los pueblos pequeños estarían desatendidos.
    – Las diputaciones gestionan mejor el cobro de tasas e impuestos.

    Las diputaciones son un agujero negro. Sus servicios y funcionarios deben transferirse a la administración autonómica, como tengo entendido que ya se hizo en las uniprovinciales de Murcia, Rioja, etc.

  18. Si en algún momento alguien ha mirado a los políticos con buenos ojos, cosa que dudo, estoy seguro de que no ha sido a los políticos que han estado en el poder, muy confundido o interesado tendría que haber estado uno para hacerlo, la prueba de ello no puede ser más evidente dada la situación actual, no se puede generalizar de ese modo, es demagogia. Al igual que no se puede generalizar diciendo que todos los políticos son unos corruptos y unos vendidos. El que los que no lo son no salgan nunca en la tele ayuda mucho a generalizar este concepto tan negativo de los políticos hasta el nivel de “Son lo peor y la lacra de esta sociedad, unos parásitos”. Pues bueno, no creo que haya mucho de instinto primario en estas reacciones, más bien, sentido de la evidencia e indignación. Mucho hay que limpiar el nombre de Política ahora, porque con razón, muchos políticos lo han llenado de mugre y corrupción.

  19. Sobran caraduras. Da igual que sean concejales caraduras, alcaldes caraduras, ministros caraduras, o incluso funcionarios caraduras.

    Éste sistema pseudo-democrático, injusto y corrupto tiene fecha de caducidad, y cada vez está más cerca.

    El mundo sería un lugar infinitamente mejor si no hubiera políticos. Lo siento por el 1% que sois honrados.

  20. Hola a todos:
    Como bien se dice entre los comentarios, la pregunta clave no es si sobran políticos. Desde mi punto de vista la cuestión fundamental es cual es la labor de todos ellos.
    Me gustaría saber cuantos de estos políticos tienen algún poder de decisión más allá de votar según las directrices de sus partidos, que normalmente vienen impuestas desde esferas de poder que poco tienen que ver con los intereses ciudadanos. ¿Cuantas opiniones o ideas de estos políticos son, ni tan siquiera, tenidas en cuenta dentro de sus propios partidos?, ¿cuantos diputados y senadores tienen dedicación exclusiva a las labores políticas?, ¿cuantos diputados o senadores del PPSOE no están en ninguna comisión y no aparecen por la cámara nada más que para votar?. Estas a mi juicio son las verdaderas preguntas ¿cuantos de los políticos de este país (sin entrar en valoraciones éticas o morales) sirven realmente para algo?

    En cuanto a su número total no solo debemos contar los cargos electos, si no también los asesores, consejeros y directores de empresas públicas, nombrados a dedo (la mayoría de ellos con sueldos en torno a los 80.0000 €), que campan a sus anchas por la administración sin otro mérito, en la mayoría de los casos, que su afinidad con el partido o político de turno.

    Es muy posible que no sobren políticos en España, pero es seguro que nos sobran la mayoría de estos políticos.

  21. Me gustaria saber cual es la publicación sensacionalista que invento los números.
    Está claro que dependiendo de los criterios te saldran un número u otro. Pero manipular, comparando las cuentas de políticos de un pais (con unos criterios) con las de otros paises (otros criterios) para desprestigiar a la clase política (que no a los políticos, que la mayoria se bastan para desprestigiarse con sus propios actos) es puro populismo. Encima procede de la misma gente que acusa de populismo al primer PRESIDENTE de gobierno suramericano que se ponga por delante.

  22. Me ha sorprendido este artículo Alberto. Te sigo desde hace tiempo y he de decir que es la primera vez que caes en la irracionalidad. Da la impresión de que incluso exculpas a los políticos de su responsabilidad, eso como poco es muy lamentable.

    Cierto es que los ciudadanos también tenemos nuestra responsabilidad, pero la mayor responsabilidad es la de la persona que ocupa el cargo, encima engañando al pueblo e incumpliendo totalmente su programa electoral, vease PSOE y PP.

    Mucho cuidado con ese corporativismo que exculpa a los responsables, mucho cuidado, no caigamos en eso.

    Por lo demás, salvando este artículo, te felicito y te animo a que sigas con tu labor en el congreso y como divulgador de conocimiento económico, que me parece intachable.

    Saludos.

  23. Pues es que los últimos casos de corrupción, de PP valencia, madrid, etc. y PSOE andalucía, no ayuda.

    En cualquier caso, hace falta que consulten a la ciudadanía, más cercanía. También es un deber nuestro, el ser más políticos, el involucrarnos en la vida pública y política, sobre todo para que nuestros derechos se vean realizados, pues “no nos representan”.

    Un saludo, del “oficio” de político, tu eres el mejor.

  24. Yo planteo una duda sobre las cámaras representativas: Si existen las disciplinas de partido, y por tanto no deciden los políticos individualmente, sino como colectivo…¿por qué no se deja solamente a un político por partido, con su voto ponderado según su representación?. Porque si no tienen independencia alguna….¿para qué queremos a diputados que actúan como borregos?. Esto va especialmente por los partidos de la segunda regencia -cual Cánovas y Sagasta-: el PPSOE y el PSOEPP.

  25. Está claro que una cosa es alguien que actúa con conciencia y espíritu crítico. Sea político o no.

    Y otra es esa masa de hinchas aborregados y acríticos votando al bipartidismo (con el apoyo puntual e imprescindible cuando la circunstancia lo requiere de PNV, CiU y CC) hasta el día del juicio final. El resultado de esta circunstancia salta a la vista.

    Los políticos no vienen de Venus. Son tus vecinos. Y como la televisión y otras tantas cosas son el reflejo de la
    sociedad donde vives.

  26. Alberto Garzón Espinosa 21 julio 2012 at 16:34 · · Responder

    Al contrario de lo que ha planteado algún comentario, no estoy cayendo en la irracionalidad. Al revés. Yo no estoy quitándole responsabilidad a los políticos, como de hecho puede comprobarse cuando afirmo en el propio artículo que “los políticos pueden ser culpables de la crisis por la naturaleza de sus decisiones y no por el hecho de ser políticos”. Lo que es irracional es caer en el sentimiento populista que generaliza sobre la actividad de la política institucional pretendiendo que el gasto corriente total (una minucia, aunque sea ineficiente) es la causa de los males. Lo racional es comprender que la crisis tiene que ver con la dinámica del sistema económico y con lo que muchas veces hemos planteado en este blog, entre otros sitios. Simplificar y culpar al político es un acto natural pero irracional. Ser riguroso no es corporativismo.

    Yo considero que este sistema político es decadente y tenemos que superarlo, como el sistema económico. Pero eso no puede hacerse si no empezamos a ser coherentes en nuestros análisis, y lo que hay que criticar es a los políticos al servicio del capital, por simplificar, y no a los políticos como tales. Esa es la cuestión.

  27. Es lo que yo llamo un artículo tramposo
    Ya la pregunta ¿Sobran políticos?, es tramposa, pues no tiene más respuesta que: SI, SOBRAN POLITICOS
    Luego Alberto, explica que hay un error en cuanto a si son 100 ó 100.000 segun publicaciones escandalosas, sin comprobar.
    Ello lleva a otra pregunta como ¿Sobran funcionarios? y para mi, la respuesta es DEPENDE
    Si son útiles y se pueden pagar con los ingresos del estado, no sobran.
    ¿Sobran maestros, medicos y sus auxiliares, bomberos, policias, etc????
    En la medida que son más útiles que los políticos, NO SOBRAN. Otra cosa es que podamos recaudar lo suficiente`para poderlos pagar.
    ¿Por qué digo rotundamente que SI, sobran politicos?
    Porque en la medida de detraen recursos del estado, prefiero esos otros funcionarios ó empleados publicos, dejando los políticos en la mínima expresión.
    Otra cosa, es que Personas preparadas (Como Alberto Garzón, demostrado), esten dispuestos a servir a la ciudadania, desempeñando el papel de desarrollar recursos para favorecer y mantener el estado del bienestar.
    Eso si, sin cobrar, salvo los gastos necesarios por su dedicación plena y con una declaración de bienes, antes y despues de su función política.
    Dado que nadie les obliga a coger el cargo, no tiene que exigir remuneración y seguro que cuando lo dejen, su preparación y la buena gestión al cargo de la cosa pública, le permitiran encuadrarse en cualquier actividad privada remunerada.
    Los politicos debian cobrar como en la mili de mi epoca: 73 ptas al soldado y 156 al cabo, y a los 2 años, licenciarse

  28. Lo q falta son politicos formados, preparados y de calidad como tu Alberto. Se puede estar o no de acuerdo con tus linea pero lo q es indudable es q debe haber un minimo de formacion para ocupar puesto de gestion.

    No nos sirve cualquier ciudadano para lidiar con carrgos de responsabilidad.

    Carrera universitaria minimo, y experto en la materia con la que tenga q lidiar.

    Sobran politicos mediocres.

  29. Con el estado de opinión inducido a favor de que sobran políticos, se pretenden varios objetivos:
    – Reducir la representatividad y alejarla de los ciudadanos, por ejemplo eliminando concejales y reforzando diputaciones, lo que favorece el bipartidismo sin necesitar el bonus griego.
    – Recentralizar, acumular el poder en menos manos eliminando las CCAA y reinstaurando una estructura jerárquica con gobernadores civiles nombrados por el centro omnipotente y misericordioso, como en tiempos del cabo Paquito.
    – Sustituir políticos por “técnicos”, como Luís de Guindos alias “el pelado”, que no es político, es técnico. Con técnicos con un brillante currículum al servicio del gran capital, el éxito está garantizado. A la vista está.

    Bueno, después de la sesión de hipnosis colectiva ya sabemos que sobran políticos ¿qué será lo siguiente? ¿que falta mano dura?

  30. Generalmente, cuando se ataca de forma genérica a la clase política es de forma dirigida por los mismos que tutelan las decisiones de los pocos políticos realmente responsables de los males achacados a todo el colectivo. Yo concibo la política como algo más global, de manera que todos y cada uno de nosotros (por lo menos en un régimen verdaderamente democrático) somos políticos lo queramos reconocer o no (por acción o por omisión). Otra cuestión bien distinta son los políticos representativos de un colectivo que deben responder ante sus electores y ante toda la sociedad. El problema reside en que la acción de los políticos escapa al control del pueblo e incluso a su conocimiento ( de esto se encargan los medios de comunicación al servicio de los mismos que realmente controlan a los políticos gobernantes). Pretender culpar a todos los políticos por lo que hacen los que gobiernan va en nuestra contra ya que con ello sólo se busca una aparente legitimación para usurpar el poder del pueblo y colocar a tecnócratas supuestamente apolíticos que en realidad son políticos elegidos por y al servicio de la clase dominante. Todo aquello que puede servir de defensa al pueblo y a la clase trabajadora ante el feroz ataque del capital es sistematicamente denostado para justificar su vaciamiento de poder y contenido, como ya han pretendido hacer con los sindicatos. No debemos caer en una sola de sus trampas, que por repetidas a la largo de la historia no dejan de serles menos efectivas.

  31. Sobran los políticos corruptos, populistas, demagogos, incompetentes… los que buscan el interés particular, alianzas oportunistas, premiar a incondicionales, colocar a amigos y familiares… hacer negocio y enriquecerse con la política.
    Y son extremadamente necesarios los políticos que se mantienen dentro de una ética profesional de servicio al pueblo y no hacia sí mismos, representándonos en la defensa y en la búsqueda de la mejor gestión y administración de los recursos públicos, que es para lo que los votamos, para eso, y no para que nos recorten derechos, libertades y bienestar.
    Gracias por tu labor, Alberto. A mí, tu entrega y tu forma de hacer política sí me sirve. A ver cuándo consigo que mi voto sirva para algo.

  32. Cuando he acabado de leer esta atrevida defensa de la casta politica en los tiempos que corren, lo primero que he hecho es buscar en San Google quién es Alberto Garzón Espinosa (antes me he cerciorado de que la cifra que da es tendenciosa para beneficiar a su gremio, como bien han apuntado en varios comentarios). Claro, es nada menos que DIPUTADO de IU por Málaga. Ya está explicado todo. Ahora resulta que la derecha populista está detrás del asqueo contra la mayoría de los políticos, cuando aquí los primeros que nos levantamos contra la casta política que nos desgobierna en España y sus autonomías (PSOE/IU/PP) fuimos los del 15-M. Un movimiento que al no poder manipular después de intentalo con todas sus fuerzas, han intentado desactivar los propios de la casta política. Ahora lo que nos faltaba es que los que no han podido manipularnos nos digan que somos de derecha populista.

  33. Fernando Urruticechea 21 julio 2012 at 19:55 · · Responder

    Lo relevante para mí no es si sobran o no políticos o si son responsables de la crisis, sino el papel de la partitocracia, de los partidos políticos en España.
    Decir que “Lo racional es comprender que la crisis tiene que ver con la dinámica del sistema económico”, es tan simplista, que bastaría sentarse a la puerta de casa y ver pasar el cadáver del sistema, pero así nos pueden pasar varios siglos y millones de muertos y creo que se trata de ser más precisos.
    Mi tesis es que, además de todos los factores del sistema capitalista, de la globalización, de las subprime y todos los demás factores que queráis, existe un elemento absolutamente diferencial en España y es la corrupción política, sin la que no se puede entender las colosales dimensiones de nuestra crisis, económica y de valores.

    Soy empleado público desde 1985 e interventor local desde 1994, habiendo trabajado en bastantes ayuntamientos, y conocido muchos más, al haber asesorado y dado charlas por casi toda la geografía española. Entre otras actividades, formé a dos promociones de concejales vascos de IU/EB en los años 90.
    Como el tema me interesaba, me he entretenido en calcular con exactitud el número de concejales en España y me ha salido una cifra de 68.950 concejales en los 8.114 municipios españoles (cálculo estimado en las franjas de 1.000 a 5.000 habitantes y en la de 100 a 500 al no coincidir los cortes del INE con los del número de corporativos de la ley 5/1985 del Régimen Electoral General y calculado individualmente para los 62 municipios de más de 100.000 habitantes).

    Como han dicho otros en este blog, estos no son los únicos políticos locales; a los vocales ya señalados de las Juntas municipales, hay que sumarles los miembros electos de las Entidades locales menores y sobre todo, el personal de confianza política o asesores de todas las entidades locales: Diputaciones, ayuntamientos, Juntas municipales, Entidades locales menores, mancomunidades, Consorcios, Organismo Autónomos y Empresas municipales de capital mayoritariamente municipal.

    No es exagerado adelantar una cifra de unos 100.000 políticos, sólo en la escala local española. Y cobran todos.
    Se equivoca Alberto Garzón al decir que no cobran todos. No como sueldo, pero sí en concepto de indemnización por asistencia a órganos colegados, cobran todos, o casi todos, que en 8.114 ayuntamientos, hay de todo.
    Tales indemnizaciones, no son precisamente insignificantes en un país en que ser mileurista es un “chollo”.
    En mi actual ayuntamiento, de unos 30.000 habitantes, los concejales no liberados, es decir, sin sueldo, vienen a cobrar unos 1.500 € mensuales.
    La mayor parte ayuntamientos de los casi 5.000 municipios de menos de 1.000 habitantes, no cobran estas cantidades, pero hay otros muchos municipios que cobran más. Por ejemplo, hoy sale en la prensa murciana, que en el ayuntamiento de Cartagena se cobra 1.425 € por sesión plenaria, los que no tienen sueldo. Como en el mes de junio ha habido tres plenos, todos los concejales no liberados cobrarán 4.275 €, más los que les corresponda por asistencia a la Junta de Gobierno y Comisiones informativas.
    Un auténtico disparate.

    Como lo es y en grado mayúsculo el ejercito de personal llamado “eventual” técnicamente, de confianza política para entendernos.
    Por ejemplo, en el ayuntamiento de Leganés, en el que trabajé como interventor, había con las elecciones de 2008 un total de 62 contratos de este tipo, que importaban un total de 2.941.405,00€ en ese año.
    Así, de forma generalizada y escandalosa en todo el sur de Madrid, y en el norte, este y oeste.
    La pregunta, ¿este tipo de personal de confianza política ha servido para mejorar la gestión de los municipios españoles?. La respuesta esquemática en una cifra: en el año 2011, los 9 municipios de más de 100.000 habitantes del sur de Madrid, acumulaban una deuda a proveedores de 880 millones de euros.

    Para rematar mi participación en este debate de si son muchos o pocos los políticos españoles, otro dato del país que mejor conozco, que es mi Euskadi.
    Para una población de poco más de 2 millones de habitantes, se cuenta con 300 ayuntamientos, 4 gobiernos ejecutivos con competencias incluso fiscales y 4 Parlamentos. ¿Existe algún país del mundo con estos ratios de gasto político por habitante?.
    Esta situación conlleva un gasto corriente absolutamente disparatado no sólo en sueldos, sino también en dietas, y mantenimiento de todas sus oficinas y recursos a su disposición.

    Finalmente, una reflexión ¿qué papel hacen estos aproximadamente 100.000 concejales y eventuales políticos locales españoles, sabiendo que también en casi todos los ayuntamientos rige la disciplina de voto y que en todos los órganos, los concejales votan según les marque su portavoz?.
    ¿Alguien se ha fijado en la cara de aburrimiento en un Pleno municipal de cualquiera de los miles de concejales de los miles de ayuntamientos españoles?
    Mi conclusión, tras más de 25 años empleado en ayuntamientos españoles, es que la función de todos estos miles de concejales es sólo la de mantener el sistema de partidos políticos españoles, la de contar con miles de palmeros, miles de estómagos agradecidos que les sean leales, pagados con dinero público.

    Saludos, con la esperanza de ampliar el debate a una discusión sobre la corrupción política española que me parece fundamental.

  34. Seguro que hay políticos que tratan de hacer bien su labor. Seguro que hay políticos a los que les preocupa el bienestar de la ciudadanía pero son los políticos los que nos han metido en la crisis en la que estamos por “dejar hacer” a bancos y cajas sin control. Son los políticos los que deberían controlar a bancos y cajas y no al revés. Son los políticos los que autorizan proyectos sin sentido solamente para llenar los bolsillos que interesan, son los políticos los que nos dicen que tenemos que apretarnos el cinturón mientras ellos no son capaces de renunciar a dietas que para muchos de nosotros equivalen a nuestro sueldo.
    Seguro que conoces casos de personas que lo único que han hecho ha sido trabajar, estudiar para tener una formación y trabajar.
    Yo también conozco casos de políticos a los que casi “regalando jamones” han sacado su carrera de magisterio (sin menospreciar, ni mucho menos, la labor de los profesores) y como no han tenido “un par” para sacar unas oposiciones o un buen currículum para trabajar en la empresa privada, se han dedicado a la política. Esto es fácil, te haces el carné, un poquito de don de gentes, te metes a algunos empresarios en el bolsillo y ya tienes tu carrera en Ciencias Políticas. Claro, para eso hay que servir, todo el mundo “no traga”.
    Seguro que hay políticos con muy buena formación y honrados pero hay otros muchos que ni tienen formación ni tienen vergüenza.
    Soy funcionario, llevo toda la vida estudiando y trabajando, no me han regalado nada y sin embargo me tengo que apretar el cinturón por culpa de los políticos, los bancos y los empresarios especuladores que nos han metido en esto. Como yo, ¡’muchos y muchas!
    Los políticos son los que llevan mucho tiempo vendiendo que el sistema está muy sobrecargado de funcionarios. Yo estoy dentro y sé de lo que está sobrecargado y ya va siendo hora de que la opinión pública se vaya enterando.
    La culpa no es del funcionario. La culpa es del político que mete a 4 cargos de confianza y 3 asesores por que son familiares, amigos,… sin tener en cuenta curriculum. La culpa es del político que crea áreas, servicios, agencias o empresas públicas porque hay que “colocar” directores, gerentes, asesores, que seguramente son “conocidos” suyos. La culpa es del político que autoriza proyectos urbanísticos a una empresa por existir algún tipo de lazo sin tener en cuenta criterios técnicos ni económicos.
    La culpa no es del funcionario que gana 1200€ sin dietas ni coches oficiales ni privilegios. La culpa es del político porque es el que tiene el poder y lo increíble es que estamos en manos de políticos (sálvese el que pueda) sin preparación ni ética.
    Y si en algunos casos hay más funcionarios de los que debería (que no digo que no existan casos), lo ha tenido que autorizar un político.
    Como han comentado antes, sobran políticos sin formación ni ética. De esos hay muchos.
    ¡Cada cual que baile con lo que le toca!

  35. El artículo me parece una reiteración de algo que se vive en la calle. Es una pena que no estén fácilmente accesibles (salvo que me equivoque) los números directamente, ya que lo que me resultaría realmente interesante sería ver, tras la correlación, cual de las dos señales es anterior a la otra. Quiero decir, ¿la tendencia de percepción sobre la economía es anterior o posterior a la tendencia de percepción sobre la política? Este desfase podría dar lugar a teorías interesantes acerca de como se realimentan la percepción de crisis y la percepción de políticos incompetentes según el estado de la economía. ¿Cuando va ‘bien’ la cosa, varía la percepción política o primero varía la percepción política y luego hay consecuencias económicas?

    Creo que lo más destacado del texto es que, en mi caso particular, me hace plantearme más cosas que responderme, exponerme o explicarme ninguna ya planteada día a día en la calle.

    Saludos.

  36. Pues estoy totalmente de acuerdo con Alberto. Hay que tener cuidado con las cabezas que se cortan en las revoluciones… Si la política va mal, hay que cambiarla y hacer una democracia del siglo XXI en vez de destruirla

  37. Gracias Fernando Urruticechea, con diferencia el mejor comentario que he leído en muchos meses. Es esperanzador ver que la gente que tiene información de primera mano, gente de la calle pero que ha visto cosas que muy pocos han visto y que se suelen ocultar, empiezan a perder el miedo a compartir con los demás esos datos y sobretodo su análisis, porque ya se sabe que el análisis es la luz que ilumina y da sentido al dato.

    En fin, gracias, Fernando.

    Para los otros contertulios: lo que necesitamos son más datos de la gestión pública (en definitiva más transparencia) y más prudencia para sacar conclusiones, o más rigor y racionalidad como dijo nuestro anfitrón Alberto Garzón.

    Salud,
    SERGI

  38. Bueno, primero hay que constatar que es dificil conseguir datos, falta transparencia. Yo mismo no he podido encontrar el salario del alcalde del pueblo de mis padres, un pequeño pueblo de 500 habitantes, y probablemente no esté ni publicado en ningún sitio. Además como han dicho, si no hay salario, puede haber dietas, y estas son todavía más complicadas de encontrar. Hace falta un estudio riguroso para sacar conclusiones y datos que igual ni existen.

    En segundo lugar, hay que definir el término político. Todos somos animales políticos, pero cuando hablamos de políticos hablamos de cargos electos en sufragio universal, diputados, senadores, alcaldes, concejales o de forma indirecta pero también representativa como los diputados provinciales. El famoso y difundido estudio de los 400 mil políticos incluía hasta trabajadores del instituto metereológico y esto no es honesto.

    En tercer lugar, y más relevante, el gasto público que incluye todos los salarios, dietas y demás retribuciones en especie de políticos es de lo más bajos de la UE. Yo no digo que no sobren cargos políticos, por ejemplo diputaciones provinciales, o que no sobren asesores ( aunque algunos serán necesarios para repartir el trabajo y desempeñar tus funciones) o que no haya clientelismo en España. Es más dada la situación de emergencia social, el Gobierno debe ser el primero en dar ejemplo, y yo propongo que todos los cargos políticos cobren el salario medio español, más unos pluses en función de que mejoren los indicadores socioeconómicos, si mejora tanto el desempleo, un aumento de retribución, si desciende la pobreza, lo mismo, etc. Ahora bien centrar toda la crítica en este punto, conociendo que tenemos un gasto público que no se corresponde con el PIB per cápita del país, es como si una familia que tuviera un gasto muy austero y por otros motivos, por ejemplo, uno de los miembros de la familia no aporta lo que le corresponde, esta familia entra en déficit, centraramos todas las críticas en que un día se compro un pastel de chocolate o se fue a cenar fuera.

    – Puede haber un despilfarro en política, corrupción, etc, pero este no es el asunto nuclear, que no quiere decir que se deje de lado. ¿ Los empleados públicos, son políticos? Yo pienso que no, son trabajadores con un contrato laboral por cuenta ajena con la administración, y muchas de ellas ahora con ERE en marcha. Otra cosa son directivos colocados a dedo con su correspondiente contrato laboral también, y que en este aspecto haya utilización partidista y clientelismo, pero no son políticos como los definimos en un punto anterior.

    – La corrupción se asienta en varios pilares:
    . Falta de transparencia, necesitamos una administración de cristal.
    – Acceso no controlado a recursos públicos
    – Conflictos de intereses público privados.
    – Falta de control y seguimiento sobre los recursos e impunidad.

    Y es sobre estas variables sobre las que hay que incidir.

    – La política como chivo expiatorio. Ojo con los mensajes populistas que centran toda su crítica en la política, la democracia es más cara que la dictadura, porque el dictador es dueño de todo hasta de tu vida. Pienso que el número de representantes políticos está en la media de la UE, si los comparamos sin manipulaciones ni sesgos. En otros países también hay comarcas, asesores, etc. Pero además el número de representantes obedece a diversos criterior que vienen delimitados por la demografía, por el territorio, el número de municipios y su dispersión, por la representatividad. Si dejaramos es un decir, dos diputados, aparte de aumentar exponencialmente el bipartidismo, crear problemas de gobernabilidad, etc, es que sería materialmente imposible que desempeñaran todas sus funciones o necesitarían de muchos más asesores puestos a dedo para realizarlas. El número de representantes a cada nivel de la Administración tiene que estar fijado por una serie de elementos objetivos y analizados con el máximo rigor.

    Para finalizar me gustaría preguntarle a Alberto, si como una vez le oí a su compañera Marga Sanz, la Administración está configurada de tal forma, con una serie de atenciones y privilegios, que puede llegar a obnuvilar al más pintado y transformarte. Es decir volviendo a la sentencia de Marx,¿ La Administración con todo su lujo y boato, puede modificar la conciencia del diputado o del concejal, hasta el punto de olvidar los principios con los que entró en ella, y hacerte sentir propietario legítimo de esos privilegios frente al resto?

    ¿ Has notado algo de esto?

    Un abrazo.

  39. El problema no creo que sea si sobran o no políticos, el problema es que hace falta gente honrada.

  40. Fernando Urruticechea:

    Sobre la corrupción, tiene usted un dossier la mar de jugoso elaborado por Fernando Jiménez y Vicente Carbona:

    http://www.letraslibres.com/revista/dossier/esto-funciona-asi-anatomia-de-la-corrupcion-en-espana

  41. Fernando Urruticechea 22 julio 2012 at 19:36 · · Responder

    El trabajo de Jiménez y Carmona debería haberse titulado “El imaginario de la corrupción”, ya que se trata en lo esencial de darle vueltas a cómo ven la corrupción los españoles, que es lo que viene haciendo el profesor Jiménez desde hace muchos años y también la asociación Transparencia Internacional, de la que forma parte.

    No traspasan la subjetividad de la corrupción y en absoluto tratan sobre el tamaño y las consecuencias de la corrupción en España, que es lo que me parece fundamental investigar.
    Mi percepción profesional es que la corrupción política está generalizada en el conjunto de la Administración española, con unas consecuencias económicas gigantescas al haber alterado de forma esencial la asignación de recursos en la gestión pública, en todas sus facetas: contratación de personal, compras corrientes, contratación administrativa e inversiones.
    Solamente en la gestión urbanística municipal , con el flagrante incumplimiento del art. 47 CE, de que “la comunidad participará en las plusvalías que genera la acción urbanística de los entes públicos” se ha producido una inmensa apropiación privada de plusvalías públicas, una patrimonialización ilegal, que ha supuesto una redistribución de rentas de los ciudadanos españoles a manos privadas, que, a falta de investigación y para mí, puede ser la mayor de la historia de España.
    El hecho objetivo es que ha desaparecido o es prácticamente nulo el Patrimonio Municipal del Suelo, cuando debería incluir el suelo o su monetización, correspondiente a más de un millón de viviendas. ¿Dónde está este patrimonio?
    Yo también le he dado algunas vueltas a la corrupción en España, con un ejemplo de cómo combatirla y denunciarla.

    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=86291
    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=148749

  42. ¿Populismo de derechas decir que sobran políticos? el colar frases aparentemente inocentes cargadas de demagogia no conduce a ningún sitio, Alberto. Es por ésto entre otras cosas por las que la mayor parte de la ciudadanía te responderá afirmativamente a la pregunta que es título de este post.

    Un saludo.

  43. Alberto Hurtado 23 julio 2012 at 18:27 · · Responder

    Creo que debes defender tu modo de vida pero la excesiva cantidad de políticos es inaudito.Me quieres explicar para que sirve el senado?no esa explicación , no ! la real.
    Que no pueden hacer 300 parlamentarios que no hagan 25.
    No juegues citando a Marx (yo lo llamo comunismo del corte ingles) y luego defiendas a una gran y digo gran no todos , cantidad de vividores que no saben lo que es una jornada laboral real.
    Mejor que sigas comentando lo que se dice en el congreso , pero que mezcles a los funcionarios con la carroña me parece exagerado.
    Recibe un saludo

  44. En los presupuestos generales del Estado figura presupuestado un gasto de 114.993,78 € para Elecciones y Partidos Políticos en el programa 924M (pag. 46645 del boe 30-junio). Sin embargo al realizar el presupuesto ya se sabe que ese gasto puede ser mil veces mayor, al observar como en el boe del 16 de julio (pag. 50853) ya figuran gastos por unos 16 millones de euros para atender gastos de funcionamiento ordinario de los partidos políticos correspondiente al segundo trimestre tan solo, luego para todo el año 16 * 4 = 64 millones, a esto hay que sumarle los gastos de seguridad (boe 17 julio) y a saber cuántos más. Resulta sospechoso que presupuesten una cantidad para inmediatamente ampliarla considerablemente. Esta práctica resta credibilidad a los presupuestos generales y pone en evidencia a todos los partidos políticos. Por cierto, ¿dónde han menguado el crédito? Puesto que el presupuesto es de conocimiento público entiendo que las modificaciones también deberían serlo.

    Alberto, pregunte el porque de esta ampliación tan inmediata, por favor. Pues en tiempo de recortes no es ético que las formaciones políticas no solo no recorten sus gastos sino que los aumenten.

    Saludos.

  45. juan grillo 23 julio 2012 at 19:42 · · Responder

    No me jodas con ese discurso, si te parece la culpa de esta pésima gestión la tiene mi prima la del pueblo o la niña de rajoy si te parece. Creo que si la mayoría de los 73.500 cargos políticos que ocupan su puesto gestionaran mejor nuestro presupuestos no habríamos llegado a lo que hemos llegado, pues en la etapa de la burbuja la mayoría de ayuntamientos de toda España se han puesto las botas y nada que contarte con los consejos de admón de las cajas, de los cargos en empresas públicas creadas por ellos y para sus amigos y todo ello cobrando encima una subvención estatal que ahora se la rebajan un poquito en vez de quitársela, y…
    Por todo ello y por lo que podría contarte pero tendría que estar un día entero por lo menos escribiendo, pido por lo menos que se pueda apartar a los políticos chupópteros, que se suprimas ese senado sin sentido, esas diputaciones innecesarias de retiro para las vacas sagradas del partido, esas mancomunidades de amigos,… Y tú como de izquierda unida lo tienes que saber al igual que yo dónde se falla.
    Un saludo. Más de uno se debería leer el capital de Marx.

  46. Perdonen pero es que yo soy un poco rústico. He aqui mi aportación al debate: CUANDO NO HAY HARINA TODO ES MOHINA.

  47. Perdón. En mi anterior mensaje de las 6.57 pm creo que erré en que los 114.993,78 no serían euros sino miles de euros, entonces sí se ajustaría el gasto a lo presupuestado,pero como no lo detallan en esas páginas del boe pues de ahí mi supuesta confusión. Disculpas por mi ignorancia.
    De todas formas mi sospecha en los partidos políticos se mantiene al ver las subvenciones que se conceden a fundaciones y asociaciones dependientes de partidos políticos ¡para la promoción de la democracia! (BOE 12-julio, página 50088). ¿Cómo se puede gastar el dinero de los contribuyentes en promocionar la democracia con la que está cayendo? ¿Por qué el conjunto de los partidos políticos no le dan un tirón de orejas al Gobierno por este gasto por pequeño que sea?

    Saludos

  48. Veo un gran nivel de debate en este foro, cosa que me llena de alegría. No sé cómo ha surgido este gran debate sobre la clase política, sobre todo el bulo de la cantidad de políticos en España.
    Creo que eso ha desviado la atención, por lo menos por llamarlos cargos políticos, sobre todo cuando de lo que realmente se trata es de justificar algo relativo a la función pública: es decir más recortes en el sector público.
    La política es lo que es, y los políticos en este sistema son lo que son. Malos, buenos regulares como en todos los sectores.
    Pero si alejamos un poco la imágen veremos que a pesar de que los gráficos dicen una cosa, la realidad es que la gente está harta, desde hace tiempo de esos políticos cuyo único objetivo es llegar al poder con mentiras para luego campar a sus anchas y hacer lo que les dé la gana.
    Haya crísis o no.
    Simplemente por recordar, en plena bonanza el señor Aznar nos llevó a la guerra con mentiras y eufemismos.
    Y hubo manifestaciones tremendas para demostrar que la gente no estaba de acuerdo.
    Lo mismo aplica a la crísis ecológica del prestige.
    En esa epoca vivíamos vacas gordas.
    Lo que está en tela de juicio no son los políticos en sí, sino un sistema democrático que no lo es, auspiciado por una dictadura capitalista.
    Lo que queremos muchos, es que se cambia la ley electoral, y que los políticos realmente representen a la gente que les ha elegido, sin más compromiso que el de servir a los electores ( y a los ciudadanos en general) y no a intereses oscuros. El sistema de las mayorías absolutas partiendo de una premisa equivocada como una ley electoral obsoleta y nefasta es una ruina para una nación y para el concepto democrático.
    Si no vamos al fondo de la cuestión en sí, no saldremos de esta, y no soy islandés, pero les admiro.
    Porqué no podemos hacer lo mismo en España?
    Es hora de que haya un cambio radical, pero claro, si esos políticos no tienen esa voluntad… y volvemos al circulo vicioso.

  49. Repito la clave de mi mensaje, el gasto público en España es raquítico, está por debajo de lo que le corresponde por PIB per cápita. Y dentro del gasto público entran los salarios de los políticos. Sin perjuicio de mejorar los márgenes de ineficiencia ( cosa que no se está haciendo con los recortes, sino que se está podando toda la infraestructura social y la maquinaria del Estado) este no es el problema principal. Es mirar el dedo que señala y no el astro. El estado ha entrado en déficit y en toda esta crisis, por una política fiscal regresiva, que no recauda ni de lejos todo lo que podría, y por un endeudamiento que está destinado fundamentalmente a la Banca y no a cubrir el déficit público como demuestra el inspector de Hacienda A. Turiel.

    Cuando el PSOE y el PP pactan la reforma constitucional para priorizar el pago de la deuda ( fundamentalmente a Alemania) por encima de los servicios públicos, lo hacen a sabiendas de lo que va a venir y con pleno conocimiento de sus consecuencias.

    El mismo último RD Ley es de tal minuciosidad que no hay ninguna improvisación, ni redacción de urgencia, es algo totalmente premeditado y planificado desde hace tiempo. Estamos asistiendo a una gran farsa y estafa en la que todavía hay quien se entretiene sacandose los ojos con lo accesorio, mientras los principales responsables de este desastre se ríen de nosostros.

  50. arbolcharyou 24 julio 2012 at 12:32 · · Responder

    Nadie quiere alcaldes que se suben el sueldo hasta el infinito, ni políticos que se jubilen con el 100% con 11 años cotizados, ni diputados que cobran dietas sin merecerlas y así un largo etcétera. Cuando los políticos tengan un sueldo de 1000 euros como todos cualquiera te dirá que faltan. Pero la sensación es que a los currantes ya no nos defiende nadie. Trabajamos (esos pocos que aun tenemos empleo) por un sueldo que nos da sólo para malvivir para que otros puedan seguir enriqueciéndose.

  51. Estoy de acuerdo con Ferminico sobre vocales vecino,portavoces y adjuntos en Madrid ,pero se le olvida que tambien los gerentes de Juntas municipales son cargos elegidos por el partido gobernante-con sueldo xxl,que pagamos todos-pero tambien que hay alcaldes de municipios pequeños que no cobran y vecinos que trabajan para sus convecinos solidariamente.Solo sobran los políticos corruptos y los inútiles que pasan a por el sobre por ser “brazos de madera”

  52. Yo no estoy es disposición de afirmar o negar que sobren o falten o sean cuántos deban ser. No tengo datos suficientes como para afirmar tal cosa y creo que en parte depende de qué estemos midiendo: personas o cargos. Y no sé qué es peor: que sean pocos por acumular cargos públicos o sean muchos por no hacerlo. Para empezar creo que, primero, habría que determinar cuántos cargos públicos hay funcionando en el país y si todos ellos son verdaderamente necesarios. Cargos sobran seguro. Sí da la sensación de qué, poco a poco, pasito a pasito, durante las pocas décadas de democracia que hemos vivido en España (qué poco nos ha durado sin corromperse), se han ido multiplicando los cargos públicos de libre designación, precisamente los que ocupan personas que no han sido elegidas democráticamente y da la sensación de que, este proceso no sólo ha tenido lugar en España, sino en toda Europa y en las instituciones comunitarias. Esos no políticos que ocupan esos cargos no electos también son cargos públicos y además, los más determinantes.
    Uno tiene la sensación de que, en realidad, no sabe quien le gobierna. Los ministros, los presidentes de comunidades autónomas, no son quienes gobiernan realmente, sino sólo representantes, una especie de portavoces. Se pasan la vida de aquí para allá, de pueblo en pueblo, viajando, dando discursos, enredando en su partido y delante de los micrófonos. Elegimos portavoces o líderes, como se dice a veces, pero no a quien gobierna realmente. Los partidos, sobre todo los de la derecha, es verdad, parecen Caballos de Troya de grandes corporaciones, grandes grupos o personas de poder, grupos financieros que dirigen su camino, le impulsan, le gobiernan y hasta escriben los discursos que los otros, los que vemos, nos van soltando todos los días. La desfachatez, la desvergüenza de estos partidos y de todos estos grupos va creciendo poco a poco y sólo afloran tras las elecciones y ya, sin ningún tapujo ni rubor , son elegidos para gobernar como ministros o lo que fuera. Los que antes eran nombrados secretarios, subsecretarios, asesores, etc ahora ya son visibles o más visibles como si los grupos de los que forman parte se hubieran impacientado con aquellos que esos partidos disponían para seguir sus instrucciones y les hubieran dicho “mira, quita que ya lo hago yo”. Y así han aparecido el presidente del banco central europeo, nuestro ministro de economía, etc. A esto yo le llamo efecto Berlusconi: el más descarado hace perder la vergüenza a los demás.
    Yo no sé si sobran o no políticos. estoy convencido de que sobran cargos. Y de lo que, cada vez estoy más convencido es de que sobran intereses. A mi no me preocupa tanto el número de diputados que haya en las Cortes como la agenda de los teléfonos móviles de sus señorías. Me indigna que el presidente de las cortes blinde el congreso con vayas para “evitar que sus señorías se sientan presionados en sus deliberaciones, intervenciones o decisiones” por el pueblo indignado y sin embargo no exista obstáculo alguno a que, cualquiera de sus señorías, hable con quien quiera en su despacho, llame a quien quiera con el móvil oficial, público, cene o visite a quien le de la gana y nadie tenga derecho a saberlo. Me indigna que precisamente sea la influencia de la gente harta, indignada que esta en las calles todos los días, aquella de la que se previenen y se salvan y sin embargo, la influencia de todos los demás, los que ellos elijan, es bienvenida o , me temo, obligada.
    No sé si sobran políticos. Lo que sí se, es que sobran intereses e influencias y falta transparencia y claridad. Si yo mañana escribiese un email a cualquier diputado y le pidiera un registro de llamadas de su Iphone oficial, un registro de visitas con su coche oficial, me respondería que eso es privado y secreto. Los partidos, no se si todos, buscan impunidad y eso se hace para hacer y se hace por algo, utilizan la democracia y el poder para conseguirla y 30 años de democracia no han sido suficientes para que ninguno de los que ha ocupado el poder haya sido capaz de terminar con la impunidad y la oscuridad con que se decide, se legisla y se gobierna. Y eso no es porque sí. Y mientras los políticos y los cargos públicos puedan seguir eligiendo cuando cierran la puerta, cuando hacen salir los micrófonos, qué es secreto, no sabremos quién gobierna, quién decide, por qué lo hace y desde luego España seguirá siendo pasto de la corrupción, la que se ve y la que no se ve. No se cuántos puestos públicos cabría eliminar pero sí se cuántos están sucios y que sólo los más tontos o los más brutos de estos, serán conocidos.
    Si a mi me preguntasen cómo es España, desde un punto de vista político, se lo explicaría así: España es un país tal en que es posible que un presidente de gobierno privatice una empresa pública y después de dejar su mandato, cobre de ella 200000 euros al año como asesor de esa misma empresa. Eso es España.
    Yo no creo que todos los movimientos sociales que reclaman la eliminación de políticos sepan realmente si sobran o no sobran. Lo que sí entiendo es que hay algo inmediato en su comportamiento que consiste, sencillamente, en querer eliminar algo que uno sabe que le está haciendo daño, que es pernicioso, dañino, patológico. Y tengo claro que el sentido de lo que está bien y lo que es intolerable, lo tienen muy bien preservado, el mismo del que los políticos parecen carecer absolutamente y con una desfachatez insultante.
    Así, por ejemplo, la gente conoce que a un funcionario se le exige deber de residencia en el lugar donde trabaja y que no se le compensa cuando debe abandonar su ciudad o su pueblo para ir a trabajar a otra parte y sin embargo, a un diputado se le premia con más dinero público precisamente si no reside donde trabaja, en lugar de someterle sin más a la misma obligación. No sólo eso. La gente ve con auténtico estupor cómo es posible que un presidente de gobierno que vive con todos los gastos pagados en la Moncloa siga recibiendo dietas como si no residiese en Madrid o tuviera que viajar para ir a su lugar de trabajo. O cómo es posible que el pagador, el congreso, el estado, decida voluntariamente no vigilar estas cosas y que sean sus señorías las que voluntariamente decidan si devuelven o no el dinero público indebidamente cobrado. Ve con estupor como , sus señorías de este o y de cualquier otro parlamento o gobierno han acabado aceptando a regañadientes tener que dar cuenta de sus ingresos y su patrimonio, como les ha costado 30 años someterse a esta obligación y como al final lo que resulta no es una investigación de Hacienda sino una declaración de lo más informal en la que pueden mentir como auténticos bellacos sin que nadie verifique su verdad.
    El mismo estupor que sienten cuando ven cómo a ese mismo funcionario se le aplica un rigoroso régimen de incompatibilidades para asegurar que su labor no se pueda ver contaminada por intereses propios o ajenos distintos a los que deben dirigir su ejercicio público y mientras tanto, los mismos que perciben esos principios y esos hechos cuando legislan sobre esta materia, se conceden a sí mismos el derecho a violarlos y pueden ser y tener cuanto quieran mientras ocupan su cargo público. Y lo peor es que, cuanto más pequeño es el poder, cuanto más lejos está de Madrid, todo esto es todavía peor, mucho peor.
    Y la gente percibe con claridad también, cómo la mayor parte de los diputados no asisten a las sesiones y sólo aparecen cuando hay que votar. Y se dan cuenta de que para eso no nos hacían falta y bastaba con ponderar el voto de cada formación política con el resultado obtenido en las elecciones, porque al fin y al cabo, se votan partidos. Y no sirve de nada decir que “estarán haciendo algo” porque la mayoría no lo hace y lo que hace es perfectamente prescindible o irrelevante. Y se da cuenta de que el senado podría no existir y no pasaría nada ni cambiaría nada y que, en consecuencia, es prescindible y accesorio.
    Y como todo esto, ve muchas cosas más. Y eso le hace pensar o desear que sobran, que están de más y que, en realidad, son un problema, una patología de la democracia. Porque están ocupando el poder para que nada cambie y en una sociedad democrática, sólo desde ese poder se puede cambiar lo que está mal o se puede hacer que las cosas vayan mejor. Y porque en realidad sólo son instrumentos de quien verdaderamente decide el futuro del pueblo y del país.

  53. Creo que después de leer todos los comentarios al respecto de esta noticia, sería de agradecer un nuevo post con la corrección de la cantidad de políticos y puestos afines que sí hay en España, tal y como demuestran las aclaraciones de otros ciudadanos. La utilización de cifras erróneas y en otras ocasiones descontextualizadas o fuera de una necesaria ubicación conforme a otros datos, ha hecho y continúa haciendo un gran perjuicio al ciudadano. Un gran ejemplo lo tenemos en la política de Madrid.

  54. Tal vez sea una de esas cosas que diga la gente , pero , al parecer en ciertas(por no decir todas) cajas de ahorros rescatadas y que admite que fueron el problema, habia gente de partidos politicos, (desconozco si tenian algun cargo actualmente todos o ninguno), donde se encontraban todos los partidos, psoe, pp, IU, nacionalistas y tambien sindicalistas, si uno se lee su blog, muchas veces le ha echado la culpa del sistema financiero a la crisis (curiosamente se lo echa a los “bancos” al parecer ignora la diferencia entre banco y caja) , esos politicos o al menos esa gente que pertenecia a partido, era responsable de la actual crsiis (que como digo tampoco se libra iu, pues ha habido gente de iu en las cajas de ahorros ) desde luego a mi si me sobran los politicos de las cajas de ahorros que nos han llevado a esta miseria.

    Me hace “gracia” cuando incluye senadores, diputados provinciales, autonómicos y del congreso, concejales y alcaldes.

    Obviamente, que tambien hay asesores, , direccion de fundaciones dependientes de entes publicos, altos puestos que se colocan por dactilocracia. y pertecientes a partidos politicos

    Si “lo mejor que puede hacer” es sesgar, es mejor que se retire, o que continue en politica, porque las media verdades , se han demostrado muy efectivas…. para verguenza de mcuhos.

  55. Creo sinceramente que la estrategia de eliminar políticos, es una buena escusa para perpetuar un sistema bipartidista. Un sistema que empobrece la democracia. Con la posibilidad de eliminación de grupos minoritarios, nos convertiremos en una sociedad con menos voces públicas y por tanto con menos libertad, una sociedad menos crítica y mas manipulable.
    Pero no podemos olvidar la cantidad de políticos colocados a dedo cuya única virtud es tener el carnet de tal o cual partido, estos asesores son el problema político mas importante desde mi punto de vista, asesores que cobran sueldos públicos que generalmente no producen nada.
    Estos colocados a dedo son los que disparan las cifras, aunque espero que no lleguen al medio millón.
    Por otra parte no hay datos sobre el ahorro al contribuyente de la eliminación del 20 o el 30 % de concejales, diputados y demás.
    Pero imagino que está infinitamente por debajo de las ayudas a la banca.

  56. argumento … es que como se ha cometido el error de dar dinero a las cajas de ahorros.. pues entonces esta “justificado” el dinero de dar dinero politicos sobrantes..

    patetico.

  57. Fernando Urruticechea 26 julio 2012 at 15:14 · · Responder

    Me llama la atención el que se haya editado este blog eliminando los votos a favor y en contra de cada comentario y con ello los colores de los mismos, eliminando los resaltes.
    Alberto ¿es casualidad o ha sido a propósito?

    Insisto con mi mensaje, parafraseando a Clinton:

    Es la corrupción, queridos!

  58. Por el contrario desde 1996 hasta 2005, coincidiendo con la etapa de la burbuja inmobiliaria y una percepción muy positiva de la economía, los políticos estuvieron muy bien valorados

    Ja ja me meo, ningun politica ha pasado del aprobado raspado…

  59. El problema del exceso de políticos que mencionas no son los, según tú, 73500 que elegimos directamente (diputados, senadores, concejales) o indirectamente (alcaldes, presidentes del gobierno, diputados provinciales) sino la cantidad inmensa de asesores, ayudantes, etc de libre designación que eligen los primeros. Estos son los que realmente engordan la nómina de políticos y adelgazan los recursos del Estado y es con ellos con los que hay que acabar porque su puesto debe ser cubierto por un funcionario de carrera y no por el cuñado de un amigo.

  60. En mi humilde opinión la demagogia se ha instalado tambien en los movimientos populares, estoy con Alberto en que la culpa está muy repartida y el blanco fácil son los políticos, pero si los eliminasemos a todos al final nos quedaría una dictadura, que es donde algunos parecen querer llevarnos.

    En algún medio de comunicación (de derechas, como casi todos) ya he visto hacer de ésto una especie de cruzada pidiendo a gritos la llegada de los tecnócratas, que no es mas que el anuncio de la tan deseada por algunos, dictadura del capital.

    Sobran políticos vendidos a los intereses privados, cierto, pero lo que realmente sobra son ricos. Sí, he dicho bien, sobran ricos. ¿Acaso es justo que haya 20, 30, 100 o 1000 trabajadores en una empresa cobrando sueldos miserables por debajo de lo producido para enriquecer a unos pocos?¿Es justo que mientras unos tenemos que trabajar x horas diarias por lo que el empresario estima que merecemos, una minoría recoja todas las plusvalías que generamos los demás? Se dá entonces la paradoja que alguien que trabaja 8 horas y cobra estrictamente por ese horario generando bienes y servicios, está infravalorado al lado de alguien que gana dinero incluso sentado en la taza del water. Al primero se le exije mas y mas preparación, competitividad, etc mientras que al segundo no se le exige nada, es más, se le bajan impuestos, se le conceden privilegios con tal de que no haga lo que los demás tenemos prohibido hacer. Defraudar y llevarse el dinero que otros han ganado con el sudor de su frente.

    Mi conclusión es que los ricos, salvo algunas excepciones (artistas, deportistas y todo aquel que es capaz de reunir a grandes masas por sí solo cobrando a cada consumidor por verles) son socialmente innecesarios, se apropian de los recursos que los demás generamos para acumularlos o jugar en esa ruleta para vagos que se llaman mercados, no producen nada, al contrario, sustraen lo producido por los trabajadores de un pais y luego exigen privilegios para no llevarse el excedente. El chantaje permanente.

    El problema es mas grave de lo que parece, muchos han caido en la trampa de la ilusión de riqueza, quieren ser ricos y dejar de producir para ser receptores netos de riqueza y privilegios, es la trampa mortal del capitalismo. Pero no os engañeis, la mayoría sereis (seremos) eterna clase media en el mejor de los casos, los recursos son limitados y no todos seremos ricos, es mas, cada vez serán menos por la lógica capitalista de acumulación. Una vez que los ricos se sienten como tales, no van a permitir arruinarse y dejar que otros ocupen su puesto como dicta la lógica del capitalismo teórico. ¿La banca y sus cagadas?¿Las pagarán ellos?¿Les veis aceptar su capitalista destino de arruinarse para que otros ocupen su lugar?

    El capitalismo ha fracasado, su ciclo ha acabado, la teoría ha sido barrida y nos encontramos con que el sueño de la burguesía se ha cumplido, ocupar el puesto de la antigua aristocracia. Tan tiránica y cruel como aquella. Hasta que una mayoría no comprenda esto, estamos abocados al fracaso.

    Gracias por leerme.

  61. me culpa,

    Nunca me ha interesado la política y no acababa de entender cuando, siendo más joven, un admirado amigo me explicaba el origen griego de la palabra política: «relativo al ordenamiento de la ciudad», y la nobleza y belleza que el término encerraba, nada más lejos de lo que yo percibía del mundo político.
    Yo era más pragmática y me perdía en lo que, yo creía, eran devaneos filosóficos.
    Yo era más social y me quedaba en la “responsabilidad social”, un término en el que deberíamos ser educados todos.

    Ahora entiendo que ambos términos “político” y “social” deberían ir de la mano, y que hemos mirado hacia otro lado, hemos tolerado y bendecido desmanes por todos conocidos, mientras la situación era buena y había dinero para todos. La política se ha vendido al capital y de alguna manera todos lo hemos hecho, y hemos de asumir nuestra parte.

    Tal vez, no solo deberíamos ser educados en responsabilidad social, sino también en responsabilidad política.

    Bien, no caigamos en trampas populistas, recuperemos al ser político, pero tal y como está la cosa, exigimos regulación y transparencia.

  62. Acabo de ver el video que linka republica bananera. !que bueno¡ Esto lo hacemos aqui, y el 90% de los politicos no se presentan. ¿De donde van a sacar provecho? Que harian estos caras duras que son diputados por una provincia, con piso en Madrid y cobran dietas por desplazamiento? Por ejemplo, ¿la que se jodan?
    Esto es lo que han conseguido, no me fio de ninguno, y eso se lo doy gracias a la crisis. Mientras la cosa iba bien (el pueblo sin agobios) la mayoria de la clase politica hacia lo mismo que ahora pero pasaba desapercibido porque nadie se lo preguntaba. Vivo bien? pues nada!
    Es como tener un deposito de agua lleno de agujeros, mientras llueva (abundancia) se va rellenando el deposito y ya está. Ahora bien, en epoca de sequia (crisis) estos mismos agujeros ya nos preocupan y los tenemos que tapar para no perder mas agua. Asi es la politica, despilfarrar para crearse votos y ahora vienen las consecuencias que tenemos que pagar el pueblo con los recortes que no estan llevando cada vez mas al fondo.Ya no nos alcanza el dinero a final de mes, y en consecuencia hemos recortado muchos gastos, incluso bajo el consumo electrico en Córdoba en plena hola de calor, y al no consumir no movemos la rueda economica, que en definitiva es lo que nos puede mantener a flote manteniendo empleos, incluso creándolos.

  63. Si,sobran todos.

Trackbacks for this post

Dejar un comentario

You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Participa! ¿conoces el trabajo de Alberto Garzón en el Congreso?